(CNN) - El hermano mayor de Salah Abdeslam –el hombre que es perseguido internacionalmente por su presunta participación en los ataques terroristas de París la semana pasada– instó el martes al sospechoso a entregarse a las autoridades.

"Le diría que se entregara. Esa es la mejor solución", le dijo Mohamed Abdeslam a Erin Burnett de CNN. "Pero, por supuesto, si tiene algo que ver con esto, debe aceptar la responsabilidad".

La petición vino cuando una fuente cercana a la investigación le dijo a CNN que existe una "fuerte suposición" de que otro sospechoso relacionado con los ataques está prófugo, además de Abdeslam.

El otro hermano de Abdeslam, Ibrahim, de 31 años de edad, fue uno de los seis terroristas que bien podría haberse suicidado o haber sido asesinado por la policía en una serie de ataques coordinados a través de la capital francesa el viernes por la noche, en donde al menos 129 murieron y cientos más quedaron heridos.

"Estas no son personas normales", dijo Mohamed Abdeslam, de 29 años de edad, al referirse a sus hermanos. "No puedes dudar de que han sido preparados, que no deben dejan ningún rastro que pueda causar sospecha de que podrían hacer tales cosas. Y aunque los veías todos los días, su conducta era bastante normal".

La policía detuvo a Salah Abdeslam, de 26 años de edad, horas después del ataque, en un automóvil en camino hacia la frontera belga pero lo dejaron ir porque aparentemente todavía no lo habían vinculado a la operación terrorista.

Los sospechosos fueron interrogados por las autoridades belgas en febrero.

Tanto él como Ibrahim eran conocidos previamente por las autoridades: el fiscal belga Eric Van Der Sypt le dijo a Ivan Watson de CNN que la policía interrogó a los hermanos Abdeslam en febrero.

"Ibrahim trató de ir a Siria y fue enviado de vuelta por los turcos a principios de 2015", dijo Van Der Sypt. "Fue después de eso que lo interrogamos".

El fiscal dijo que ambos hermanos fueron liberados después de que negaron que querían ir a Siria.

Él dijo que las autoridades belgas también intentaban mantener vigilado a Bilal Hadfi, uno de los terroristas suicidas que atacaron fuera del Estadio de Francia, según varias fuentes. "Sabíamos que (Hadfi) estaba en Siria", dijo Van Der Sypt. "Pero lo que no sabíamos es que aparentemente estaba de regreso ya que se inmoló en París. Pero no teníamos conocimiento de que había regresado a Europa".

Ninguna de la personas identificadas hasta el momento en los ataques de París ha estado en las listas de vigilancia de Estados Unidos, le dijeron varios oficiales estadounidenses a CNN, lo que hace que se planteen interrogantes acerca de qué tan eficaces son Estados Unidos y sus aliados para rastrear combatientes extranjeros que viajan a Siria e Iraq.

'En guerra' y con lanzamientos de ataques aéreos

Al declarar que el país está "en guerra", el presidente francés, Francois Hollande ha propuesto extender el estado de emergencia por un período de tres meses, junto con nuevas leyes antiterroristas de gran alcance.

Las fuerzas de seguridad llevaron a cabo más de 128 nuevas redadas en todo el país durante la noche, dijo el ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, el martes durante una entrevista radial.

Mientras tanto, fuera del país, los aviones de combate franceses han lanzado oleada tras oleada de ataques aéreos en los últimos días en al Raqa, la capital de facto de ISIS, al norte de Siria, y una importante operación policial belga se llevó a cabo el lunes en la base de operaciones de Abdeslams en Molenbeek, un suburbio de Bruselas con un historial de vínculos con conspiraciones terroristas islamistas.

Las autoridades belgas dicen que dos hombres fueron detenidos el fin de semana en Molenbeek en conexión con los ataques y ahora están bajo arresto por "tentativa de terrorismo y participación en las actividades de un grupo terrorista".

Detrás de la pista del presunto autor intelectual

Antes de los atentados de París, Francia y sus aliados habían tratado de enfocarse en un prominente miembro del ISIS quien se cree que ha planificado el asalto a la capital francesa, dijo una fuente cercana a la investigación francesa.

Las agencias de inteligencia occidentales han tratado de rastrear a Abdelhamid Abaaoud, un ciudadano belga quien se cree que está en Siria, pero no fueron capaces de localizarlo, le dijo la fuente el martes a CNN.

Abaaoud había estado implicado en la planificación de una serie de ataques y conspiraciones terroristas en Europa Occidental antes de los ataques de París.

Se cree que él es cercano al líder de ISIS, Abu Bakr al-Baghdadi, y fue vinculado a un plan para atacar a la policía belga que fue frustrado en enero. Desde entonces, ha aparecido en la revista en línea de ISIS en idioma Inglés. Su paradero actual es desconocido.

Una de las voces escuchadas en un video difundido por ISIS afirmando su responsabilidad es la de Fabien Clain, un operativo francés de alto nivel de ISIS, le dijo a CNN una fuente de seguridad francesa que está al tanto de la investigación.

Tim Lister y Margot Haddad contribuyeron desde París; Nima Elbagir desde Bruselas; Jethro Mullen escribió desde Hong Kong; Kevin Conlon, Ashley Fantz, Catherine E. Shoichet y Brian Walker escribieron desde Atlanta.

Tim Lister y Margot Haddad contribuyeron desde París; Nima Elbagir desde Bruselas; Evan Perez y Shimon Prokupecz desde Washington; Jethro Mullen escribió desde Hong Kong; Kevin Conlon, Ashley Fantz, Catherine E. Shoichet y Brian Walker escribieron desde Atlanta.