CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Mueller no halló que Trump o su campaña conspirara con Rusia, pero tampoco lo exoneró

Por Jeremy Herb, Laura Jarrett, Katelyn Polantz

(CNN) — Robert Mueller, no encontró que la campaña de Donald Trump ni personas relacionadas a ella conspiraron con Rusia, dijo este domingo el fiscal general William Barr.

Mueller tampoco tenía pruebas suficientes para procesar la obstrucción de la justicia, escribió Barr, pero no exoneró al presidente Donald Trump.

“La investigación del fiscal especial no encontró que la campaña de Trump o ninguna de las personas relacionadas con ella conspiraron o coordinaron con Rusia en sus esfuerzos por influir en la elección presidencial de EE.UU. en 2016”, señala la carta de cuatro páginas enviada al Congreso.

Barr y el subsecretario de Justicia Rod Rosenstein decidieron que la evidencia “no era suficiente” para respaldar el procesamiento del presidente por obstrucción de la justicia.

Mueller presentó su informe, pero las investigaciones continuarán

“Si bien este informe no concluye que el presidente cometió un delito, tampoco lo exonera”, dijo Barr a Mueller.

 

 

“Sin colusión, sin obstrucciones, completa y total EXONERACIÓN. ¡MANTENGA AMÉRICA A LO GRANDE!”, tuiteó Donald Trump.

“Se acaba de anunciar que no hubo colusión con Rusia… no hubo colusión con Rusia, no hubo obstrucción, ninguna en absoluto”, dijo Trump a los reporteros antes de volar a Washington desde West Palm Beach, Florida. “Fue una exoneración completa y total. Es una pena que nuestro país haya tenido que pasar por esto. Para ser honesto, es una pena que su presidente haya tenido que pasar por esto”.

El equipo de Mueller no tiene planes de emitir nuevas acusaciones.

“El informe no recomienda más acusaciones, ni el fiscal especial obtuvo acusación alguna que aún no se haya hecho pública”, señala la carta.

La oficina del fiscal especial realizó un esfuerzo masivo a través del sistema judicial y entrevistó a testigos para llegar a sus conclusiones. En total, el equipo de Mueller entrevistó a unos 500 testigos y obtuvo más de 3,500 citaciones y garantías de varios tipos, la mayoría de las cuales fueron citaciones, y 13 solicitudes a gobiernos extranjeros para obtener pruebas.

Sobre la obstrucción

Barr y Rosenstein dijeron que no podían presentar un caso criminal con pruebas más allá de la duda razonable de que las acciones de Trump obstruyeron un procedimiento específico.

Barr señala que la “ausencia de tal evidencia” relacionada con los delitos en torno a la interferencia de la elección rusa pesó sobre su decisión con respecto a la obstrucción.

En su carta, Barr dice que la investigación de Mueller sobre la obstrucción de la justicia encontró que las acciones del presidente no fueron “con intenciones corruptas”.

“Al catalogar las acciones del presidente, muchas de las cuales se llevaron a cabo a la vista del público, el informe no identifica acciones que, a nuestro juicio, constituyan una conducta obstructiva, tuvieran un nexo con un procedimiento pendiente o contemplado, y se realizaran con intenciones corruptas, cada una de ellas que, según los principios de enjuiciamiento federal del Departamento que guían las decisiones de imposición de cargos, debería probarse más allá de toda duda razonable para establecer un delito de obstrucción de la justicia”.

Lucha por la publicación del informe completo

Los demócratas han exigido que Barr haga público el informe completo de Mueller y proporcione al Congreso la evidencia subyacente del fiscal especial. Amenazan con citar y llevar a la administración de Trump a los tribunales si no están satisfechos con lo que proporciona el Departamento de Justicia.

LEE: Mueller presentó su informe, pero las investigaciones continuarán

“Trataremos de negociar. Intentaremos todo lo demás primero. Pero si tenemos que hacerlo, sí, ciertamente emitiremos citaciones para obtener esa información”, dijo este domingo el presidente de la Cámara de Representantes Judiciales, Jerry Nadler, al programa “State of the Unión” de CNN.

Un portavoz de la Casa Blanca dijo este domingo que la Casa Blanca no recibió información sobre el informe Mueller.

Pero los aliados de Trump han señalado que no hay acusaciones adicionales provenientes de la investigación de Mueller hacia el presidente.

El fiscal especial Robert Mueller camina cerca de la Casa Blanca.

La investigación del fiscal especial terminó este viernes después de que Mueller presentara su informe confidencial a Barr para su revisión.

La investigación de 22 meses condujo a cargos contra 37 acusados, que incluían seis socios de Trump, 26 ciudadanos rusos y tres compañías rusas. Siete acusados se declararon culpables, y uno, el ex jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, fue declarado culpable en el juicio.

Mientras que la investigación de Mueller terminó, varias investigaciones criminales aún están en curso.

Se relacionan con una supuesta conspiración rusa para destruir la propaganda política en las redes de medios sociales de los estadounidenses; el colega político de Manafort de Rusia, Konstantin Kilimnik; y lo que el diputado de Manafort y un jugador político central de Trump, Rick Gates, sabe, según los registros judiciales.

Otra es la búsqueda por parte de un gran jurado de documentos de una empresa propiedad de un gobierno extranjero. Esa citación para documentos comenzó con Mueller el año pasado.

La Oficina del Fiscal Federal recogerá muchos de los casos judiciales abiertos, incluidos los de Gates y el exasesor de Trump Roger Stone. Y la Oficina del Fiscal de EE.UU. en Manhattan continúa investigando la inauguración de Trump y las denuncias formuladas por el exabogado y defensor de Trump, Michael Cohen.

Esta noticia está en desarrollo y será actualizada.