Ocupantes armados queman basura mientras ocupan una reserva natural en Burns, Oregon. La protesta. El grupo de manifestantes tenía ocupado el lugar desde el 2 de enero. (Crédito: ROB KERR/AFP/Getty Images)

(CNN) - La gobernadora de Oregón, Kate Brown, ya está harta.

Brown públicamente desahogó su frustración el miércoles en relación al grupo armado de manifestantes que había tomado una reserva natural federal en el condado de Harney, al sureste del estado. Pero también está harta de la respuesta de las autoridades federales ante la ocupación y los instó a ponerle fin.

"Hasta ahora, los residentes del condado de Harney han sido ignorados y desatendidos por la respuesta de los funcionarios federales", dijo Brown durante una conferencia de prensa. "Este espectáculo de anarquía debe terminar. Hasta que el condado de Harney no se libre de eso, no dejaré de insistir que los funcionarios federales hagan cumplir la ley".

Costos en aumento

Al parecer, vigilar a los ocupantes no es barato. Las casi tres semanas de ocupación le han costado a Oregón unos 300.000 dólares, dijo Brown. Ella quiere un reembolso por parte del gobierno federal para esos costos cada vez mayores.

Kristen Grainger, directora de comunicaciones de Brown, dijo que los costos relacionados con la ocupación incluyen de todo, desde llevar fuerzas de seguridad adicionales hasta comida.

"Con el fin de mantener la seguridad pública... múltiples entidades locales de seguridad de todo el estado, así como agentes de policía del estado de Oregón, se están coordinando con el alguacil del condado de Harney para proveer agentes adicionales", dijo Grainger en el comunicado. "El estimado de 100.000 dólares a la semana representa los costos laborales, lo cual incluye horas extra, reembolso de gastaos de viaje, alojamiento y comidas para los agentes".

Comenzó con una marcha

El grupo de manifestantes, liderado por Ammon Bundy, ha ocupado la Reserva Nacional de Malheur desde el 2 de enero para protestar contra las políticas federales de tierras.

Bundy, hijo del controvertido ranchero de Nevada Cliven Bundy, y otros empezaron la protesta por la condena de Dwight Hammond y su hijo Steven, dos rancheros condenados por provocar un incendio en tierras federales de Oregón.

Sin embargo, una marcha en apoyo a los Hammond condujo a la ocupación armada de la reserva, donde los ocupantes condenaban lo que ellos llaman extralimitación del gobierno cuando se trata de tierras federales.