CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Niños

La mayoría de los niños pequeños no deben tomar leche de origen vegetal, según nuevas pautas de salud

Por Jen Christensen

(CNN) — La mayoría de los niños menores de 5 años deben evitar la leche a base de plantas, de acuerdo con las nuevas pautas de salud en EE.UU. sobre lo que los niños pequeños deben beber. La leche de origen vegetal hecha de arroz, coco, avena u otras mezclas, con la excepción de la leche de soja fortificada, carece de una nutrición clave para el desarrollo temprano, según las directrices publicadas este miércoles por las principales organizaciones de salud.

MIRA: Huele y tiene gusto a leche, pero es 100% vegetal

También deben evitar las bebidas dietéticas, las leches saborizadas y las bebidas azucaradas y limitar la cantidad de jugo que beben, según las pautas.

La leche de origen vegetal está hecha de arroz, coco, avena u otras mezclas que carecen de una nutrición clave para el desarrollo temprano, de acuerdo con las pautas de Investigación de alimentación saludable. Las recomendaciones provienen de un panel de expertos de la Academia de Nutrición y Dietética, la Academia Estadounidense de Odontología Pediátrica, la Academia Estadounidense de Pediatría y la Asociación Estadounidense del Corazón.

La limitación de la leche a base de plantas fue un cambio clave basado en las tendencias de consumo.

“En los últimos cinco a 10 años ha habido una explosión de interés en la leche a base de plantas. Cada vez más padres recurren a ellos por una variedad de razones y existe la idea errónea de que de alguna manera son iguales a la leche de vaca o lechera, pero ese no es el caso”, dijo Megan Lott, quien ayudó a desarrollar las recomendaciones como subdirectora de Healthy Eating Research.

LEE: El mayor exportador de leche del mundo se ve afectado por la agitación en Venezuela y la desaceleración de China

Lott dijo que la mayoría de la leche de origen vegetal no proporciona suficiente nutrición clave, como la vitamina D y el calcio, que los niños en crecimiento necesitan en esta etapa vital del desarrollo.

“Las pautas hacen una excepción si un niño tiene alergia a los lácteos o la leche de vaca o es intolerante a la lactosa o tiene reglas religiosas o vive en una casa que mantiene una dieta vegana, en ese caso, los padres definitivamente deben consultar con su pediatra o dietista”, dijo Lott.

Incluso como dietista registrada, Lott dijo que tenía que mirar de cerca lo que funcionaría para su hijo. Su hijo tiene casi tres años y tiene una alergia severa a la leche de vaca. Basado en su patrón de alimentación normal, ella tuvo que averiguar qué tipo de sustituto de la leche puede llenar el vacío nutricional.

MIRA: La estrategia de Qatar para enfrentar la escasez de leche: importar vacas

“Lo que funciona para mi hijo puede no ser lo mismo para otro niño pequeño, se basa en las necesidades individuales y por qué hablamos de la necesidad de que los padres hablen con el pediatra o dietista del niño”, dijo Lott.

Pautas sobre qué bebidas evitar

Algunas otras bebidas para evitar, según las pautas, incluyen bebidas bajas en calorías y cero calorías.

“Estamos encontrando más y más de estos edulcorantes artificiales que aparecen en los alimentos comercializados para niños pequeños y no hay investigaciones sobre estos sustitutos que demuestren que causan daño, pero realmente no hay investigaciones que demuestren que son seguros”, dijo Lott.

Como los niños están en una etapa vulnerable de desarrollo, es bueno ser cauteloso, dijo.

La leche para niños pequeños y la leche con sabor también están fuera del menú. En el pasado, las recomendaciones permitían cierto margen de maniobra sobre los sabores, lo que sugiere que la leche con chocolate sería mejor que no tener leche, dijo Lott, pero el comité cambió su pensamiento. Ella señaló que esta es una edad clave cuando un niño desarrolla una preferencia de sabor y es más importante crear hábitos saludables temprano.

MIRA: Así mantienen la producción de leche en una granja devastada por María

Todavía están fuera del menú para los niños pequeños las bebidas azucaradas y las bebidas con cafeína, como los refrescos.

El otro cambio clave implica el jugo. Las pautas recomiendan que los niños menores de un año no tomen jugo. Para los niños de uno a tres años, no es más de media taza al día, y para los niños de cuatro y cinco años no es más de media taza a 3/4 de taza al día.

Lo que los niños deben tomar

Las pautas dicen que los bebés solo necesitan leche materna o fórmula infantil y, una vez que tienen seis meses, pequeñas cantidades de agua. Los niños deben tomar leche, agua y ocasionalmente beber jugo.

Las pautas recomiendan que los niños entre uno y dos años de edad tomen de dos a tres tazas de leche entera al día. A los dos y tres años no deben tomar más de dos tazas de leche descremada o baja en grasa al día. Para los cuatro y cinco años no deben tomar más de dos tazas y media de leche descremada o baja en grasa al día.

LEE: #LaCifraDelDía: 16 millones, las personas que creen que la leche de chocolate viene de vacas oscuras

Para el agua, es de media taza a una taza para niños de 6 a 12 meses, de una a cuatro tazas al día para las edades de uno a tres, y de una taza y media a cinco tazas al día para cuatro y cinco años de edad.

“Cuando algunos padres entran a una tienda de abarrotes, pueden sentirse abrumados por las opciones, pero en la vida diaria, el mensaje clave es que lo que recomendamos es factible, incluso si requiere cierta persistencia y cooperación”, dijo Lott. “Hay muchas oportunidades para hacer grandes mejoras en la nutrición de un niño para los padres aquí”.