(CNN) - El nuevo juicio a Bill Cosby empezó este lunes en Pensilvania, marcando la primera vez que el caso del comediante regresa a la corte desde que el movimiento #MeToo empezó hace seis meses.

Cosby, de 80 años, enfrenta tres cargos de asalto indecente agravado. Él se ha declarado no culpable de las acusaciones.

El núcleo del juicio es el duelo dinámico de opiniones encontradas entre Cosby y Andrea Constand, una exempleada de la Universidad de Temple, que dice que Cosby la drogó y luego abusó de ella en su casa en 2004.

Los abogados de Cosby han argumentado que él y Constand tuvieron una relación sexual consensuada. Casi que sin ninguna evidencia forense, el caso de la Fiscalía se basa en Constand y su testimonio. La defensa de Cosby planean tratar de socavar su testimonio argumentando cuán “avara” fue ella en un acuerdo civil con Cosby en 2006.

Justo antes de que Cosby llegara a la corte, una manifestante desnuda con la consigna “Women’s Live Matter” (La vida de las mujeres importa) escrita en su cuerpo, saltó una barrera cerca a Cosby y empezó a cantar. La mujer fue derribada y detenida por la policía.

Bill Cosby, al centro, mira a una manifestante que fue detenida en los matorrales después de que él llegara al juicio por abuso sexual en la corte del Condado Montgomery, Pensilvania, el 9 de abril de 2018. (Crédito: Corey Perrine)

Se esperaba que los argumentos de apertura iniciaran a las 9 a.m., pero se demoraron porque la corte debió lidiar con un potencial problema de uno de los jurados del caso. Los abogados defensores presentaron una moción el viernes para descartar a uno de los jurados. Ellos dicen que él hizo un comentario indicando que el ícono de la televisión es culpable.

Este es el segundo juicio para Cosby por estos cargos. En junio pasado, el juzgado del condado de Montgomery, Steven O’Neill, declaró el juicio nulo cuando los jurados no pudieron alcanzar un veredicto unánime sobre alguno de los cargos contra Cosby.

Pero este caso es diferente en varias maneras respecto al juicio anterior, tanto legal como culturalmente. Las acusaciones contra Cosby se remontan a hace más de una década, pero el juicio tiene lugar en un momento cultural muy diferente al que tomó lugar el primer juicio hace un año.

El asenso del movimiento #MeToo, liderado por mujeres que denunciaron casos de acoso y abuso, ha causado que pesos pesados del entretenimiento como Harvey Weinstein, Matt Lauer y Kevin Spacey, caigan en desgracia. Aún así aunque aquellas estrellas hayan enfrentado repercusiones profesionales, Cosby es actualmente la única celebridad que enfrenta cargos criminales.

Bill Cosby, el comediante que alguna vez fue conocido como el “papá de Estados Unidos” por su rol de Cliff Huxtable en “El Show de Cosby”, pondrá al movimiento #MeToo en una importante prueba legal.

Si es condenado, Cosby enfrentar más de 10 años en prisión.