(CNN) - Más de 200 genes inusuales resistentes a los antibióticos se hallaron en bacterias "pesadilla" en 2017, según un informe de Vital Signs publicado este martes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

"Me sorprendieron estos números", dijo la doctora Anne Schuchat, subdirectora principal de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

El informe se centró en los gérmenes nuevos y altamente resistentes que aún no se han expandido ampliamente. No obstante, ya se puede encontrar una diversidad de gérmenes resistentes en todos los estados de Estados Unidos.

LEE: Reportan primer caso de gonorrea superresistente

"Dos millones de estadounidenses contraen infecciones por resistencia a los antibióticos, y 23.000 mueren por esas infecciones cada año", detalló Schuchat.

Analizando 5.776 gérmenes resistentes a antibióticos de hospitales y hogares de ancianos, los CDC descubrieron que aproximadamente uno de cada cuatro tenía un gen que ayudaba a propagar su resistencia, mientras que 221 contenía un "gen de resistencia particularmente extraño", dijo Schuchat.

Durante el proceso de seguimiento, casi uno de cada 10 contactos también dio positivo, lo que significa que la resistencia inusual se había extendido a otros pacientes y podría haber seguido propagándose si no se los hubiera detectado, dijo Schuchat. Se desconoce con qué frecuencia los "portadores asintomáticos" transmiten la enfermedad a personas no infectadas.

"Esto no fue solo un problema en uno o dos estados", dijo Schuchat, y agregó que los 221 genes raros se encontraron en 27 estados a partir de muestras de infección que incluían neumonía, infecciones del torrente sanguíneo e infecciones del tracto urinario.

Debido a que este fue el primer año de pruebas de genes inusuales, los CDC no tienen datos de tendencias, dijo Schuchat, pero espera que este no sea el "comienzo de un aumento inevitable".

¿Qué es una bacteria "pesadilla"?

En 1988, los funcionarios de salud de Estados Unidos descubrieron que algunos gérmenes dentro de una familia de bacterias, Enterobacteriaceae, podían producir una enzima capaz de descomponer los antibióticos comunes. En 2001, los gérmenes habían comenzado a evolucionar, volviéndose más resistentes a los carbapenémicos y otros antibióticos. Estas Enterobacteriaceae resistentes a carbapenémicos, o CRE, llamadas "bacterias pesadilla" por los CDC, se propagaron rápidamente en EE.UU. y en todo el mundo.

Hoy en día, los CDC promueven una "estrategia de contención" agresiva que incluye pruebas de detección rápida y otras para reducir la propagación de la resistencia a los antibióticos.

LEE: Un niño argentino murió por ameba 'come cerebros'; es el primer caso en el país

"Las estimaciones de los CDC muestran que, aunque solo sea un 20% de efectividad, la estrategia de contención puede reducir el número de casos de 'bacterias pesadilla' en un 76% en un período de tres años en un área", dijo Schuchat.

El Dr. Jay Butler, director médico del estado de Alaska, dijo el martes que el informe sugiere que "lo que hacemos puede marcar la diferencia".

Mientras los funcionarios de salud pública se concentran en protocolos de contención, cada uno de nosotros puede ayudar a limitar la resistencia a los antibióticos al mantener nuestras manos limpias y desinfectar los cortes, recomiendan lo CDC.

Además, es importante hablar con los proveedores de atención médica sobre la prevención de infecciones a través de vacunas y otras medidas, al tiempo que les informa si usted ha sido tratado en otra instalación o país.

LEE: Mujer muere por bacteria 'comecarne' en casa inundada