CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Arte

El arte de la guerra: nueva representación gráfica de la lucha de Siria del artista Imranovi

Por Heenali Patel

Londres (CNN) –– Un perfil irregular de Bachar al Asad, formado por las ruinas bombardeadas de Homs, se sitúa frente a un fondo gris desolado.

Este es el Modern Face of Syria (Rostro moderno de Siria) según el artista sirio Imranovi. La imagen es la pieza central de su primera exhibición individual en Londres, y parte de una colección de gráficos sobre la destrucción de su país natal a manos de, como él lo ve, un hombre:

“Es todo a causa de él. Este hombre todavía está gobernando el país, aún está en el poder. Él es la razón principal, pero todos lo han olvidado. Ahora toda la atención está en ISIS“.

En la serie, cada pieza se enfoca en la causa, el efecto o la solución del conflicto sirio que ha durado cuatro años.

“La causa está representada en Microscopic Genocide, Voting Centre y The Thinker (Genocidio microscópico, Centro de votación y El pensador), en donde la opresión estaba en su peor momento previo a la erupción de la revolución. Los efectos son piezas sobre la muerte, el hambre y las masacres. La solución se llama Tamer. Incluso si creas un monstruo con armas, la futura generación sabrá cómo manejarlo”.

Imranovi, quien actualmente vive en los EAU, dice que comenzó a crear la colección tras la Masacre de Hula en 2012:

Un incidente sumamente horrible me condujo a hacer este arte. Fue una masacre. No fue la primera… pero fue la primera donde vi las imágenes, contra niños en Homs”.

“La obra de arte Medals (Medallas) se trata de la cantidad de muertes durante nueve meses; más de 30.000 personas. Por esto, él obtiene una medalla. Y luego otra por la más horrible situación que se vivió… esta masacre de Hula. Y las dos últimas por la destrucción de todo lo que era sagrado para las personas… las mezquitas y las iglesias”.

 Inicios revolucionarios 

Imranovi comenzó a hacer arte cuando la revolución siria se arraigó en su ciudad natal de Damasco. Impulsado por un profundo odio contra el régimen de Bashar Al-Assad, el trabajó en línea con un grupo clandestino de artistas y activistas.

“Yo estaba haciendo gráficos animados sobre lo que sucedía, por qué nos sublevamos y lo que él está haciendo en nuestra contra. Pasé varios meses en Siria en protesta; lo que experimentamos fue una verdadera libertad. Eso fue hace tres años”.

Siete meses después de que empezó la revolución, Imranovi recibió la orden de unirse al ejército del régimen. Se le obligó a enfrentarse a una dura elección. “Alistarme significa que tengo que dispararle a los civiles o ser fusilado”.

Salió de Siria por los EAU y comenzó a trabajar como animador, pero está preocupado por su familia que todavía vive en Damasco.

“Todo está todavía bajo el control del régimen, lleno de barricadas. Hay muchísimas redadas en las casas y simplemente encarcelan a quienes encuentran. Eso es lo que sucedió con mis dos tíos. Y con mi padre. Se lo llevaron detenido pero recientemente encontramos su imagen como una de las personas que murieron bajo tortura”.

Representación artística del conflicto en arte 

La exposición de Modern Face of Syria actualmente es organizada por Art Represent en Londres, un emprendimiento de una plataforma artística dedicada a mostrar obras de artistas afectados por los conflictos.

El fundador, Baidu Gonkar, dice: “Contactamos a Imranovi por primera vez en Facebook. En muchas ocasiones, los artistas en conflicto intentan mostrar sus obras a través de las redes sociales. Sobre todo, ayudamos a nuestros artistas vendiendo sus obras en línea”.

“Con esta exposición, queríamos traer un rostro más humano a las noticias y mostrar un lado diferente del conflicto y las personas en Siria. Con mucha frecuencia, en realidad hablamos de ellos sin pensar en ellos como individuos”.

Más recientemente, Imranovi creó su obra de arte “Deluge” (Diluvio) para la inauguración de la exposición. Como una representación de sirios en un barco que flota entre los escombros de la guerra, esta obra representa un cambio en el enfoque de su trabajo hacia las personas que desesperadamente intentan escapar.

“Lo triste es que no puedo hacer algo que represente el nivel de sufrimiento que ellos enfrentan”, dice. “Me culpo porque no puedo diseñar ni encontrar alguna idea que se ajuste a este nivel. Cuando ves la imagen real, esta simplemente anula todo lo demás”.

“Ahora, el propósito de mi arte es decir: piensa, solamente piensa en estas personas. Enséñale a tus hijos, enséñale a tu familia o encuentra alguna organización que ayude a estos refugiados. Si puedes hacer algo al respecto, hazlo por favor”.