CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Moda

Dinero, fama y raza: la industria del modelaje al desnudo  

Por Angelica Pursley

(CNN) — La industria del modelaje nunca está alejada de la controversia. Ya sea el ascenso (o rechazo) de las ‘tallas grandes’, las frustraciones cada vez mayores ante una falta de diversidad dominante o los eternos temores sobre la salud y el peso, ha habido mucho de qué hablar en los últimos años.

Podría decirse que las modelos en sí ahora son más francas que nunca a través de las redes sociales, y las entidades que son parte de la industria han estado tomando decisiones importantes en varias áreas de preocupación. Pero, ¿quiénes son los que están tras bambalinas?  

Los directores de casting, a menudo silenciosos pero poderosos, los encargados de las reservas y los agentes cuyo trabajo es encontrar a la próxima modelo importante y quienes trabajan directamente con los hombres y mujeres cuyas imágenes llegamos a ver como algo conocido.  

Hablamos con algunas de las figuras más prominentes de la industria para averiguar cómo los temas de diversidad, tecnología, nuevas directrices y demanda están afectando su negocio.  

Diversidad  

Al final de la temporada pasada, The Fashion Spot preparó un informe en el que analizaba la diversidad en las pasarelas. En Nueva York, Londres, París y Milán el 77,6% del tiempo las mujeres en la pasarela eran blancas. Nueve York fue el precursor de la diversidad, luego vino Londres, París y Milán.
 
Angus Munro es el cofundador de la prestigiosa agencia AM Casting con sede en Nueva York. Su portafolio incluye portadas para i-D y Dazed & Confused, campañas para empresas como Dior y Kenzo, y la selección de modelos para los espectáculos de moda de Rick Owens y Kanye West. Él hace eco de las estadísticas: “Sin lugar a dudas, el problema de la diversidad es uno de nuestros desafíos más importantes. El hecho de que haya un problema en absoluto es una vergüenza insondable. Sin embargo ha habido un avance”.
 
En Londres, Sarah Bunter, una directora de casting que trabaja con figuras como Matthew Miller, Peter Jensen y Kenzo por medio de su compañía Bunter Casting, ha perdido trabajo debido a su posición acerca de la diversidad: “Ha habido pocos casos. En uno de ellos, perdí el trabajo inmediatamente por tratar de discutir el tema”.  

Carole White, fundadora de Premier Model Management.

Carole White, fundadora de Premier Model Management.

Pero parece que los tiempos pueden estar cambiando. En términos de estadísticas, la diversidad en las pasarelas mejora un poco cada temporada. Carole White, exmodelo y cofundadora de Premier Model Management, la cual ayudó a lanzar las carreras de Naomi Campbell, Christy Turlington y Linda Evangelista, está de acuerdo: “Efectivamente creo que la industria está aceptando a distintas razas mucho más, y también puedes ver que las tallas están cambiando. Cuando empecé en este negocio, una 34B era la talla más grande de pecho (si eras copa C no se hablaba al respecto). Ahora a menudo nos piden DD, así que los pechos son importantes en ciertos elementos del mercado”.  

Los famosos y las redes sociales  

No debería sorprender que las redes sociales han cambiado totalmente la manera en la que las agencias y los clientes promocionan sus productos. “Los clientes usan las redes sociales como el nuevo medio de publicidad”, explicó Carole White. “Las modelos que tienen un alto número de seguidores son elegidas por los clientes, ya que ellas llegan a determinada audiencia que saben, se interesa en sus productos… La cantidad de seguidores que tienen es una moneda y se negocia como tal”.  

Por supuesto, las cuentas de redes sociales más exitosas en la moda ahora mismo tienden a ser manejadas por las modelos no tradicionales. Recientemente hemos visto el auge de las modelos que son celebridades: primero Cara Delevingne y ahora Kendall Jenner (responsable de la publicación de Instagram con más ‘me gusta’) y Gigi Hadid.  ¿Cómo responden a esto las agencias?  

