(CNN) — Hace sólo cinco semanas, un joven armado mató a 17 de sus compañeros de clase y profesores en una escuela y cambió el curso de sus vidas. Este fin de semana, los estudiantes de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas lideraron una histórica marcha por el control de armas, la llamada Marcha por Nuestras Vidas.

Así es cómo lo estudiantes de Parkland, Florida, pasaron de sufrir una gran tragedia a crear un movimiento masivo.

MIRA: Cientos de asistentes comparten abrazos en Parkland en la Marcha por Nuestras Vidas

Actuaron inmediatamente

En los días posteriores al tiroteo del 14 de febrero, los estudiantes dejaron claro que sus pensamientos y rezos no eran solo para ellos: querían soluciones legislativas concretas a la epidemia de tiroteos masivos y el final de la influencia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés).

En un mitin en Fort Lauderdale, la estudiante Emma González llamó mentirosos a los políticos que dijeron que ninguna ley podría prevenir una masacre.

"Tal vez los adultos se han acostumbrado a decir 'es lo que es', pero si nosotros los estudiantes hemos aprendido algo, es que si no estudias, fracasarás", dijo González. "Y en este caso, si activamente no haces nada, la gente continuamente termina muerta, así que es hora de empezar a hacer algo".

Sus compañeros insistieron en que el tiempo para actuar era ahora, y eso les podría ayudar a curarse. Adoptaron el grito de la manifestación #NeverAgain ("Nunca Más"). Un movimiento naciente acababa de formarse.

Interactuaron con los medios

Los medios de noticias nacionales fueron hasta Parkland para cubrir el tiroteo. Encontraron sobrevivientes dispuestos a revivir los momentos más terribles de sus vidas y conectarlos con políticas sobre la violencia con armas de fuego.

MIRA: Exalumnos de la escuela de Parkland apoyan la Marcha por Nuestras Vidas

David Hoggs, que aspiraba a ser periodista de televisión, y González, presidenta de la Alianza Gay-Heterosexual de su escuela, se mantuvieron equilibrados y elocuentes mientras respondían a las preguntas de los periodistas.

Miles de personas se congregaron en la Pennsylvania Avenue en la Marcha por Nuestras Vidas para pedir mayor control de armas. (Crédito: Win McNamee/Getty Images)

Miles de personas se congregaron en la Pennsylvania Avenue en la Marcha por Nuestras Vidas para pedir mayor control de armas. (Crédito: Win McNamee/Getty Images)

Anunciaron sus planes de una gran marcha

Ya el 18 de febrero, los estudiantes avisaron: planeaban marchar por sus vidas en Washington el 24 de marzo.

Desde el principio, se comprometieron a poner las voces de los estudiantes en el centro como sobrevivientes de la violencia de las armas y como futuros votantes e invitaron a los adolescentes de todo el país a que se unieran a ellos.

La marcha tenía tres demandas:

– La aprobación de una ley que prohibiera las armas semiautomáticas
– Parar la venta de cartuchos de alta capacidad
– Implementar leyes que requieran control de antecedentes para todas las compras de armas

Mira cuánta gente salió a las calles de EE.UU. en la Marcha por Nuestras Vidas

Recaudaron fondos

Una campaña de GoFundMe para apoyar la manifestación consiguió más de 1,7 millones de dólares en tres días además de dos millones de euros de donaciones privadas de personalidades de Hollywood, incluyendo a George y Amal Clooney, Oprah Winfrey, Steven Spielberg y Jeffrey Katzenberg.

Estos fondos son los que hicieron posible la marcha del día 24 de marzo, pagando los suministros, equipos y coordinación del evento masivo. Para el domingo, más de 42.000 personas habían donado cerca de 3,5 millones.

Ilusionaron con pequeñas victorias

Mientras que algunas víctimas de la masacre seguían hospitalizadas y comenzaban los funerales, los estudiantes llegaron en autobús a la capital del estado para un día de 'lobbying'.

La experiencia les motivó en diferentes direcciones, y muchos continuaron luchando con los padres de la escuela a nivel estatal por leyes de control de armas más estrictas. No consiguieron la prohibición de la venta de armas semiautomáticas que querían, pero les alentó las medidas contra la NRA del gobernador, Rick Scott, como aumentar la edad mínima para comprar armas.

