Mohamed Fahmy estuvo detenido por más de 400 días en Egipto junto con dos colegas (AFP/Getty Images/Archivo).

(CNN) - El periodista Mohamed Fahmy, de Al Jazeera English, demandó a la red de noticias por 100 millones de dólares en daños punitivos y correctivos por presunta negligencia e incumplimiento de contrato, según Fahmy y sus abogados anunciaron el lunes.

Los abogados de Fahmy, Joanna Gislason y Gary Caroline, presentaron la demanda el 5 de mayo en el Tribunal Supremo de Columbia Británica en Canadá, dijeron en una conferencia de prensa en El Cairo.

Fahmy, un egipcio-canadiense, fue detenido con otros dos periodistas de Al Jazeera durante más de 400 días en Egipto luego de que se presentaran cargos contra ellos y otras personas por pertenecer a una organización terrorista —la Hermandad Musulmana— acusándolos de amenazar la seguridad nacional de Egipto, de transmitir noticias falsas y otros delitos.

Fueron declarados culpables y condenados a pena de prisión, pero una corte de apelaciones en Egipto ordenó un nuevo juicio, liberando a los periodistas bajo fianza a principios de este año.

Según sus abogados, Fahmy acusa a la red de "negligencia épica" por informarle mal sobre su estatus legal en Egipto y por transmitir sus informes en su canal egipcio Jazeera Mubashir Masr, el cual fue prohibido por un tribunal egipcio por supuestos reportajes partidistas a favor de los Hermanos Musulmanes. Él dijo que Al Jazeera no pagó sus gastos legales en su totalidad luego de que el buscara un abogado diferente al que la red había contratado. Al Jazeera ha negado esa afirmación.

"Mohamed Fahmy es un periodista profesional. Él entiende que existe riesgo cuando sale al campo. No estamos hablamos de eso aquí", según dijo Gislason, abogada de Fahmy, el lunes en El Cairo. "Al Jazeera no solo deja de proteger a estos periodistas, sino que los pone en peligro. La misma Al Jazeera contribuyó al daño que sufrieron. Los puso en peligro".

Un portavoz de Al Jazeera se refiere a las afirmaciones como algo "triste".

"Es triste ver que Fahmy y su abogada repitan las críticas que las autoridades egipcias hicieron contra Al Jazeera", dijo el portavoz. "Eso es lo que sus captores quieren oír en esta etapa del nuevo juicio. Todos los gobiernos cuentan con medios de prensa que les desagradan, pero no utilizan argumentos falsos para enviar a los periodistas a la cárcel. Si Fahmy quiere buscar una compensación monetaria de cualquier persona, debería pedírsela a sus carceleros".

Durante todo el tiempo que estuvo en prisión, Fahmy había descrito el caso como politizado y como parte de una disputa entre Egipto y Qatar, el cual es propietario de la red basada en Doha.

Fahmy lo amplió más el lunes, señalando que durante su encarcelamiento, se enteró de que la red había suministrado cámaras para los miembros de los Hermanos Musulmanes y simpatizantes, además de que usaron su secuencia de imágenes sin citar la fuente. "Esto no es periodismo, es propaganda", dijo Fahmy.

Su nuevo asesor jurídico egipcio, Mohamed Hamouda, también habló en la conferencia de prensa en El Cairo y señaló lo que el equipo de Fahmy ve como los aspectos políticos del caso.

"Desde el punto de vista de quienes lucharon contra los Hermanos Musulmanes... y el terrorismo que vimos cuando Egipto estaba en sus manos y su intento de dictadura religiosa, el canal Al Jazeera era la mano derecha e izquierda del grupo (Hermanos Musulmanes)", les dijo Hamouda a los reporteros. "Al Jazeera siempre ha sido el brazo que mueve las operaciones extremistas y las operaciones del golpe de estado... no con el fin de buscar la democracia como los occidentales quieren, sino que buscan el predominio regional de un estado pequeño".

Fahmy agregó: "Gran parte de la investigación que he hecho dentro y fuera de la cárcel realmente ha contribuido mucho a lo que estoy diciendo hoy en cuanto a afirmar claramente que Al Jazeera Mubashir no solo es partidista, sino que son patrocinadores de los Hermanos Musulmanes".

Al Jazeera no solo deja de proteger a estos periodistas, sino que los pone en peligro. La misma Al Jazeera contribuyó al daño que sufrieron. Los puso en peligro

Joanna Gislason, abogada del demandante