CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
China

Beijing habría retirado sus misiles de la disputada isla del mar del sur de China

Por James Griffiths

(CNN) — Beijing pudo haber retirado sus sistemas de misiles de una disputada isla en el mar del sur de China incluso cuando acusó a Estados Unidos de enviar “armas de ataque” a la región.

El despliegue de un número de sistemas de misiles en las islas Spratly y Paracel, en mayo, provocó un reproche airado por parte de Washington por la “militarización” de Beijing en el mar, parte de cuya soberanía es reclamada por China.

El movimiento fue seguido por una exhibición aérea de un bombardero B-52 sobre Spratlys esta semana, que según Estados Unidos, fue parte de una “misión de entrenamiento rutinaria”.

ImageSat International dice que China removió sus lanzadores de misiles de la disputada isla Woody en el mar del sur de China. En esta imagen se aprecia la remoción de los sistemas SAM de la isla, el año pasado.

Nuevos análisis de la firma de inteligencia israelí ImageSat International (ISI) sugieren que el sistema de misiles chino pudo haber sido removido o reubicado.

El miércoles, Beijing dijo que era Estados Unidos y no China, el que estaba militarizando la región.

“Espero que Estados Unidos pueda explicárselo a todo el mundo: ¿No es militarización cuando envías armas de ataque como bombarderos B-52 al mar del sur de China? ¿Estaban allí los B-52 por libertad de navegación y sobrevuelo? Si alguien frecuentemente flexiona sus músculos o husmea cerca a tu casa, ¿no elevarías tu nivel de alerta y mejorarías tus capacidades militares?”, dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Hua Chunying, en una conferencia de prensa.

“China no se sentirá intimidada por aviones o barcos. Solo seremos más firmes en nuestra determinación de tomar todas las medidas necesarias para salvaguardar nuestra soberanía y seguridad, así como mantener la paz y estabilidad en el mar del sur de China”, agregó.

Sistemas de misiles

Imágenes satelitales mostraban previamente varios lanzadores de misiles y sistemas de radar en la costa de la disputada isla de Woody en la cadena Paracel, cubierta por redes de camuflaje.

Ahora han desaparecido, en lo que ISI dice podría indicar una decisión por parte de Beijing de removerlas, o redespegarlas a otras partes del mar del sur de China.

“Por otro lado, puede ser una práctica regular”, dice la firma. “Así que, en los próximos días podemos observar un redespliegue en la misma área”.

Otros analistas concuerdan. Dicen que esta movida se pudo haber dado porque los misiles no eran aptos para el despliegue pues podrían ser vulnerables al daño con agua salada, y por tanto, pueden haber sido reemplazados o enviados a reparación.

ISI dice que el sistema de misiles pudo haber sido removido como parte de una rutina de procedimiento.

Aumento de tensiones

En los últimos meses, funcionarios estadounidenses han dicho que el Ejército chino ha desplegado misiles antibuques, sistemas de misiles tierra aire, y dispositivos de bloqueo electrónicos a la disputada región de las islas Spratly en el mar del sur de China.

China también llevó recientemente un bombardero aéreo H-6K con capacidad nuclear a la Isla Woody por primera vez.

Después de que Estados Unidos planteara objeciones sobre el despliegue de lanzadores de misiles a Spratlys, China dijo que se agregaron a las islas “instalaciones de defensa nacional necesarias”, y reiteró la “indisputable soberanía” de Beijing sobre el territorio.

Tanto EE.UU. como China han intensificado sus actividades en el mar del sur de China.

En respuesta, Estados Unidos desinvitó a China de un gran ejercicio marítimo en el Pacífico en el que participaron más de 20 países, en lo que un analista describió como una demostración de que “los días de apaciguamiento han terminado”.

“A pesar de que China asegura lo contrario, la ubicación de esos sistemas de armas está vinculado directamente al uso militar con propósitos de intimidación y coerción”, dijo el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, durante la cumbre en Singapur esta semana.

“No se equivoquen: Estados Unidos está en [la zona] indopacífica para quedarse. Es nuestro auditorio principal”, agregó Mattis.

Otros delegados a la Cumbre Regional de Defensa también expresaron preocupaciones sobre el aumento de actividad de China en el mar del sur del China y sus intentos para irrumpir lo que se conoce como “el orden basado en las reglas”.

— Begona Blanco Muñoz, Sarah Faidell, Steven Jiang, Joshua Berlinger y Ryan Browne de CNN contribuyeron con este reporte.