CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Japón

Un ataque con automóvil en el centro de Tokio durante Año Nuevo deja al menos 9 heridos

Por Euan McKirdy, Junko Ogura

Tokio (CNN) — Al menos nueve personas resultaron heridas, una de ellas de gravedad, cuando un automóvil se estrelló deliberadamente contra una multitud que celebraba el Año Nuevo en el centro de Tokio, en la madrugada del martes.

El incidente ocurrió en la conocida calle Takeshita, en el distrito comercial y turístico de Harajuku, que corre paralela al famoso santuario de Meiji.

La calle angosta e icónica es conocida mundialmente como un centro de la cultura y la moda juvenil japonesa, y la zona es famosa por sus “chicas Harajuku”, que visten llamativos disfraces.

La ruta estuvo cerrada al tráfico durante el Año Nuevo, principalmente por la proximidad del santuario Meiji. Muchos japoneses visitan santuarios locales o famosos durante el nuevo año para rezar por la buena fortuna.

Imágenes mostraban a multitudes concentradas en el santuario el día de Año Nuevo, a pesar del incidente ocurrido horas antes.

Personas acuden al santuario Meiji Shrine en Tokio el 1 de enero de 2019.

El automóvil se precipitó por la estrecha calle, que estaba repleta de peatones, alrededor de las 12:10 a.m., durante el Año Nuevo, dijo la policía. Según los informes, el sospechoso atacó a uno de los heridos después de que éste hubiera salido del vehículo tras detenerse.

Un testigo dijo a la prensa local que vio a “personas que se desplomaron una tras otra y recibieron ayuda”. Los medios también informaron que el conductor eludió el arresto durante unos 20 minutos antes de que la policía lo atrapara.

La Policía Metropolitana de Tokio dijo a CNN que habían abierto una investigación sobre el incidente. De acuerdo con la policía, una persona, un hombre de 21 años, ha sido detenida bajo sospecha de intento de asesinato.

El sospechoso, llamado Kazuhiro Kusakabe, inicialmente dijo a la policía que había cometido un acto terrorista, y luego dijo que lo había hecho para protestar contra la pena de muerte y que “no había excusa” por sus acciones.

La afiliada de CNN, TV Asahi, informó, citando a la policía, que se descubrió una gran cantidad de queroseno en el automóvil del sospechoso. También se encontraron rastros del líquido en su ropa. Según los informes, el sospechoso dijo a la policía que había actuado en “represalia por la ejecución de los miembros del culto de Aum”.

Los miembros restantes del culto apocalíptico, que fue encontrado responsable de un ataque con gas sarín en un metro de Tokio en 1995, fueron ejecutados en julio.