CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Finanzas Personales

La Oficina de Protección del Consumidor propone nuevas reglas que limitan las llamadas para cobro de deudas, pero permiten correos electrónicos y mensajes de texto

Por Veronica Stracqualursi

Washington (CNN) — La Oficina de Protección Financiera del Consumidor de Estados Unidos (CFPB, por sus siglas en inglés) introdujo un nuevo conjunto de reglas esta semana que restringe la cantidad de llamadas que puede hacer un cobrador de deudas y le permite contactar a los consumidores por correo electrónico y mensajes de texto.La propuesta de 538 páginas del organismo federal de control financiero limitaría a los cobradores de deudas a hacer más de siete llamadas por semana para tratar de contactar a un consumidor. Una vez que lo contacten, los recolectores deberán esperar al menos una semana antes de volver a llamar.

Según las nuevas regulaciones, introducidas el martes, los cobradores de deudas podrían usar correos electrónicos y mensajes de texto para contactar a los consumidores, quienes tendrían la opción de darse de baja de recibir los mensajes.

Las reglas propuestas, sin embargo, no incluyen un límite en el número de correos electrónicos y mensajes de texto, que los cobradores pueden enviar hasta que el deudor se retire.

Los cobradores de deudas no podrían contactar a los consumidores a través de direcciones de correo electrónico del trabajo o por redes sociales.

También tendrían prohibido demandar o amenazar con demandar a un consumidor para cobrar una deuda si el estatuto de limitaciones ha expirado.

“La Oficina de Protección del Consumidor está dando el siguiente paso en el proceso de reglamentación para garantizar que tengamos reglas claras donde los consumidores conozcan sus derechos y los cobradores de deudas conozcan sus limitaciones”, dijo la directora del organismo federal, Kathleen L. Kraninger, en un comunicado.

Consumers Union, la organización más conocida por sus informes de consumidores, criticó a la CFPB por no ir lo suficientemente lejos en su plan.

“La propuesta de la CFPB no hace nada para garantizar que los cobradores de deudas documenten que están tratando de cobrar a la persona adecuada, por el monto correcto y sobre una deuda que pueden recuperar legalmente”, dijo Suzanne Martindale, asesora principal de políticas de Consumer Reports, en un comunicado de prensa. “Al ignorar este problema central en nuestro roto sistema de cobro, la CFPB no está cumpliendo con su misión legal de proteger a los consumidores”.

El público tendrá 90 días para enviar comentarios por escrito sobre la propuesta de la CFPB una vez que se publique en el Registro Federal.

“A medida que la CFPB avanza para modernizar el régimen legal para el cobro de deudas, estamos muy interesados en escuchar todos los puntos de vista para que podamos desarrollar una regla final que tenga en cuenta los comentarios recibidos”, dijo Kraninger.

La agencia se inundó el año pasado con aproximadamente 81.500 quejas relacionadas con el cobro de deudas propias y de terceros, según su informe anual de marzo. Las quejas comunes de los consumidores fueron sobre los intentos de cobrar una deuda que no se debe y las “tácticas de comunicación”, pues la mayoría de las personas se quejan de las llamadas frecuentes.