Ted Cruz ha criticado de forma constante a los grandes medios de comunicación de EE.UU.

(CNN) - Ted Cruz recargó el martes municiones para dispararle a su ogro favorito, los medios de comunicación establecidos, después de que el Washington Post representara a sus dos hijas pequeñas como pequeños monos que apoyaban la postulación de su padre.

El martes por la noche, la reacción frente a la tira cómica había crecido al punto en que el Post quitó la imagen y la sustituyó con una nota del editor.

Ann Telnaes, una humorista del Post, dibujó una animación del aspirante presidencial republicano en un traje de Santa Claus, con dos criaturas de sombrero, después de que la familia animosamente apareció en una parodia de un anuncio en televisión que salió al aire durante el programa "Saturday Night Live" de este fin de semana.

En el spot de 90 segundos titulado: "Cruz Christmas Classics" el cual había recibido casi 1,5 millones de visitas para el martes por la tarde, las hijas y la esposa de Cruz, Heidi, leían un libro infantil navideño ficticio mientras que estaban sentadas en el sofá.

Cruz rápidamente arremetió contra la caricatura del Post.

"Como suele ser su estilo. @washingtonpost se burla de mis hijas. Continúen atacándome a mí... Caroline y Catherine están fuera de sus límites", tuiteó Cruz el martes.

Hasta Marco Rubio, quien ha estado enmarañado fuertemente con Cruz durante varias semanas, salió en su defensa.

"La tira cómica del Washington Post de las hijas de @tedcruz es de mal gusto. Que el Post diga que los niños son 'juego limpio' es incluso peor", tuiteó.

Cruz después le agradeció por el tuit.

"Gracias @marcorubio, aprecio tu amable apoyo. Ambos somos padres con niños pequeños y las cosas ya son lo suficientemente difíciles para ellos", tuiteó Cruz.

El exgobernador de la Florida, Jeb Bush, también se puso de parte de Cruz y Rubio, refiriéndose a la tira cómica como un "error" y dijo el miércoles por la mañana que la familia deberían estar "fuera de los limites".

"Yo también soy padre y he estado en la vida pública y estoy totalmente de acuerdo", dijo Bush en "Fox & Friends". "Esto está fuera de límites y Ted Cruz estaba en su completo derecho al sentirse indignado, me alegra que el Washington Post quitara la tira cómica".

Inclusive Donald Trump arremetió contra el diario.

No obstante, Telnaes defendió su tira cómica en Twitter.

"Ted Cruz ha colocado a sus hijas en un anuncio político... no empiecen a gritar cuando los caricaturistas editoriales también las dibujen", escribió.

Ella agregó que Cruz habia hecho que ahora sus hijas fueran blancos aceptables para la sátira.

"Cuando un político usa a sus hijos como accesorios políticos, como Ted Cruz lo hizo hace poco en su video de una parodia navideña en la que su hija mayor leía (con la floritura dramática de su padre) un pasaje editado de un clásico navideño, entonces pienso que ellas son un juego limpio", escribió.

Cruz frecuentemente menciona a sus hijas de segundo grado en su discurso de campaña, el cual también ridiculiza con frecuencia la cobertura de Cruz en publicaciones nacionales prominentes como el Post y el New York Times. Cruz a menudo bromea con que los reporteros y editores "se registrarán para recibir terapia" cuando sea elegido porque se sentirán sumamente angustiados.

En lugar de la tira cómica, el editor de la página editorial del Post, Fred Hiatt, escribió en una publicación la razón por la que la habían quitado.

"Generalmente, la política de nuestra sección editorial ha sido dejar a los niños afuera de ella. Fue mi error no ver la tira cómica antes de que se publicara. Entiendo por qué Ann pensó que se podía pensar que en este caso podría hacerse una excepción, pero no estoy de acuerdo".

Más tarde, Cruz respondió con su propia propuesta de caricatura.

El revuelo podría resultar un imán para recaudar fondos a favor de Cruz, quien cuenta con una base sólida de donantes de cantidades bajas. Unas cuantas horas después de que la tira cómica desapareció del sitio web, Cruz mandó un correo a su lista de partidarios en el que les pedía una "donación de emergencia" con la esperanza de recaudar 1 millón de dólares en las siguientes 24 horas.

Los medios a menudo chocan con los políticos que tratan proteger a sus hijos de la cobertura de la prensa. Jenna y Barbara Bush, las hijas del presidente George W, Bush, atrajeron la cobertura de los medios a principios de la presidencia de su padre cuando fueron tomadas por sorpresa con licor. Además, el presidente Barack Obama ha tratado de mantener a sus hijas de 17 y 14 años fuera del alcance de los medios.