(CNN) - El doctor Ronny Jackson, médico de la Casa Blanca que la semana pasada declaró al presidente de Estados Unidos Donald Trump "en excelente estado de salud", brindó más detalles sobre el examen médico del mandatario durante una sesión informativa este martes.

MIRA: Así calificaron la salud mental y física de Trump: ¿pasó la prueba?

Trump pesa 239 unos 108 kilogramos, dijo el médico y tiene una estatura de poco más de 1,88 metros, por lo que cae justo dentro del rango de "sobrepeso" en el índice de masa corporal.

Trump y su médico discutieron su dieta y ejercicio durante el examen físico de la semana pasada y se propusieron perder entre 4 y 7 kilos.

"Se beneficiaría con una dieta baja en grasas y carbohidratos", dijo Jackson a los periodistas en la Casa Blanca.

Jackson dijo que la frecuencia cardiaca en reposo de Trump es de 68 latidos por minuto y la presión arterial de 122/74.

El propio presidente decidió qué hacer público, de acuerdo con las reglas de privacidad médica. Él no ha estado dispuesto en el pasado a divulgar información que los candidatos y presidentes normalmente revelan, como sus declaraciones de impuestos. Pero durante la campaña de 2016 autorizó a su médico personal a divulgar información médica.

LEE: Esta es la prueba cognitiva que pasó el presidente Trump

Trump jugó al golf en 90 días de su primer año de mandato.

El resumen del Bornstein incluyó análisis de colesterol (HDL 63, LDL 94, triglicéridos 61), presión arterial (116/70), azúcar en la sangre (99) y resultados normales de exámenes de hígado, tiroides, corazón y colon.

También dijo que Trump toma Crestor, una estatina reductora del colesterol, una dosis baja de aspirina para prevenir ataques cardíacos, antibióticos para tratar la rosácea de la piel, y Propecia para la calvicie.

Jackson realizó el examen físico anual este viernes en el Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Maryland.

El viernes por la noche, la Casa Blanca emitió un comunicado de Jackson, que también realizó el último examen presidencial de Barack Obama, que indicó que el examen fue "excepcionalmente bien" y describió la salud de Trump como "excelente".

Exámenes físicos presidenciales anteriores también han incluido detalles de estilo de vida como la dieta y rutinas de ejercicios. No se sabe que Trump se ejercite más allá de las caminatas cortas. Utiliza un carro cuando juega al golf.

No se sabe que su dieta haya cambiado desde los platos altos en calorías que ha favorecido en el pasado: bistec bien hecho con salsa de tomate, pastel de carne, hamburguesas, helado de vainilla, ensaladas con aderezo de queso azul y pastel de chocolate. Sin embargo, evita el tabaco y el alcohol.