CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Corea del Norte

Corea del Norte

Acusan a un mexicano de irrumpir en la embajada de Corea del Norte en Madrid

Por Joshua Berlinger

(CNN) — Un juez español señaló a un activista mexicano y crítico de Kim Jong Un como el líder de la audaz incursión en la embajada de Corea del Norte en Madrid en febrero.

Adrian Hong Chang y otros nueve están acusados de irrumpir en el complejo diplomático de Pyongyang en la capital española, “golpear violentamente a sus ocupantes” y esposarlos, dijeron las autoridades judiciales de España en un comunicado de prensa. También intentaron y no lograron que un hombre desertara, dijeron las autoridades en el comunicado.

MIRA: Un mexicano lideraba el misterioso grupo disidente dice que asaltó la embajada de Corea del Norte en Madrid

El nombre Adrian Hong es bien conocido en los círculos de activistas de derechos humanos de Corea del Norte. Una persona con ese mismo nombre testificó ante el Senado canadiense en 2016 criticando el régimen de Kim. CNN no ha podido contactarse con Hong para pedirle un comentario.

Las autoridades españolas habían mantenido el caso en secreto hasta el martes, cuando el juez José de la Mata ordenó que se revelaran los documentos de la corte. Según esos documentos judiciales, fue Hong, un ciudadano mexicano y residente de EE. UU., quien dirigió el asalto.

Las autoridades españolas dijeron que Hong huyó de España después del ataque y fue a Lisboa, y luego a Estados Unidos. Luego se puso en contacto con el FBI para compartir información “relevante del incidente, así como material audiovisual supuestamente obtenido”, según las autoridades judiciales españolas.

El FBI se negó a comentar sobre el caso. Horas después de la publicación de la declaración del juez Mata, un grupo activista coreano dedicado a derrocar al régimen de Kim llamado Defensa Civil de Cheollima (CCD, por sus siglas en inglés) emitió una declaración en la que afirmaba que era responsable del incidente.

MIRA: ¿Qué sucedió en el asalto a la embajada de Corea del Norte en España?

El grupo dijo que estaba respondiendo a una “situación urgente” y que fue “invitado a la embajada”. CCD negó que hubiera utilizado alguna violencia.

La Defensa Civil de Cheollima ganó reconocimiento internacional después de que, según informes, proporcionó refugio a Kim Han Sol, el hijo de Kim Jong Nam. Kim Jong Nam, el hermanastro mayor del líder de Corea del Norte, estuvo expuesto al mortal agente neurotóxico VX en 2017 mientras ingresaba a un aeropuerto en Kuala Lumpur y murió minutos. Las autoridades estadounidenses, surcoreanas y malasias han fijado el ataque a Pyongyang, pero Corea del Norte ha negado categóricamente cualquier responsabilidad.

El abogado Lee Wolosky, quien representa al grupo, dijo que “hay una serie de declaraciones atribuidas al juez en informes de los medios de comunicación que no reflejan con precisión lo que sucedió en Madrid”. “En cualquier caso, fue altamente irresponsable divulgar públicamente los nombres de las personas que trabajan en oposición a un régimen brutal que ejecuta de manera rutinaria y sumaria a sus enemigos”, dijo Wolosky en un comunicado a CNN.

“El juez español pretendió llegar a conclusiones sin ningún aporte de los representantes de Free Joseon”, dijo Wolosky, usando otro nombre por el que también se conoce al CCD.

La Defensa Civil de Cheollima dijo en su declaración que revelar la identidad de sus miembros podría ponerlos en peligro. El grupo acusó a las fuentes del gobierno de los Estados Unidos de filtrar a los medios de comunicación su papel en el ataque y de ese modo cometer “actos abominables perseguidos en nombre de la conveniencia política, al servicio de un régimen que ha torturado y asesinado a millones”.

“Algunos de nosotros seremos encarcelados, torturados o asesinados en el transcurso de esta lucha. Pero compartir información que nos ayude a identificar a quienes nos arriesgamos a proteger a otros es ayudar y apoyar el régimen en Pyongyang”, se lee en el comunicado .

Hong es conocido entre el grupo de activistas, periodistas y académicos que cubren los derechos humanos en Corea del Norte.

Como estudiante universitario, Hong ayudó a fundar Liberty en Corea del Norte, una ONG que ha ayudado a cientos de norcoreanos a desertar.

Sin embargo, Hong no ha estado “involucrado con la organización por más de diez años”, dijo en un comunicado Hannah Song, la actual directora general de la organización.

“No tenemos conocimiento de sus actividades recientes, y no tenemos información sobre el incidente de la embajada de Madrid más allá de lo que ha sido publicado por los medios”.

En apariciones públicas recientes, Hong ha sido identificado como presidente del Instituto Joseon, un grupo de expertos que estudia “un cambio cada vez más inminente y dramático” en Corea del Norte.

Jean Lee, una experta en Corea del Norte en el Wilson Center, dijo que recuerda a Hong de cuando habló en un panel con él en 2012.

“Es un tipo muy intenso y muy comprometido con Corea del Norte y muy dogmático”, dijo Lee. “Es un nombre que suele salir a flote en las conversaciones de manera regular en ese círculo”.

Lee, quien como periodista de The Associated Press abrió la oficina de la compañía en Pyongyang, le dijo a CNN que no tenía conocimiento de la participación de Hong en el grupo antes de que aparecieran los informes de los medios de comunicación, pero que durante mucho tiempo sospechó que la persona detrás del misterioso grupo no era un hablante nativo de coreano. Lee dijo que las versiones en inglés de sus anuncios eran gramaticalmente correctas, pero que usualmente parecían forzadas en coreano, como si fueran traducidas textualmente.

El grupo también usó una ortografía claramente surcoreana de Cheollima, dijo Lee.

Zachary Cohen y Begoña Blanco Muñoz de CNN contribuyeron a este informe