CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

¿Podrán las películas chinas competir con Hollywood?

Por Matt Rivers

(CNN)– Un hombre anciano llora de dolor durante un brutal interrogatorio en la China de la década de 1940. A una corta distancia, una mujer solloza afuera de un antiguo palacio chino.

Un poco más abajo de ella un batallón del ejército se precipita a la batalla y justo alrededor de la esquina, un mártir es ejecutado durante la dinastía Qing.

Si pudieras ignorar las cámaras cinematográficas y las plataformas de iluminación en realidad podrías pensar que habrías retrocedido en el tiempo.

Pero, en realidad, acabas de llegar a Hengdian World Studios, el mayor complejo de estudios cinematográfico de China. Docenas de películas y programas de televisión son producidos afuera de sus instalaciones a lo largo del año.

La mayoría de los sets son réplicas históricas de épocas pasadas.

Por ejemplo, un pueblo de la dinastía Qing o una calle de Hong Kong de la década de 1940. Incluso hay una réplica a escala de la famosa Ciudad Prohibida de Beijing.

Lista para la expansión global

Se trata de producción de películas a una escala china, la cual podríamos decir que es grande y está en constante expansión.

En el 2015, las películas de fabricación china recaudaron más de 4.000 millones de dólares, un aumento de casi 70% respecto al año anterior, de acuerdo con Artisan Gateway, una consultora de cine asiático.

“La economía se ha desarrollado y la gente se está haciendo más rica”, dijo Zhang Pu’an, un director de cine que habló con CNN mientras filmaba su último proyecto en Hengdian.

“Así que están gastando cada vez más dinero en entretenimiento. Es inevitable”.

Zhang, quien ha dirigido películas durante 20 años, recuerda cuando ese no era el caso. Ahora, dice que la industria cinematográfica china está lista para expandirse a nivel mundial.


Dos actrices caminan a través de un set en Hengdian World Studios cuando CNN visitó el 29 de diciembre de 2015.

Una mayor huella

La huella de China en Hollywood está creciendo.

El martes, Dalian Wanda Group, el gigante del sector inmobiliario y de entretenimiento chino, compró una participación mayoritaria en Legendary Pictures, un estudio importante de Hollywood que financió películas como “Mundo Jurásico”.

El acuerdo asciende a un total de 3.500 millones de dólares y es el más grande de su tipo”.

Durante el anuncio, Wang Jianlin, presidente de la compañía y el hombre más rico de China, dijo que la adquisición permitirá una mayor distribución de las películas chinas a las audiencias internacionales.

Tomando en cuenta que Wanda también es propietaria de AMC Theatres, la segunda mayor cadena cinematográfica de Estados Unidos, es el tipo de acuerdo que podría ayudar a introducir películas de producción para un público diferente.

“Si quieres ganar dinero, tienes que lograr que a la gente le guste tus películas”, dijo Wang el martes.

“Actualmente, las películas de producción china no generan suficiente interés en Estados Unidos para mostrarlas allí. Para que eso suceda, las películas chinas tendrán que encontrar maneras de entretener a las audiencias estadounidenses. Así es como simplemente funciona este proceso”.


Un actor en un set de una dinastía Qing en el sitio más grande de producción cinematográfica de China, el 29 de diciembre de 2015.

Metas altas

Beijing permite un número limitado de películas extranjeras en China cada año. El año pasado, se recaudaron alrededor de 2.500 millones de dólares. Pero de las películas más taquilleras, solo tres provenían del extranjero.

A Rápidos y Furiosos 7, a la última entrega de Los Vengadores: La Era de Ultrón, y a Mundo Jurásico les fue bien, pero ninguno recaudó más en los cines chinos que Monster Hunt, una comedia de producción china.

“Hollywood está altamente industrializada, pero no será el número uno durante mucho tiempo”, dijo Zhang, el director.

Sin embargo, para competir con Hollywood, China tendrá que comenzar a exportar sus películas en todo el mundo.

El acuerdo del martes solo es el inicio. Tendrá que construir sus propias mega-estrellas y generar ganancias similares a las de “Star Wars”.

Para China, al menos por ahora, esos son objetivos muy altos que están demasiado lejos.