CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Irán

Trump se muestra más cauto mientras que Pompeo dice que ataque a Arabia Saudita fue un “acto de guerra”

Por Nicole Gaouette, Jennifer Hansler, Kevin Liptak

Washington (CNN) — El miércoles el presidente Donald Trump anunció que ordenó nuevas sanciones contra Irán, la última escalada en las tensiones entre los dos países mientras los funcionarios estadounidenses trabajan en echarle la culpa a Irán.

En tanto, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, calificó el ataque a las instalaciones petroleras sauditas como “un acto de guerra” el miércoles,

Pompeo, quien se encuentra en Arabia Saudita para consultar los próximos pasos con los gobernantes del reino, dijo: “Nos sentimos bendecidos de que no hubo estadounidenses muertos en este ataque, pero cada vez que tienes un acto de guerra de esta naturaleza, siempre existe el riesgo de que eso podría suceder… Este es un ataque de una escala que simplemente no hemos visto antes”.

El principal diplomático de Estados Unidos dijo que está en el Medio Oriente para construir una coalición para disuadir a Irán y señaló que la administración Trump usará la próxima reunión de líderes mundiales en la Asamblea General de las Naciones Unidas para reunir apoyo para la acción contra Teherán, quien niega su participación en el ataque.

“Es muy fácil comenzar”

“Estoy seguro de que en Nueva York hablaremos mucho sobre esto y que los sauditas también lo harán”, dijo Pompeo. “Los sauditas fueron la nación atacada. Fue en su territorio. Fue un acto de guerra contra ellos directamente, y estoy seguro de que lo harán”.

La caracterización combativa de Pompeo del ataque se da en ahora que Arabia Saudita presentó piezas de armamento que, según dijo, vinculaban a Irán con el ataque, el vicepresidente Mike Pence sugirió que es posible una respuesta militar y algunos legisladores republicanos han pedido una respuesta “inequívoca” contra Irán.

Pero Trump, quien hizo campaña para sacar a Estados Unidos de las luchas extranjeras y ha criticado la participación estadounidense en las guerras de Irak y Afganistán, enfrenta una batalla por la reelección que se complicaría con un nuevo conflicto. El anuncio de sanciones puede indicar su deseo de evitar conflictos militares, dijeron analistas, y en declaraciones a los periodistas en Los Ángeles el miércoles, el presidente observó que es fácil caer en una guerra.

“Es muy fácil comenzar”, dijo Trump. “Si tenemos que hacer algo, lo haremos”, y agregó que “agregaremos algunas sanciones muy importantes contra Irán”.

Sustituto, no preludio

Cuando se le preguntó si estaba considerando un ataque militar, el presidente dijo: “Veremos qué sucede”. Señaló que “existe la última opción y hay opciones menos poderosas que esa… la última opción significa entrar, guerra”.

Estados Unidos aún no entrega pruebas definitivas de que Irán llevó a cabo el ataque, que ha sido atribuido por los rebeldes hutíes en Yemen.

MIRA: ¿Cuáles son los escenarios tras los ataques a las instalaciones petroleras de Arabia Saudita?

Los aliados e incluso Arabia Saudita hasta ahora han tomado un enfoque más cauteloso, con el reino que une a Teherán con el ataque pero no han ido tan lejos como Pompeo para llamarlo un acto de guerra o decir, como afirman funcionarios estadounidenses no identificados, que Irán mismo lanzó el ataque desde dentro de su territorio. Francia y las Naciones Unidas están enviando investigadores al reino y Japón ha dicho que existe “una alta posibilidad” de que los hutíes sean realmente responsables.

Más temprano el miércoles, Trump tuiteó que “¡Acabo de dar instrucciones al secretario del Tesoro para aumentar sustancialmente las sanciones en el país de Irán!”.

Henry Rome, analista de Irán en el Grupo Eurasia, dijo que el tuit era “importante porque parece ser el esfuerzo de Trump para responder al ataque iraní con medidas de sanciones y no con pasos militares”.

“Desde mi punto de vista, este es el sustituto de una respuesta militar, no el preludio de la misma”, dijo Rome.

