CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Religión

Acusan a Iglesia mormona de acumular miles de millones de dólares y evitar pagar impuestos

Por Cheri Mossburg, Stephanie Becker

(CNN) — La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (SUD), comúnmente conocida como la Iglesia mormona, respondió el martes a una denuncia presentada recientemente que acusa a la iglesia de acumular 100.000 millones de dólares en cuentas destinadas a obras de caridad, engañar a los miembros y evitar pagar impuestos.

Un denunciante alega en la demanda, presentada ante el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), que miles de millones de dólares recaudados en diezmos (donaciones obligatorias de los miembros) se invirtieron en un brazo de inversión de la iglesia, Ensign Peak Advisors, pero en 22 años no ha sido distribuido a causas benéficas de acuerdo con las reglas del IRS, según un informe publicado en The Washington Post.

«Las reclamaciones que circulan actualmente se basan en una perspectiva limitada e información limitada», dijo la Iglesia mormona a CNN en un comunicado. «La Iglesia cumple con todas las leyes aplicables que rigen nuestras donaciones, inversiones, impuestos y reservas. Seguimos agradeciendo la oportunidad de trabajar con los funcionarios para abordar las preguntas que puedan tener».

La denuncia fue reportada por primera vez por el diario The Washington Post. El denunciante es un mormón que trabajó para la iglesia hasta septiembre. Es exgerente de inversiones de Ensign Peak Advisors, informó The Washington Post. Él no ha respondido a la solicitud de comentarios de CNN.

publicidad

Según The Washington Post, el denunciante quiere que el IRS despoje a la Iglesia mormona de su estado exento de impuestos. También está buscando una recompensa del IRS. Según las reglas del IRS, los denunciantes pueden recibir hasta el 30 por ciento de los impuestos y multas recaudados.

Philip Hackney, un exfuncionario del IRS que enseña leyes tributarias en la Universidad de Pittsburgh, confirmó la veracidad del documento, que se publicó en línea.

Un portavoz del IRS se negó a comentar citando la ley federal que prohíbe a la agencia discutir cualquier caso específico. Ensign Peak Advisors declinó hacer comentarios.

Sam Brunson, profesor de derecho tributario sin fines de lucro en la Universidad Loyola de Chicago y miembro de la Iglesia mormona, dijo en virtud de los Artículos de Incorporación de Ensign, que «es una organización de apoyo», lo que significa que tiene que hacer donaciones caritativas «proporcionales en alcance» de sus fondos, y que es un «auxiliar integrado», lo que significa que podría no tener que hacerlo. Una organización auxiliar integrada puede eludir legalmente el pago de impuestos al ser una organización sin fines de lucro.

«Supongo que el IRS probablemente no hará nada» e incluso si lo hace, «lo más probable es que lo descubramos», dijo.

Brunson le dijo a CNN que «hay algunos dolores y cuestionamientos» entre sus amigos y miembros de la iglesia que se preocupan por aquellos que realmente no pueden pagar el diezmo del 10% a una iglesia que supuestamente tiene un gran ahorro.

El diezmo es un pago obligatorio o impuesto pagado por los miembros a la iglesia como contribución.

Brunson espera que la denuncia presentada provoque algunos cambios. «Los miembros de la iglesia no son accionistas, sino partes interesadas, y hay algo bueno en la transparencia», dijo.

La iglesia agregó en su declaración que la mayor parte del dinero donado se usó para educación, trabajo humanitario, casas de reunión, esfuerzos misioneros y templos. Otro dinero fue ahorrado.

«Durante muchos años, una parte se protege metódicamente a través de una gestión financiera inteligente y la construcción de una reserva prudente para el futuro», dijo la iglesia en el comunicado.

En la declaración, la iglesia no mencionó la supuesta acumulación de 100.000 millones de dólares, pero dijo: «Todos los fondos de la Iglesia existen por ninguna otra razón que no sea para apoyar la misión divinamente designada de la Iglesia».

 

— Steve Almasy y Chris Boyette de CNN en Atlanta y Donna Borak en Washington contribuyeron a este informe.