CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Crimen

Crimen

Sentencian a los Turpin, la pareja que torturó a sus hijos por años

Por Dakin Andone, Paul Vercammen, Holly Yan

(CNN) — David y Louise Turpin fueron sentenciados a una pena de 25 años a cadena perpetua luego de que se declararon culpables de mantener en cautiverio y de torturar a sus hijos durante años en su hogar de California.

La pareja fue arrestada a principios del año pasado después de que uno de sus 13 hijos, que tenían entre 2 y 29 años, logró escapar de la casa llena de inmundicia en Perris y llamó a la policía.

Las autoridades dijeron que los hermanos habían sido aislados del mundo exterior y que a menudo se les negaba tomar duchas, recibir atención médica y comer alimentos. A veces estaban atados durante “semanas o incluso meses a la vez”, dijo el año pasado el fiscal de distrito de Riverside.

Dos de los niños, que ahora están en la universidad, aparecieron en la corte el viernes, acompañados por un perro policía llamado Raider, para apoyo emocional. Ofrecieron testimonios sobre cómo sufrieron a manos de sus padres y sobre su esperanza para el futuro, ahora que han recuperado el control de sus vidas.

“Mis padres me quitaron toda la vida”, dijo una de las hijas de los Turpin, identificada como “Jane Doe” Número 4. “Pero ahora, estoy recuperando mi vida”.

Hoy, dijo, vive de forma independiente y “la vida es genial”.

“Soy una luchadora, soy fuerte y estoy yendo en la vida como un cohete”, dijo, mientras su madre lloraba y se limpiaba las lágrimas de los ojos.

Louise, a la izquierda, y David Trupin, segundo desde la derecha, fueron sentenciados el viernes.

Uno de sus hijos, identificado como “John Doe” Número 2, dijo a la corte: “No puedo describir con palabras lo que vivimos al crecer. A veces todavía tengo pesadillas de cosas que sucedieron, como que mis hermanos fueron encadenados o golpeados”.

“Pero”, agregó, “ese es el pasado y esto es ahora”. Hoy va a la universidad y trabaja para obtener un título en ingeniería de software, dijo. Aprendió a nadar y andar en bicicleta el año pasado y, a veces, da largos paseos. También ha aprendido, dijo, a defenderse a sí mismo.

Añadió una palabra amable para sus padres y extendió el perdón.

“Amo a mis padres”, dijo, “y les he perdonado muchas por las cosas que nos hicieron”.

LEE: La vieja casa de los Turpin en Texas estaba llena de heces y pestilencia

“Lo siento por todo”, dijo la madre

David y Louise Turpin aprovecharon la oportunidad para dirigirse a la corte, pidiendo disculpas a sus hijos y expresando sus propias esperanzas de que sus hijos tengan éxito en todos sus esfuerzos.

“Lamento todo lo que he hecho para lastimar a mis hijos”, dijo Louise Turpin, y agregó que cree que Dios tiene un plan especial para cada uno de ellos. “Los amo más de lo que jamás podrían imaginar”.

Mientras tanto, “Jane Doe” Número 4 sollozó suavemente, secándose las lágrimas. “John Doe” Número 2 miró un poco hacia abajo.

David Turpin rompió a llorar mientras trataba de dirigirse a la corte. Su abogado leyó su declaración, en la que el padre expresó esperanza por el éxito de sus hijos y dijo que espera que permanezcan cerca porque su madre y su padre no estarán con ellos.

“Agradezco a Dios por todos mis hijos”, dice la declaración de David Turpin, y agrega que lamenta “si he hecho algo para causarles daño”.

MÁS: Notaron la conducta rara de los Turpin, pero nadie sospechaba que los niños eran torturados

Los niños tendrán éxito ‘a pesar de ti’, dice el juez

Antes de sentenciar a la pareja, el juez Bernard Schwartz se dirigió a los acusados ​​y enfatizó: “Los niños son un regalo”, no solo para sus padres y sus familias, sino también para la sociedad.

“Tal vez se conviertan en científicos y descubran una cura para alguna enfermedad, o se conviertan en médicos o primeros auxilios, y salven la vida de alguien. Tal vez ingresen en el Ejército y protejan a nuestro país”, dijo Schwartz.

“El trato egoísta, cruel e inhumano de sus propios hijos los ha privado a ellos, a su familia, a sus amigos y a la sociedad —y especialmente a ustedes dos— de esos regalos”.

La pareja Turpin con uno de sus bebés.

“Sus vidas han sido alteradas permanentemente, así como su capacidad de aprender, crecer y prosperar”.

“En la medida en que prosperen… no será por ustedes dos, sino a pesar de ustedes”, dijo Schwartz.

MIRA: Así salieron los hermanos Turpin de su cautiverio

Atados y encadenados a las camas

Cuando encontraron a los niños Turpin en su hogar de Perris en enero de 2018, tenían entre 2 y 29 años. Pero algunos de los adultos estaban tan desnutridos que parecían jóvenes adolescentes.

Ninguno de ellos había visto a un médico en más de cuatro años, y ninguno de ellos había visitado a un dentista.

Los niños solían estar atados durante “semanas o incluso meses a la vez”, dijo el año pasado el fiscal de distrito del condado de Riverside, Mike Hestrin.

David Allen Turpin, a la izquierda, y Louise Anna Turpin.

Las víctimas dijeron a los investigadores que estar atados con cuerdas era inicialmente una forma de castigo. Pero cuando una víctima escapó, los padres comenzaron a usar cadenas y candados para encadenar a algunos de los niños a la cama.

Y después de años de aislamiento, dijo Hestrin, los niños parecían “carecer de un conocimiento básico de la vida”.

LEE: Los 13 hijos Turpin sufrían hambre, pero los perros de la familia estaban bien alimentados

Un escape audaz

Si no fuera por la valentía de una niña de 17 años, sus hermanos encarcelados nunca podrían haber sido encontrados.

La adolescente había planeado su fuga por más de dos años. Agarró un teléfono celular desactivado encontrado en la casa y huyó por una ventana antes de llamar a la policía.

CNN tiene imágenes de la casa en Rio Vista en la que los Turpin vivieron hasta el 2010.

La audaz escapada llevó al descubrimiento de sus hermanos y descubrió uno de los “peores casos de maltrato infantil más agravados que he visto”, dijo Hestrin.

Paul Vercammen de CNN informó desde Riverside, California, mientras que Dakin Andone y Holly Yan informaron y escribieron esta historia en Atlanta. Jack Hannah, Cheri Mossburg y Stella Chan de CNN también contribuyeron a este informe.