“Bastante marginal”

No estaba claro de inmediato a quién o a qué sectores se aplicarían las nuevas sanciones. Los portavoces de la Casa Blanca, el Tesoro y el Departamento de Estado no ofrecieron detalles de inmediato. Trump dijo el miércoles que se haría un anuncio en las próximas 48 horas, sin especificar si estaría en sanciones o no.

Estados Unidos ha aumentado las sanciones contra Irán después de retirarse el año pasado de un acuerdo nuclear multinacional que restringió la actividad nuclear de Irán a cambio de una reducción de las sanciones económicas.

La política de “máxima presión” de Estados Unidos ha socavado el acuerdo nuclear, creando tensiones con los aliados europeos que están tratando de mantener el acuerdo nuclear a flote. La administración Trump ha sancionado a todos los sectores económicos clave de Irán, incluidos la aviación y el transporte marítimo. Y, en mayo, golpeó el alma de la economía de Teherán, sancionando sus exportaciones de energía.

La administración Trump ha incrementado las sanciones hasta el punto de que, dijo Rome, “en este punto, Estados Unidos está rozando el fondo del barril con sanciones. Después de la decisión de sancionar el petróleo iraní en mayo, todo lo demás es bastante marginal. Cuando observamos la efectividad o el impacto, en este momento ya no tiene herramientas de sanción significativas”.

Irán, incapaz de obtener los beneficios económicos prometidos bajo el pacto nuclear, ha comenzado a violar ciertos aspectos del acuerdo.

MIRA: Trump debe elegir entre un ataque militar contra Irán o más sanciones por ofensiva contra Arabia Saudita

A principios de esta semana, Trump pareció anticipar una respuesta contundente a los ataques, diciendo que Estados Unidos estaba “cargado y listo” para responder. Pero luego sonó menos comprometido con una respuesta militar, diciendo a los periodistas que no estaba interesado en la guerra.

Durante una reunión del lunes con su equipo de seguridad nacional, Trump discutió posibles respuestas militares y no militares al ataque, incluidas nuevas sanciones, según altos funcionarios de la administración.

Se ordenó a los funcionarios de defensa de EE.UU. que planificaran posibles respuestas al ataque contra las instalaciones petroleras de Arabia Saudita, pero la Casa Blanca está esperando que los gobernantes del Reino decidan una respuesta antes de trazar un camino a seguir, dijeron a CNN funcionarios de la administración y fuentes familiarizadas con el tema.

Dos funcionarios de defensa de Estados Unidos dijeron que el Pentágono recibió instrucciones de “planear” en la reunión de la Casa Blanca, pero agregaron que no se presentaron opciones detalladas.

“Ya veremos”

Los funcionarios de la administración dijeron que no es probable que se tome una decisión sobre responder a los ataques del fin de semana hasta que Pompeo regrese a Washington.

Una fuente familiarizada con las discusiones de la Casa Blanca dijo que la administración siente que el tiempo está de su lado mientras elabora un caso contra Irán.

Si bien Pompeo culpó directamente a Irán por el ataque que obligó a la estatal de Arabia Saudita Aramco a reducir a la mitad su producción, Trump se detuvo en seco y dijo que quería esperar un informe final de inteligencia.

No estaba claro si su anuncio de sanciones indicaba que el informe se había completado o si determinaba la culpabilidad de Irán.

LEE: Ordenan al Pentágono ofrecer posibles respuestas al ataque contra Arabia Saudita

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que la responsabilidad recae en Arabia Saudita cuando se trata de dictar el camino a seguir y ha dejado en claro que no tiene prisa.

“Tenemos que sentarnos con los sauditas y resolver algo”, dijo a periodistas el martes. “Ese fue un ataque contra Arabia Saudita, y no fue un ataque contra nosotros”.

“Tenemos muchas opciones, pero no estoy buscando opciones en este momento”, dijo Trump. “Queremos descubrir definitivamente quién hizo esto. Estamos hablando con Arabia Saudita… Veremos qué sucede”.