CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
George Floyd

Secretario de Defensa de EE.UU. ordena la revisión de los recientes despliegues de la Guardia Nacional

Por Paul LeBlanc

(CNN) — El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, ordenó el jueves una revisión del apoyo de la Guardia Nacional a las fuerzas del orden público en todo el país en medio de los disturbios por la muerte de George Floyd.

La revisión, que se considera un procedimiento estándar después de cualquier operación significativa, será dirigida por el secretario del Ejército, Ryan McCarthy, y evaluará específicamente el trabajo de la Guardia Nacional con las fuerzas del orden público federales y locales en las últimas semanas, según un comunicado de prensa del Pentágono.

La evaluación abordará una variedad de temas, incluyendo la capacitación, organización y despliegue de las fuerzas de la Guardia Nacional.

La Guardia Nacional responde al gobernador, no al presidente

«En las últimas semanas, la Guardia Nacional ha actuado de manera profesional y capaz en apoyo del orden público en ciudades de todo Estados Unidos», dijo Esper en un comunicado.

«Tengo el mayor respeto y estoy profundamente orgulloso de nuestros soldados y aviadores que sirvieron durante este período para garantizar que los manifestantes pacíficos puedan ejecutar sus derechos de la Primera Enmienda, y que ellos y otros no sufrirán violencia contra ellos mismos y sus propiedades».

publicidad

MIRA: Trump: El caos termina hoy; pedí a gobernadores activar Guardia Nacional o desplegaré Fuerzas Armadas

«Tengo plena confianza en que el secretario del Ejército McCarthy liderará una revisión sólida», continuó. Se espera que los hallazgos del informe se envíen a Esper a fines de julio, dijo el Pentágono.

El paso sigue a una activación masiva de las fuerzas de la Guardia Nacional para ayudar a calmar las protestas por la muerte de Floyd, un hombre negro que murió a manos de un agente de policía en Minneapolis. A principios de este mes, unos 74.000 miembros de la Guardia habían sido activados en Estados Unidos. Esa cifra es mayor que cualquier otro momento de la historia reciente, según la Oficina de la Guardia Nacional.

Hablando desde el jardín de rosas de la Casa Blanca a principios de este mes, el presidente Donald Trump dijo que «estamos poniendo fin a los disturbios y la anarquía que se han extendido por todo nuestro país», y agregó que ha recomendado encarecidamente a los gobernadores que desplieguen la Guardia Nacional para «dominar las calles».

Como un grupo compuesto por miembros del servicio que tienen trabajos civiles y entrenan a tiempo parcial, los soldados de la Guardia Nacional generalmente son desplegados en sus estados de origen por los gobernadores o el Gobierno federal, quienes deciden la duración de cada misión.

Pueden realizar acciones de orden público cuando están bajo el mando de gobernadores estatales, a diferencia de los militares en servicio activo, que la ley prohíbe a menos que el presidente invoque la Ley de Insurrección.

Pero hay cierta incomodidad con la misión del orden civil entre algunos soldados de la Guardia Nacional.

LEE: Funcionarios del Pentágono expresan preocupación mientras Trump amenaza con usar fuerzas militares para «dominar» a los manifestantes

«Creo que en Estados Unidos no deberíamos acostumbrarnos o aceptar que miembros del servicio uniformados de cualquier tipo tengan que estar en una posición en la que tengan que proteger a las personas dentro de Estados Unidos», dijo a los periodistas el mes pasado el mayor general del Ejército Thomas Carden, general adjunto de la Guardia Nacional de Georgia.

Agregó que «aunque estamos contentos de hacerlo y honrados de hacerlo, esto es una señal de los tiempos en que necesitamos mejorar como país».

Scottie Andrew de CNN contribuyó a este informe.