Angus Munro: “Mi trabajo es entregar lo que una marca quiere sin importar mi opinión personal. Creo que algunos proyectos necesitan una celebridad o una modelo que es celebridad. Pero hace no mucho tiempo, las más exitosas eran famosas por ser modelos increíbles a las que las personas anhelaban ver, no los fenómenos de redes sociales. Dicho de esta forma, yo preferiría mucho más ver una campaña de Kate Moss que una de Gigi Hadid. Una es un ícono de la moda; la otra es un ícono creado por el Internet”.  

Tecnología  

El exgerente de fondos de cobertura, Peter Fitzpatrick, inició el servicio Swipecast, con sede en Nueva York, en 2015. Conocida como el “Uber para las modelos”, la aplicación respondía directamente a la forma en la que las redes sociales ya han cambiado lo que las marcas buscan. Fitzpatrick vio una brecha en términos de las herramientas disponibles: “Si bien la tecnología ha ayudado a llevar mayores eficiencias a otras industrias como el transporte, la hospitalidad, la música y el cuidado de la salud, ha habido muy poca innovación en la industria de la moda”.  

Fundada por Peter Fitzpatrick, Swipecast es una aplicación que pone a las modelos directamente en contacto con las marcas.  

Fundada por Peter Fitzpatrick, Swipecast es una aplicación que pone a las modelos directamente en contacto con las marcas.  

Swipecast pone a las modelos directamente en contacto con las marcas, lo que interrumpe el sistema tradicional que argumenta que esto empodera a las mujeres, lo que da lugar a que ellas sean remuneradas más equitativamente. Debido a que la explotación financiera es considerada como un asunto importante en la industria, este parece ser un beneficio clave, ya que las tarifas de registro supuestamente son 30% menos que las agencias tradicionales. Desde sus inicios, ellos ahora tienen casi 1.500 usuarios activos en la aplicación, distribuidos entre clientes y modelos, y tienen 10.000 usuarios más en lista de espera.  

Sin embargo, algunas personas en la industria no están convencidas: “Parece una manera bastante peligrosa para que una modelo consiga trabajo. Aparte de los aspectos de seguridad actuales, las modelos no saben o no entienden cómo negociar como agentes. Así que en mi opinión, no les trae mucho beneficio”, dice Carole White.  

Sin embargo, según Peter Fitzpatrick, Swipecast está “introduciendo filtros para actividad inapropiada, un equipo que se reúne en el sitio con los clientes y clasificaciones de dos vías con una política de un fallo. Nuestro objetivo es añadir la transparencia que es tan necesaria a una industria que, desde el punto de vista histórico, no ha hecho lo suficiente en esta área”.  

Demanda y tendencias
 

Bunter Casting es una agencia de casting en Londres fundada por Sarah Bunter.  

Bunter Casting es una agencia de casting en Londres fundada por Sarah Bunter.  

Sarah Bunter explica las tendencias actuales: “Es muy variado y cambia continuamente. La ‘autenticidad’ es un tema común: las marcas y los diseñadores saben que sus imágenes, y por lo tanto sus modelos, deben verse genuinas. Los clientes quieren asegurarse de que su integridad, y el mensaje de su marca, sea claro a lo largo del proyecto, y esto incluye a las modelos.  

Las tendencias para que las marcas soliciten un estilo que provenga más de la calle han ayudado con el ascenso y éxito de las agencias más pequeñas y dedicadas como AMCK, Milk, Established, Tomorrow is Another Day y Named, entre otras. Sin embargo, por supuesto, este es un enfoque más realista para los hombres, ya que las demandas sobre la apariencia de una mujer a menudo son más estrictas.  

Normalmente, cuando los clientes insisten en verdaderamente elegir a alguien de la calle (sin usar personas que buscan talento o agencias más pequeñas), es porque habrá mucha utilización de las imágenes, pero ellos no quieren gastar más presupuesto.  

Salud y nuevos principios  

En diciembre del año pasado, Francia aprobó un proyecto de ley que prohibía a las modelos “excesivamente delgadas” y les exigía que presentaran un certificado médico si su peso era puesto en duda. Además, todas las imágenes en las que las modelos hubieran sido alteradas de manera digital deberían ser identificadas de esa forma. Italia, España e Israel han legislado sobre las modelos demasiado delgadas en el pasado.  

