CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Opinión | Mantener el estilo es importante aún en cuarentena

Por Mari Rodríguez Ichaso

Nota del editor: Mari Rodríguez Ichaso ha sido colaboradora de la revista Vanidades por más de dos décadas. Especialista en moda, viajes, gastronomía, arte y arquitectura. Productora de cine. Amiga de celebridades. Columnista de Estilo de CNN en Español.

(CNN Español) — En medio de esta montaña rusa de emociones en la que nos embarcan las noticias, la incertidumbre y la soledad, debemos buscar refugio en cosas que nos hagan sentir bien, que disfrutemos.

¿Estás pasando el día en pijama o vestida con lo primero que encuentras, mientras en tu armario tu ropa nueva se muere de risa, solitaria e inútil? ¿Estás aburrida, preocupada, desganada y el vestirte y maquillarte no parece interesarte para nada?

¡Pues únete al club! Somos muchas las que —aunque sanas, igual que nuestras familias— nos sentimos atrapadas por esta «ley del menor esfuerzo» en el que nuestro aspecto físico no es una prioridad.

Pero hay que hacer un cambio rápido. ¡Ha llegado el momento de dejar atrás esa actitud! ¡Sacúdete! ¡Fuera esa vagancia que no te lleva a ninguna parte! Y ponte manos a la obra…

publicidad

Abre tu armario, tu gaveta de maquillaje, tus perfumes y accesorios, y decide que en medio de esta etapa de recogimiento forzado ¡vas a ser de nuevo tú!

Te lo prometo. Verás cómo tu amor propio dará un giro de 180 grados. La ansiedad se mejorará y te sentirás muchísimo más optimista.

Verás cómo darte un largo baño con aceite perfumado, ponerte crema humectante, vestirte cómoda (pero siempre muy mona), usar zarcillos, esos zapatos deportivos que te encantan, arreglarte el pelo y maquillarte va a ayudarte muchísimo.

Verte arreglada y cuidando de ti será un «boost» psicológico maravilloso, y el resto del día será mucho más productivo.

¡Sácate un «selfie» cuando estés lista y verás la diferencia respecto a la que eras solo un día antes! La transformación será positiva y cuando el confinamiento haya terminado habrás evitado convertirte en la sombra de la mujer coqueta de meses atrás.

Una anécdota que siempre me inspira

Carolina Herrera, diseñadora de modas.

Una vez, mi amiga, la diseñadora Carolina Herrera, me dijo algo que me quedó grabado para siempre: “Mari, ¿qué es eso de tener ‘ropa de andar’ y ‘ropa de salir’? Encuentro que esa costumbre es terrible. No hay razón para tener ropa vieja y fea para ir al supermercado, para caminar por el barrio, ir a la farmacia o hacer una compra. Hay que lucir lo mejor posible siempre… ¡En todo momento!… Es muy bueno para nuestra autoestima…”

Aquello me impactó mucho, porque Carolina siempre luce tan cuidada, aunque esté caminando por el Central Park. Hace unos meses la vi haciendo su caminata diaria cerca de su casa en Nueva York y llevaba un conjunto de pantalón de algodón beige, una blusa blanca y unas «ballerinas» planas color natural. Su ropa era sencilla, pero lucía tan bien –¡y nada en ella decía «ropa de andar». Su imagen era ideal, tal como debe ser.

Y esa ropa sencilla, mona, limpia, desempolvada, bien planchada, con los botones bien cosidos (un «must» para lucir cuidada), es vital para levantar nuestro ánimo y quedar contentas con nuestra imagen. ¡Y esto es tan importante en los momentos de incertidumbre como los que vivimos!

¡Hazte una rutina y te sentirás 100% mejor!

Desde que comprendí lo positivo de esta realidad, me he hecho una rutina diaria y disfruto muchísimo cuando después de la ducha me ocupo de mi piel con el gel humectante que, a veces por hacerlo más rápido, no usaba. ¡Esto es muy importante!

Uso religiosamente mis cremas (recordando siempre que todas las cremas del mundo son emolientes e hidratan perfectamente), y muy especialmente una de manos para contrarrestar la sequedad por tantos lavados.

No olvides la crema hidratante de cutis y cuello. Después maquíllate cuidadosamente, sin exagerar, peinándote el cabello limpio, al que has rociado con un «spritz» de perfume (¡un gesto lujoso y sexy!) para tratar de lucir lo más natural posible.

Así afecta el coronavirus la industria de la moda 1:22

Un tinte de pelo de caja puede sustituir tu viaje a la peluquería, igual que una amiga que se hace «rayitos» o «mechas» (y le quedan muy bien) usando algún producto para aclarar el vello facial. Hacerse manicura y pedicura caseras puede ser una gran aventura. No es tan difícil como parece.

Después de seguir tu rutina… la diferencia te saludará desde el espejo y tu espíritu se elevará con optimismo. Debes poder decir: ¡Esta mujer soy yo! ¡Nada de excusas!

La moda en épocas de confinamiento

Es muy interesante cómo en Internet se encuentran muchos artículos sobre la ropa ideal para… ¡quedarnos en casa! Chequea tus sitios web favoritos, los de marcas económicas como ZARA, H&M, Gap, COS, Old Navy, Mango, Woman’s Within entre muchas otras, y verás cómo sugieren ropa deportiva, cómoda pero con un twist más de moda.

Quizás sea el momento de chequear tu armario y regalar las prendas que realmente nunca te han gustado y guardas año tras año. Y también el de poner a punto las que sí te gustan. Verás qué bien te sientes.

Mi recomendación es usar pantalones y tops de algodón, en colores suaves y texturas muy agradables de sentir sobre la piel. Igual que zapatos cómodos, pero lindos. Y en las noches, a la hora de la cena, ¿por qué no usar un «caftán» o vestido suelto de los que abundan en las crónicas de moda en Internet y que probablemente ya tienes en tu armario?

Y no solo se trata de ropa…

Como parte de esta nueva rutina inspiracional, también cuenta la atmósfera en que vives.

La cotidianidad que te acompaña en tu casa… No sé si compartes estas experiencias, pero recuerdo que en mi casa había una gran gaveta llena de bellísimos juegos de cama de hilo bordados que habían sido parte del «trousseau» de boda de mi mamá, quien los guardaba como un tesoro pero que jamás usaba. Lo mismo pasaba con esa vajilla preciosa, esas copas de cristal y los cubiertos heredados de la abuela, que se guardaban “para ocasiones especiales”.

Pues ¿no crees que es el momento de disfrutar estas cosas tan lindas? ¡Sí, lo es! Y nunca tu hogar lucirá más bello, más acogedor, más «tuyo», que disfrutando esos objetos tan especiales.

El confinamiento por esta pandemia puede inspirarnos a hacer cambios en nuestras vidas y pasar el tiempo descubriendo nuevos aspectos que no conocíamos. Y te sorprenderá darte cuenta de que puedes vivir disfrutando nuevos placeres, y que serán una dulce y muy humana recompensa para sopesar la tristeza de los tiempos que estamos presenciando.