(CNN) - Donald Trump, presidente de Estados Unidos, se disculpó ante el nuevo juez de la Corte Suprema Brett Kavanaugh por "el terrible dolor y sufrimiento" que él y su familia se vieron "obligados a soportar" durante su proceso de confirmación, en una ceremonia de juramentación en la Casa Blanca, este lunes por la noche.

"Aquellos que dan un paso adelante para servir a nuestro país merecen una evaluación justa y digna, no una campaña de destrucción política y personal basada en mentiras y engaños", sostuvo el mandatario.

"Lo que le sucedió a la familia Kavanaugh viola toda noción de justicia, decencia y debido proceso", continuó el presidente.

Trump dijo que un hombre o una mujer en este país "siempre debe presumirse inocente hasta que su culpabilidad sea probada".

LEE: La mayoría rechaza a Kavanaugh, pero su popularidad crece entre los republicanos, según encuesta de CNN

"Usted, señor, bajo un escrutinio histórico, resultó inocente", le manifestó Trump a Kavanaugh. La investigación del FBI sobre las acusaciones contra Kavanaugh no corroboró las acusaciones que enfrentaba el ahora juez, pero fue criticada por los demócratas por no ser una investigación completa.

La ceremonia tuvo lugar en la Sala Este, el mismo lugar donde el Presidente anunció la nominación de Kavanaugh por primera vez hace 13 semanas.

Donald Trump y Brett Kavanaugh, durante la juramentación de este. (Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images)

Kavanaugh fue confirmado por el Senado este sábado, obteniendo 50 votos a su favor, la menor cantidad de votos que haya recibido un juez de la Corte Suprema en la era moderna. El proceso se vio empañado por acusaciones de agresión sexual y mala conducta conocidas semanas antes de que los senadores emitieran sus votos. Él negó todas las acusaciones.

Horas antes este lunes, Trump afirmó que las acusaciones contra Kavanaugh eran un "engaño establecido por los demócratas". También culpó a la gente "malvada" por poner a Kavanaugh en una "situación vergonzosa" durante su proceso de confirmación.

Durante su discurso en la ceremonia de juramentación, Kavanaugh señaló que el proceso en el Senado lo puso a prueba, pero no lo cambió. "Mi enfoque para juzgar sigue siendo el mismo", dijo.

LEE: No podemos dejar que Trump y Kavanaugh sean la cara de Estados Unidos, dice Alyssa Milano

Kavanaugh enfatizó que será un juez "independiente" e "imparcial" en el tribunal más alto del país. "La Corte Suprema es una institución legal, no es una institución política o partidista. Los jueces no se sientan en lados opuestos de un pasillo", insistió.

Allie Malloy y David Shortell, ambos de CNN, contribuyeron a este informe.