(CNN) – La vida de Aretha Franklin terminó en medio del cariño y consuelo de sus seres queridos, según revelaron familiares y amigos de la legendaria cantante.

Vaughn Franklin, sobrino de la artista, le dijo a CNN que ella estuvo “rodeada por mucho amor” mientras su vida se apagaba. “La familia estuvo ahí”, relató. “Solo ver su transición desde la que estuve con ella la semana pasada hasta donde se encontraba después fue impresionante”.

“No puedes describirlo con palabras”, añadió. “Simplemente te partía el corazón”.

Aretha Franklin, de 76 años, murió este jueves a causa de un cáncer de páncreas avanzado.

Su familia agradeció a los amigos y fanáticos por el apoyo mientras la cantante recibía cuidados paliativos. “Estamos profundamente conmovidos por las increíbles muestras de amor y apoyo que hemos recibido de amigos cercanos, seguidores y fanáticos de todo el mundo”, señaló la familia en un comunicado posterior a la muerte de Franklin.

“Gracias por su compasión y sus oraciones. Hemos sentido su amor por Aretha y nos reconforta saber que el legado de ella seguirá vivo. Mientras atravesamos nuestro duelo, les pedimos que respeten nuestra privacidad durante este difícil momento”, agregó la familia.

En los días previos a su muerte, Franklin recibió visitas de algunos de sus amigos famosos, como el reverendo Jesse Jackson y el cantante Stevie Wonder.

El actor y exesposo de Franklin, Glynn Turman, la visitó con Wonder y le dijo a la revista People que él había sostenido “su frágil, frágil brazo”.

“Pude sentir su pulso, que era fuerte”, dijo Turman. “Así que ella siguió luchando hasta el último momento”.

Y añadió que la mujer con quien estuvo casado entre 1978 y 1984 siempre fue una guerrera y una persona fuerte. “Su pulso me dijo que ella no estaba en actitud de rendirse. Ella iba a luchar hasta el final”, comentó.

Turman indicó que con Franklin mantuvieron una amistad después del divorcio y que solían hablar por teléfono. Y aseguró que recordaría su humor y terquedad: “Ella era obstinada y difícil de persuadir. Cuando se le metía algo en la cabeza, prácticamente podías olvidarte de intentar cambiarlo”.

La expareja de la cantante dijo que ella no pudo hablar cuando la visito, pero que sabía que él y Wonder estaban ahí. “Y pudimos alimentarnos de ese reconocimiento, alimentarnos del momento en que ambos nos dimos cuenta de que el tiempo era extremadamente valioso en ese punto”, comentó. “Así que fue un momento lleno de cierres”.