CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Armas en Estados Unidos

Las pistolas son cada vez más populares en los hogares de EE.UU., con consecuencias mortales para los niños: estudio

Por Edith Bracho-Sanchez

(CNN) — Es probable que menos estadounidenses posean un arma ahora que hace 40 años, pero los que las poseen tienen más probabilidades de poseer pistolas que rifles o escopetas. Según un nuevo estudio, a medida que aumenta la proporción de personas con armas de fuego, también aumenta la cantidad de niños menores de 5 años que mueren por heridas con armas de fuego.

“Nos preocupa que los niños se estén muriendo por razones evitables y queremos estudiar formas de evitar que esto suceda”, dijo Kate Prickett, socióloga familiar y demógrafa de la Universidad Victoria de Wellington en Nueva Zelandia y autora principal del estudio, publicado el lunes en la revista Pediatrics.

Prickett y su equipo utilizaron estadísticas nacionales recopiladas previamente para estimar el número de niños menores de 5 años que murieron como consecuencia de una herida por arma de fuego desde 1976 hasta 2016, así como el número de familias que poseían armas y los tipos de armas que tenían.

Durante los 41 años en el estudio, la proporción de familias con niños pequeños que poseían armas de fuego disminuyó del 50% al 45% para las familias blancas y del 38% al 6% para las familias afroamericanas.

LEE: Muertes por armas de fuego en EE.UU. alcanzan el nivel más alto en casi 40 años, afirman los CDC

En los hogares estadounidenses blancos, las pistolas pasaron del 49% del total de armas que poseían en 1976 al 72% en 2016. Este aumento se asoció con una duplicación de muertes infantiles por armas de fuego en la última década, lo que explica parcialmente ese fenómeno, según el estudio.

Los autores dijeron que no tenían datos suficientes para sacar conclusiones confiables sobre la tendencia de las familias afroamericanas, en las que las tasas de mortalidad infantil después de heridas por arma de fuego suelen ser más altas a pesar de las tasas más bajas de posesión de armas.

Según el estudio, las muertes de niños por armas de fuego alcanzaron su punto máximo a finales de los años 70 y principios de los 80 y se redujeron hasta 2001. Las tasas han comenzado a aumentar nuevamente, casi duplicándose en la última década: de 0,36 por cada 100.000 niños de 1 a 4 a 0,63 por cada 100.000 niños.

Los autores explican que las pistolas a menudo se compran para protección personal y, por lo tanto, es más probable que se almacenen cargadas, desbloqueadas y se dejen en un lugar más accesible. Según un estudio de 2018 en la revista Urban Health, casi 5 millones de niños viven en hogares donde al menos un arma se almacena cargada y desbloqueada.

MIRA: Las armas de fuego son responsables de la muerte de casi 1.300 niños cada año EE.UU., según un estudio

La doctora Wendy Sue Swanson, pediatra general y jefa de innovación digital en el Seattle Children’s Hospital, dijo que el estudio es un recordatorio de que vivimos en un entorno que no es tan seguro para los niños como queremos.

“Sabemos por los datos que no podemos simplemente decirles a nuestros hijos que no toquen, que incluso cuando saben que no deben tocar, lo hacen de todos modos”, dijo Swanson, quien no participó en la nueva investigación. “Y mueren más a menudo debido a esta hermosa inocencia y curiosidad cuando hay un arma de fuego en el lugar”.

En cuanto a lo que pueden hacer los padres que eligen tener un arma de fuego en el hogar, Swanson es claro: “No se puede almacenar en un lugar al que un niño pueda acceder, y no se debe almacenar cargada”, dijo. “No podemos confiar en que los niños no exploren el arma de fuego ni entiendan cómo funciona y cuán letal es”.