Washington (CNN) - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no asistió este sábado al funeral de la ex primera dama Barbara Bush. En su representación, estuvo presente su esposa, la primera dama Melania Trump. 

La Casa Blanca anunció el jueves en un comunicado que Trump no asistiría a la ceremonia en Houston, Texas, para "evitar interrupciones y por respeto a los familiares y amigos de la ex primera dama.

"La primera dama Melania Trump asistirá al funeral de Barbara Bush el sábado en representación de la primera familia. Para evitar interrupciones debido a la extensa seguridad, y por respeto a la familia Bush y sus amistades, el presidente Trump no acudirá", dijo la Casa Blanca.

La primera dama de EE.UU. Melania Trump asistió al funeral de la ex primera dama Barbara Bush. (Photo by Brett Coomer – Pool/Getty Images)

El presidente Trump ofreció sus condolencias a la familia Bush el miércoles, al comienzo de una declaración conjunta con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

Barbara Bush, dijo Trump, fue una "maravillosa, maravillosa persona" y "un titán en la vida estadounidense".

La seguridad en el funeral en la iglesia de St. Martin en Houston ya se había reforzado por la presencia anunciada de los expresidentes George H. W. Bush y George W. Bush - esposo e hijo de Barbara Bush –, además de Bill Clinton y Barack Obama. Las ex primeras damas Michelle Obama, Laura Bush y Hillary Clinton también estuvieron presentes.