Que algunas compañías cortaran lazos con la NRA fue también una victoria para el movimiento. En la sede de CNN, ellos tuvieron un cara a cara con el senador Marco Rubio y la vocera de la NRA, Dana Loesch, sobre las leyes de armas.

Mientras, ellos siguieron presionando al gobierno federal para la aprobación del control de antecedentes universal.

El 14 de marzo, un mes después de la tragedia, montones de estudiantes a lo largo de Estados Unidos salieron de clase en honor a las 17 víctimas y aseguraron que pedían un cambio en el contexto de la violencia de las armas.

MIRA: Alumna de Manhattan en paro estudiantil: No tengamos miedo de expresar nuestras opiniones

Agradecieron el apoyo

Mientas que los partidarios de #NeverAgain fijaron su punto de mira en la manifestación de Washington, las organizaciones asociadas crecieron

Giffords, un grupo en defensa de la seguridad en las armas, proporcionó transporte hasta Washington a los estudiantes y sus familias con la ayuda del presidente ejecutivo de New England Patriots, Robert Kraft.

Everytown for Gun Safety proporcionó recursos logísticos para las marchas en Atlanta, Chicago, Columbus, Milwakee y Nueva Orleans. La organización dijo que también había dado becas a más de 200 organizadores locales en el país. Además ayudó en el transporte de estudiantes a Washington desde algunas ciudades como Boston, Baltimore o Nueva York.

En el mundo del entretenimiento, Miley Cyrus, Ariana Grande, Jennifer Hudson, Común, Demi Lovato y Vic Mensa se comprometieron a actuar.

Mientras tanto, las personas en la capital de la nación echaron una mano. Once de la zona metropolitana de Washington se unieron para encontrar viviendas gratuitas para los participantes de fuera de la ciudad. El ThinkFoodGroup del chef José Andrés y varios restaurantes de Washington ofrecieron comida gratis y con descuento a los estudiantes que marcharon.

Invitaron a más voces

El día antes del mitin, David Hogg dijo que el mayor error de los medios al cubrir el tiroteo de la escuela fue "no dar voz a los estudiantes negros".

Cuando subieron al escenario en la Marcha por Nuestras Vidas, Hogg y sus compañeros de clase se aseguraron de no cometer el mismo error. Los oradores de Chicago, Brooklyn y Los Ángeles también aparecieron en el escenario para describir cómo la violencia armada afectó a sus comunidades.

Entre otras voces estaba la de Yolanda Renee King, nieta de Martin Luther King. La niña, de nueve años, dijo que, como su abuelo, ella tenía un sueño: "suficiente es suficiente".

Yolanda Renee King, nieta de Marthin Luther King, en la Marcha por Nuestras Vidas acompañada de Jaclyn Corin, sobreviviente de la matanza de Parkland. (Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images)

Yolanda Renee King, nieta de Marthin Luther King, en la Marcha por Nuestras Vidas acompañada de Jaclyn Corin, sobreviviente de la matanza de Parkland. (Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images)

Animaron a todo el mundo a ir a la marcha

Los estudiantes invitaron a otros a unirse a ellos y proporcionaron un conjunto de herramientas para ayudar a las personas a organizar sus propias marchas. Más de 800 grupos marcharon en ciudades de EE.UU. e internacionalmente, incluso en Londres, Madrid, Roma y Tokio.

MIRA: La Marcha por Nuestras Vidas en distintos lugares alrededor del mundo

"Esto no es solo en Parkland", dijo en Boston Leslie Chiu, graduada de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas. "Es en cada comunidad, especialmente en esas de color... esto no es un momento. Esto es un movimiento".

Prometieron que vendrán más

Los activistas estudiantiles de todo el mundo están pidiendo otra huelga nacional el 20 de abril, el 19º aniversario del tiroteo en la escuela secundaria Columbine. La Red para la Educación Pública exhorta a las personas en el mismo día a llamar la atención sobre la seguridad escolar a través de paros, sentadas o mítines.

#NeverAgain está dirigiendo su atención a las elecciones de noviembre para expulsar a los políticos que no apoyen la reforma de la ley de armas. "Se han acostumbrado a proteger su posición, la seguridad de la inacción", dijo Hogg a la multitud en Washington el sábado.

"A los políticos apoyados por la NRA que permiten la matanza continua de nuestros hijos y nuestro futuro, les digo que preparen sus currículums".