CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Empresas

Amazon emplea a miles de personas para escuchar lo que le dices a Alexa, según reportes

Por Jordan Valinsky

(CNN) — No solo Alexa escucha cuando le hablas a un parlante inteligente Echo, sino que un empleado de Amazon también puede escucharte.

Según informa Bloomberg, Amazon emplea un equipo global que transcribe los comandos de voz y los introduce en el software para ayudar a mejorar la comprensión de Alexa del habla humana para que pueda responder de manera más eficiente en el futuro.

Amazon informa que emplea a miles de trabajadores a tiempo completo y contratistas en varios países, incluidos Estados Unidos, Costa Rica y Rumania, para escuchar hasta 1.000 clips de audio en turnos que duran hasta nueve horas. Los clips de audio que escuchan se describieron como “cotidianos” e incluso a veces “posiblemente criminales”, incluso escuchando un posible ataque sexual.

LEE: Amazon quiere que Alexa esté en todas partes, y así planea hacerlo

En respuesta a la historia, Amazon confirmó a CNN Business que contrata a personas para escuchar lo que los clientes le dicen a Alexa. Pero Amazon dijo que toma en serio “la seguridad y privacidad de la información personal de nuestros clientes”. La compañía dijo que solo anota un “número extremadamente pequeño de interacciones de un conjunto aleatorio de clientes”.

El informe indica que Amazon no le dice “explícitamente” a los usuarios de Alexa que emplea a personas para escuchar las grabaciones. Amazon señala en su sección de preguntas frecuentes que utiliza “solicitudes a Alexa para capacitar a nuestros sistemas de reconocimiento de voz y comprensión del lenguaje natural”.

Las personas pueden elegir que Amazon no emplee sus grabaciones de voz para mejorar el software en la sección de configuración de privacidad de la aplicación Alexa.

Un Amazon Echo Pluz durante su presentación en Seattle, Estados Unidos, en septiembre de 2018.

Bloomberg dijo que los auditores de Alexa no tienen acceso al nombre completo o la dirección de los clientes, pero sí tienen el número de serie del dispositivo y el número de cuenta de Amazon asociado con el dispositivo.

“Los empleados no tienen acceso directo a la información que puede identificar a la persona o la cuenta como parte de este flujo de trabajo”, dijo un portavoz de Amazon a CNN Business. “Si bien toda la información se trata con alta confidencialidad y utilizamos la autenticación de múltiples factores para restringir el acceso, el cifrado del servicio y las auditorías de nuestro entorno de control para protegerlo, los clientes siempre pueden eliminar sus declaraciones en cualquier momento”.

Amazon anteriormente se ha visto envuelta en una controversia por cuestiones de privacidad relacionadas con Alexa. El año pasado, un usuario de Echo dijo que el parlante inteligente había grabado una conversación sin que ellos lo supieran y había enviado el archivo de audio a un empleado de Amazon en Seattle. Amazon confirmó el error y dijo que los micrófonos que siempre escuchan el dispositivo oyeron mal una serie de palabras y enviaron erróneamente un mensaje de voz.