(CNN Español) - 2018 podría superar los récords de homicidios históricos de México si la tasa en el número de delitos sigue creciendo a un ritmo acelerado según lo muestra el más reciente reporte de seguridad ciudadana.

En mayo de este año se registró el número más alto de homicidios en lo que va corrido del año, según el más reciente informe del gobierno dado a conocer esta semana.

El informe muestra que en mayo de 2018 se registraron en México 2.890 homicidios dolosos. En el mismo mes de 2017 la cifra fue de 2.194 y en mayo de 2016, el número de estos delitos fue de 1.736, según cifras oficiales.

En mayo de 2018 se reportaron 24.004 delitos contra la vida y la integridad, que incluye actos delictivos como homicidios, lesiones personales y feminicidios, según el reporte Víctimas de Delitos del Fuero Común publicado el 20 de junio.

La cifra es preocupante considerando que entre enero y mayo de 2018 se reportaron 13.298 homicidios dolosos y la cifra reportada en 2017 en ese mismo periodo de tiempo fue de 9.945, y en los primeros cinco meses de 2016 hubo 7.656 homicidios dolosos.

"Lo que encontramos es que este año va a ser todavía más violento. Este año romperá con la tasa de homicidio de los últimos años", le dijo a CNN en Español Francisco Rivas, director del Observatorio Nacional Nacional Ciudadano, una organización que monitorea la incidencia en la violencia en el país.

En 2017, México rompió el récord en su tasa de homicidios siendo la más alta desde 1997.

Rivas dice que la violencia exacerbada en México responde a la implementación de "estrategias equivocadas" para combatir y reducir los delitos, cuyo resultado es el aumento de la comisión de delitos.

"Todo este conjunto de cosas nos lleva a poder afirmar que evidentemente hay una carencia de rumbo, que no ha habido una estrategia, que no ha habido ni siquiera consecuencias ante una estrategia que no da resultados", dijo Rivas. "En otro país tendríamos renuncias, el Congreso estaría levantando la voz y aquí, pues parece ser que ni la sociedad está escandalizada".

Delitos como las lesiones y los delitos contra la libertad personal también aumentaron en mayo respecto a los primeros meses de 2018.

El aumento en la violencia ha quedado registrada en una muy sangrienta campaña electoral que entre septiembre de 2017 y el 26 de mayo de 2018 dejó al menos 102 asesinatos de políticos en todo el país. Y aunque la Secretaría de Gobernación, que se encarga de la seguridad de los candidatos, rechazó cualquier tipo de violencia contra los candidatos, la cifra va en aumento a medida que se acerca la elección general del 1 de julio. La Fiscalía ha dicho que adelanta las investigaciones.

Esa cifra reportada en mayo de 2018 por Etellekt, una consultora de análisis de riesgo y manejo de crisis con sede en Ciudad de México, aumentó en un 385% respecto al proceso electoral de 2015.

“Entonces este conjunto de situaciones nos lleva a lo que estamos viendo el día de hoy que es un aumento desmedido de violencia en un contexto donde no solo el delito ha crecido sino que va a continuar creciendo y están creciendo cada vez más”, dice Rivas.

Para Rivas, “hay delitos que disparan delitos”, pues donde se presentan delitos como el narcomenudeo, o el robo de hidrocarburos, hay “modificaciones en el comportamiento delictivo”.

“Yo creo que hoy estos son los principales delitos que se deben combatir… esos delitos que disparan otros delitos, que aumentan la corrupción, que descomponen las comunidades”, puntualiza el experto.