CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Noticias de salud

Adolescente muere de peste bubónica en Mongolia tras comer carne de marmota

Por Jack Guy, Bilegdemberel Gansukh

(CNN) — Un adolescente de 15 años murió de peste bubónica en el oeste de Mongolia, según funcionarios de salud del Gobierno.

El joven se infectó después de cazar y comer carne de marmota, según Dorj Narangerel, portavoz del Ministerio de Salud de Mongolia. Murió el domingo.

Las marmotas son grandes ardillas terrestres, un tipo de roedor, que históricamente se han relacionado con brotes de pestes en la región.

Las pruebas confirmaron que el adolescente había contraído la peste bubónica y las autoridades impusieron medidas de cuarentena en el distrito de Tugrug, de la provincia de Gobi-Altai.

La cuarentena, que comenzó el domingo, se extenderá hasta el sábado, y las autoridades ya han aislado a 15 personas que entraron en contacto con el adolescente. Todos ellos están en buen estado de salud.

Los roedores son el vector principal de transmisión de la peste de los animales a los humanos, pero la enfermedad también se puede transmitir a través de las picaduras de pulgas o de persona a persona.

La enfermedad mató a unos 50 millones de personas en Europa durante la pandemia de la peste negra en la Edad Media, pero los antibióticos modernos pueden prevenir complicaciones y la muerte si se administran lo suficientemente rápido.

Adolescente muere de peste bubónica en Mongolia tras comer carne de marmota

Las marmotas son grandes ardillas terrestres, un tipo de roedor, que históricamente se han relacionado con brotes de pestes en la región.

La peste bubónica, que es una de las tres formas de peste, causa dolor e inflamación de los ganglios linfáticos, así como fiebre, escalofríos y tos.

Mongolia ha registrado 692 casos de peste de marmota desde 1928 hasta 2018. De ellos, 513 murieron a causa de la enfermedad, lo que equivale a una tasa de mortalidad de poco más del 74%.

A principios de este mes, otras dos personas dieron positivo por peste bubónica en la provincia vecina de Khovd, lo que generó advertencias de funcionarios de Rusia.

Funcionarios del Ministerio de Agricultura y Alimentación de Rusia les dijeron a los ciudadanos de la zona fronteriza que no cacen marmotas ni coman carne de marmota, y que tomen medidas preventivas contra las picaduras de insectos.

La embajada rusa en Mongolia citó a Sergei Diorditsu, un representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Mongolia, quien según informes dijo que la provincia tiene brotes estacionales de la peste, de acuerdo al medio de comunicación estatal ruso RIA Novosti.

«Hay focos naturales de peste en Mongolia y la enfermedad se transmite por (marmotas) tarbagans (marmotas de Mongolia)», dijo la embajada.

Experto: es poco probable un brote de peste bubónica 1:30

«El problema es que residentes locales, a pesar de todas las prohibiciones y recomendaciones de las autoridades locales, siguen cazándolas y comiéndolas, ya que se trata de un manjar local», agregó.

Las autoridades de la región china de Mongolia Interior también confirmaron un caso de la peste en la ciudad de Bayannur, al noroeste de Beijing, el 7 de julio, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

En 2019, una pareja en Mongolia murió después de comer un riñón de marmota crudo, lo que dio lugar a una cuarentena que dejó a varios turistas varados en la región.

La semana pasada, una ardilla en el estado estadounidense de Colorado dio positivo por la peste.

Estados Unidos informa hasta unas pocas docenas de casos cada año, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. Dos personas murieron en Colorado por la peste en 2015.

La peste ha regresado recientemente, y la OMS la ha catalogado como una enfermedad reemergente.

Entre 1.000 y 2.000 personas contraen la peste cada año, según la OMS, pero esa estimación no tiene en cuenta los casos no reportados.