(CNN) - Un abogado holandés vinculado con el expresidente adjunto de la campaña de Trump, Rick Gates, fue sentenciado a 30 días en prisión y se le ordenó pagar una multa de 20.000 dólares luego de admitir haberle mentido al equipo del fiscal especial para investigación de la la trama rusa, Robert Mueller.

Alex van der Zwaan es la primera persona en ser sentenciada en la investigación de Mueller por la intromisión en la elección presidencial de 2016.

MIRA: El Departamento de Justicia autorizó al fiscal especial Mueller para investigar presunta colisión de Paul Manafort con los rusos

Alex van der Zwaan.

Él se declaró culpable de mentirle al equipo de Mueller en febrero y enfrentaba una pena de hasta seis meses en prisión.

Este martes en la mañana, los abogados de Van der Zwaan pidieron que no se enviara a prisión a su cliente, quien estuvo la mayor parte del tiempo con sus labios fruncidos, encorvado en la mesa de la defensa.

El acusado leyó unas pocas palabras de contrición escritas en un papel.

“Lo que hice estuvo mal”, dijo él. También se disculpó.

Van der Zwaan encubrió sus discusiones con Gates y un empresario asociado en Ucrania en septiembre de 2016, mientras que la campaña de Donald Trump estaba en pleno apogeo. El abogado también admitió haberles mentido a los investigadores sobre no haberles entregado las comunicaciones de correo electrónico al equipo del fiscal especial y a su firma de abogados mientras cooperaba con Mueller en la investigación del lobby extranjero a Gates y a Paul Manafort.Van der Zwaan es la cuarta persona en declararse culpable en la investigación de Mueller luego del exasesor de campaña George Papadopoulos y el exconsejero de seguridad nacional Michael Flynn se declararan culpables de mentirles a los investigadores el año pasado. Además, un proveedor en línea de usuarios falsos se declaró culpable de fraude de identidad en febrero. Más adelante Gates se acogió a un acuerdo de culpabilidad y ha estado cooperando con los investigadores.

Mueller también acusó a 13 ciudadanos rusos por su trabajo al influenciar la elección presidencial de 2016 a través de redes sociales.

A diferencia de otros acusados, Van der Zwaan no se acogió a un acuerdo de cooperación con la oficina del fiscal especial.

— Marshall Cohen de CNN contribuyó con este reporte.