(CNN Business) - Toma una guerra comercial con China, mezcla las relaciones económicas con Canadá y Europa, agrega las alzas en las tasas de la Reserva Federal y esto es lo que obtienes: una recesión para 2020.

MIRA: ¿Qué guerra comercial? Las exportaciones chinas aumentan... por ahora

Así lo dice Ronald Temple, jefe de capital estadounidense de Lazard Asset Management.

Le dijo a CNN Business que las políticas proteccionistas del presidente Donald Trump pueden conducir a una profunda desaceleración de la economía, particularmente porque estas escaramuzas comerciales coinciden con el aumento de las tasas de interés.

"Una recesión en el corto plazo no es inevitable, pero el riesgo de una para 2020 ha aumentado sustancialmente en los últimos meses", dijo Temple. "Elimine las guerras comerciales de la mesa y eso reduce significativamente el riesgo de recesión".

Pero es probable que Estados Unidos sobreestime cuánto necesita importar China de Estados Unidos, dijo.

MIRA: La guerra comercial afectará el crecimiento económico de EE.UU. y China el próximo año, alerta el FMI

China tiene más opciones que antes, y la postura de línea dura de la administración Trump hace que sea más probable un estancamiento prolongado.

"Los días en que podríamos tener un acuerdo comercial donde China simplemente compre más cosas de Estados Unidos probablemente quedaron atrás", dijo. "Es difícil saber cómo China y Estados Unidos pueden llegar a un punto medio común en el comercio".
Temple dijo que Estados Unidos, al igual que el resto del mundo, tienen quejas legítimas con China, particularmente cuando se trata del robo de propiedad intelectual de China y de las estrictas restricciones a las compañías extranjeras que hacen negocios allí.

Estados Unidos necesita una "postura unificada" en China

Es por eso que a Temple le preocupa el duro trato de los aliados de la administración Trump.

Estados Unidos puede lidiar de manera más efectiva con China al trabajar con Europa, Canadá, Australia, Japón y el resto del mundo desarrollado en una posición unificada, dijo Temple.

"Si es China contra todos, entonces China tiene que encontrar la manera de acomodarse", dijo Temple. "Pero hemos fragmentado una coalición potencial en lugar de construir una".

Dijo que los recientes acuerdos con México y Canadá podrían no haber sido suficientes para aliviar completamente las tensiones causadas por las tarifas de automóviles, acero y aluminio.