(CNN) – Aunque la toma de rehenes en la prisión James T. Vaughn Correctional Center en Delaware (Estados Unidos) ya terminó y el penal se encuentra bajo control, el incidente dejó una víctima mortal. El Departamento de Cárceles de ese estado informó que uno de los funcionarios del centro carcelario, que estaba retenido, fue asesinado.

"A las 5:06 de la mañana, la Policía de Delaware pudo alcanzar el Edificio C. Uno de los rehenes, empleada del Departamento de Cárceles (DOC, por sus siglas en inglés), fue rescatada de manera segura y está siendo examinada en un hospital local. Está alerta y hablando. Sin embargo, el rehén restante, también un empleado de DOC, fue encontrado inconsciente al momento de ingresar. Fue declarado muerto a las 5:29 am ", explicó en una declaración la entidad a la que pertenecían los guardias.

"El Departamento de Corrección sigue operando bajo procedimientos de emergencia", añadió el comunicado.

Los funcionarios estuvieron en poder de los reclusos por casi un día, hasta que fueron rescatados. Según las primeras declaraciones, la toma de rehenes ocurrió a las 10:30 de la mañana, hora del este, e inicialmente fueron 4 los guardias del penal que estaban retenidos. Desde el momento en que se conoció la situación, las autoridades intentaban negociar su rescate.

Esta es la cárcel de hombres más grande del estado de Delaware y el miércoles fue bloqueada por la Policía para responder ante la toma de rehenes. Por precaución, las otras cuatro prisiones en Delaware también quedaron bajo bloqueo.