Sin embargo, no todos creen en la legislación: “Nadie quiere ver a modelos poco saludables que promocionen marcas o contribuyan a que los jóvenes tengan imágenes corporales inalcanzables. Pero creo que un cuerpo saludable, delgado y bien proporcionado hace que la ropa se vea mejor en las pasarelas. Conozco muchas chicas que definitivamente no tienen trastornos alimenticios y son naturalmente delgadas, quienes están muy preocupadas por el impacto que estos principios podrían tener en sus carreras”.  

La alternativa frente a esto es tener un sistema que promueva la auto regulación a través de talleres y educación, adoptada por el Consejo Británico de la Moda, el Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos y el Instituto Danés de Moda. Según la Carta de ética de la moda danesa, las marcas deben llevar a cabo evaluaciones psicológicas y físicas para detectar las señales de trastornos alimenticios o problemas de salud mental. De igual forma, el BFC y el CFDA no tienen restricciones en cuanto al peso de la modelo, sino promueven la auto regulación a través de talleres y educación.  

Carole White comentó lo siguiente: “Creo que nosotros, como agentes, somos sumamente cuidadosos sobre la conciencia que las modelos tienen de la dieta y el estado físico… La mayoría de las chicas delgadas son jóvenes y simplemente así de delgadas.   Tienen el metabolismo rápido a esa edad. Creo que los medios han exagerado la talla cero a lo largo de los años, así que el público ahora relaciona la delgadez con la enfermedad… En cuanto a enfoque de París, veamos cómo funciona. No estoy realmente segura, si una chica es delgada, ¿qué haría una carta para que ganara curvas?  

Hombres vs. mujeres  

La industria del modelaje es famosa como una de las únicas áreas donde a los hombres les pagan menos que a las mujeres. Aparte de la ocasional excepción, como Lucky Blue Smith, los modelos sin duda tienen menos poder de estrella y atracción social que sus homólogas.  

Angus Munro se lamenta de la desigualdad: “No puedo entender cómo a los modelos les siguen pagando una fracción de lo que sus homólogas hacen por exactamente el mismo trabajo. Si la situación fuera a la inversa, habría una protesta. Esto es completamente innecesario y ofensivo”.  

Sin embargo, Bunter ve aspectos positivos en la industria de los hombres en el modelaje: “El surgimiento de la semana de la moda de hombres en Londres parece promover una idea mucho más saludable; a los hombres en general se les anima a que tengan cualidades muy positivas: seguros, amables, a que tengan carácter, a que se mantengan en forma. También se permite más diversidad en cuanto a la forma del cuerpo en la ropa para hombres: por lo general dentro de un conjunto, en una agencia, el tamaño de la cintura de los modelos puede variar de 66 cm a 83 cm. No hay necesidad de separar a los hombres con base en su talla.   ¿Alguna vez has visto imágenes de modelos hombres ‘talla grande’?
 
En general, los modelos ganan menos que las chicas, así que esto, combinado con requisitos más relajados, parece crear menos presión para ellos. La actitud distinta del consumidor en la ropa para hombres crea una industria más racional y en general más tranquila. Las chicas trabajan más arduamente en un período de tiempo más corto, conscientes de que sus carreras no durarán de la misma forma; necesitamos pensar acerca de por qué la carrera de una modelo tiene menos longevidad”.  

El futuro  

Entonces, ¿qué le depara el futuro a la industria? Le preguntamos a nuestros expertos…  
Angus Munro: “En general pienso que sin duda será algo positivo… Me encantaría ver algo de lealtad hacia las buenas modelos que están allá afuera y menos desesperación por tener caras nuevas todo el tiempo”.  

Sarah Bunter: “Mi esperanza es que los consumidores se den cuenta de que ellos también tienen el poder, así que si no te gusta lo que una marca hace, o la imagen que representas, no compres sus productos. La moda no siempre debería ser económica y no siempre debería ser rápida”.  

Carole White: “Todo es tan rápido y va a un ritmo tan acelerado que el mundo tiene avaricia por ver qué vendrá después. Me pregunto qué será”.