CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
India

La tribu que se cree que mató a un misionero estadounidense es considerada “la más aislada del mundo”

Por Euan McKirdy, Sugam Pokharel

(CNN) — La tribu que aparentemente mató al estadounidense John Allen Chau, en la remota isla Sentinel del Norte, en la Bahía de Bengala, es uno de los pueblos más aislados del resto del mundo.

John Allen Chau, un aventurero y misionero estadounidense, se cree que murió a manos de una tribu aislada en el archipiélago de Andaman.

Los sentineleses, como se les conoce, están protegidos por las leyes indias para preservar su forma de vida y protegerlos de las enfermedades modernas, ante las cuales no tienen defensas.

Las leyes que prohíben a los forasteros acercarse a cinco millas náuticas de la isla también son para proteger a los extraños debido a que la tribu, que ha vivido en la isla durante decenas de miles de años, tiene una historia de repeler por la fuerza a los forasteros.

Su población se ha reducido en los últimos años, pero una cifra precisa es difícil de obtener debido a que los sentineleses solo pueden ser observados desde cierta distancia por los peligros que implica acercarse a la tribu.

De acuerdo con el censo de 2011 de la India, se estimaba que solo 15 sentineleses quedaban en la isla.

Descrito por Erika Hagelberg, especialista en genética de Noruega, como “el pueblo probablemente más enigmático de nuestro planeta”, el más amplio grupo de isleños de Andaman, que comprende varios grupos tribales distintos, estuvo aislado en gran parte hasta que el archipiélago pasó a ser una colonia británica en el siglo XIX.

Completamente aislados

El primer contacto hecho por los británicos fue a finales de la década de 1800, cuando, a pesar de sus esfuerzos por ocultarse, seis individuos de la tribu fueron capturados y llevados a la isla principal del archipiélago de Andaman. Dos adultos capturados murieron por enfermedad, mientras que cuatro menores fueron devueltos, tal vez infectados también con enfermedades para las que los sistemas inmunes de los isleños no estaban preparados.

Excepto por una breve y amistosa interacción, a principios de la década de 1990, ellos han resistido con fuerza al contacto con los extraños, incluso después de algún desastre.

En 2004, después del tsunami en Asia que devastó el archipiélago de Andaman, un integrante de la tribu fue fotografiado en una playa de la isla lanzando flechas contra un helicóptero enviado para ayudarlos.

Dos años después, integrantes de la tribu mataron a dos cazadores furtivos que pescaban de forma ilegal en las aguas que rodean su isla natal, la Sentinel del Norte, después de que su barco quedara a la deriva, de acuerdo con Survival International, una organización no lucrativa dedicada a la protección de grupos tribales aislados, que califica a los sentineleses como la tribu “más aislada del mundo”.

“La ocupación colonial británica de las islas de Andaman diezmó a las tribus que viven ahí, acabando con miles de personas, y ahora solo una fracción de la población original sobrevive. Así que el temor de los sentineleses a los forasteros es muy comprensible”, dijo el grupo.