CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Las nuevas pautas de los CDC están a favor de abrir escuelas

Por Maggie Fox, Nick Valencia

(CNN) — Las nuevas pautas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. sobre educación y cuidado infantil están bastante a favor de la apertura de escuelas, e indican que los niños no sufren mucho por el coronavirus, tienen menos probabilidades que los adultos de propagarlo y de afectarse por no asistir a la escuela.

No obstante, las nuevas pautas publicadas el jueves recomiendan que los funcionarios locales consideren cerrar las escuelas o mantenerlas cerradas, si hay una transmisión sustancial e incontrolada del virus.

Los CDC prometieron nuevas pautas durante la semana, después de las exigencias del presidente Donald Trump de que la agencia modifique sus recomendaciones para abrir escuelas.

«Es de vital importancia para nuestra salud pública abrir escuelas este otoño», dijo el director de los CDC, Dr. Robert Redfield, en el comunicado que anunció las actualizaciones.

«El cierre de escuelas ha alterado las formas de vida normales de los niños y los padres, y han tenido consecuencias negativas para la salud de nuestros jóvenes. Los CDC están preparados para trabajar con las escuelas K-12 para reabrir de manera segura y proteger a los más vulnerables».

Las pautas, publicadas en línea, comienzan con una declaración sin firmar sobre «la importancia de reabrir las escuelas de Estados Unidos este otoño».

«La mejor evidencia disponible indica que el covid-19 presenta riesgos relativamente bajos para los niños en edad escolar», se lee en el comunicado.

«Los niños parecen tener un menor riesgo de contraer covid-19 en comparación con los adultos. Para poner esto en perspectiva, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), al 17 de julio de 2020, Estados Unidos reportó que los niños y los adolescentes menores de 18 años representan menos del 7 por ciento de los casos de covid-19 y menos del 0,1 por ciento de las muertes relacionadas con covid-19 «, agrega.

Más de 4 millones de casos de covid-19 en EE.UU.: Trump cancela parte de convención republicana y habla de reabrir escuelas 23:56

«Los estudios científicos sugieren que la transmisión del covid-19 entre los niños en las escuelas puede ser baja. Los estudios internacionales que han evaluado cuán fácilmente se propaga el covid-19 en las escuelas también revelan bajas tasas de transmisión cuando la transmisión comunitaria es baja».

Señala que hay pocos informes de que los niños sean la fuerza impulsora de la transmisión dentro de las familias. «Esto es consistente con los datos de las pruebas de virus y anticuerpos, lo que sugiere que los niños no son los principales impulsores de la propagación de covid-19 en las escuelas o en la comunidad», se lee en el comunicado.

«Ningún estudio es concluyente, pero la evidencia disponible proporciona razones para creer que la escolarización en persona es lo mejor para los estudiantes, particularmente en el contexto de medidas de mitigación apropiadas similares a las implementadas en los lugares de trabajo esenciales».

La declaración señala que el cierre prolongado de escuelas perjudica a los niños. Apunta que «puede conducir a una pérdida grave de aprendizaje, y la necesidad de instrucción en persona es particularmente importante para los estudiantes con mayores necesidades de comportamiento».

La nueva guía señala que los niños a menudo reciben alimentos, atención de salud mental, terapia del habla y lenguaje y otros servicios en la escuela.

Otra orientación tiene en cuenta el riesgo de transmisión en las escuelas y desde las escuelas. Muchos expertos médicos han dicho que no es seguro abrir escuelas mientras el coronavirus se está propagando en una comunidad. Las pautas toman nota de estos argumentos.

«Si hay una transmisión sustancial e incontrolada, las escuelas deberían trabajar en estrecha colaboración con los funcionarios locales de salud para tomar decisiones sobre si mantener las operaciones escolares», expresaron. «La salud, la seguridad y el bienestar de los estudiantes, maestros, personal y sus familias es la consideración más importante para determinar si el cierre de la escuela es un paso necesario», agrega la guía.

«Las comunidades pueden apoyar a las escuelas que permanecen abiertas mediante la implementación de estrategias que disminuyen el nivel de transmisión de una comunidad. Sin embargo, si los niveles de transmisión de la comunidad no pueden disminuirse, el cierre de la escuela es una consideración importante. Los planes para el aprendizaje virtual deben estar en su lugar en caso de un cierre de la escuela».

Las pautas sugieren que los administradores escolares consideren mantener a los niños en grupos o grupos para reducir el riesgo de propagación. También fomentan el uso de distanciamiento social, higiene de manos, mascarillas y otras medidas para controlar la propagación, e incorporan estas medidas en los planes de estudio escolares.

«Existe evidencia mixta sobre si el regreso a la escuela da como resultado una mayor transmisión o brotes», señalan las directrices y estudios de referencia realizados en otros países que han adoptado diversos enfoques para reabrir las escuelas.

«Es importante tener en cuenta el riesgo de transmisión comunitaria a medida que se vuelven a abrir las escuelas. La evidencia de las escuelas a nivel internacional sugiere que las reaperturas escolares son seguras en comunidades con bajas tasas de transmisión de SARS-CoV-2».

Las pautas recomiendan no evaluar a todos los estudiantes para detectar coronavirus. «Los CDC actualmente no recomiendan que las escuelas realicen pruebas de detección de síntomas universales (examinar a todos los estudiantes de los grados K-12)», se lee en las directrices. «Los padres o cuidadores deben ser fuertemente alentados a monitorear a sus hijos en busca de signos de enfermedades infecciosas todos los días», agregan. «Los estudiantes que están enfermos no deben asistir a la escuela en persona».

Por su parte, Trump presionó nuevamente el jueves para que las escuelas vuelvan a abrir. «Pedimos al Congreso que proporcione US$ 105 mil millones a las escuelas» en el próximo proyecto de ley de estímulo, anunció Trump en su sesión informativa sobre el coronavirus en la Casa Blanca.

«No podemos evitar indefinidamente que 50 millones de niños vayan a la escuela», afirmó Trump. «Reabrir nuestras escuelas también es fundamental para garantizar que los padres puedan ir a trabajar y mantener a sus familias».

Sarah Westwood contribuyó a esta historia