CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Jacob Blake

«¿Por qué me dispararon tantas veces?»: Jacob Blake ya no está esposado a una cama de hospital, dice abogado

Por Ray Sánchez, Faith Karimi, Nicole Chávez

(CNN) –– Las esposas que sujetaban a Jacob Blake a una cama de hospital fueron retiradas, le dijo su abogado Patrick Cafferty a CNN en la tarde de este viernes.

Además, la orden judicial que las autoridades usaron para explicar por qué Blake se encontraba esposado fue revocada, indicó Cafferty, y Blake ya no está custodiado por fuerzas de seguridad en el hospital.

Blake, un residente negro de Wisconsin, quedó paralizado de la cintura para abajo después de que un policía blanco le disparara siete veces en la espalda, cuando intentaba detenerlo esta semana en Kenosha. Los familiares señalaron horas antes que ver a Blake esposado a la cama en un hospital en Wauwatosa era desgarrador.

«¿Por qué tienen ese acero frío en el tobillo de mi hijo?», preguntó su padre, Jacob Blake sénior, en la mañana de este viernes durante una entrevista con Alisyn Camerota, de CNN, en el programa «New Day». «No puede levantarse, no podría levantarse incluso si quisiera».

El sargento David Wrigh, portavoz del Departamento del Sheriff del condado de Kenosha, explicó el viernes que Blake fue esposado a la cama porque «tiene órdenes de arresto por delitos graves que cometió antes del incidente de tiroteo».

publicidad

«Cualquiera con este nivel de clasificación que estamos protegiendo en el hospital sería tratado de esta manera», señaló Wright en un comunicado.

Como respuesta al comunicado de la Oficina del Sheriff, Justin Blake, tío de Blake, le dijo a CNN: «Muestra la poca clase y compasión que tiene el sheriff».

En el momento del encuentro violento con la policía el pasado domingo, Blake tenía una orden de arresto relacionada a una llamada por abuso doméstico a principios de este año.

Un despachador pareció advertir a los agentes que respondieron por la orden contra Blake: se refirió a «problemas familiares» en la residencia en Kenosha y a una «alerta en esta dirección por un noventa y nueve». El código policial 10-99 puede referirse a un sospechoso que es buscado.

Padre de Blake dice que su hijo está esposado a la cama 4:55

No está claro si esos policías sabían por qué había una orden pendiente contra Blake cuando llegaron a la residencia.

El pasado 3 de mayo, Blake ingresó ilegalmente a la casa y agredió sexualmente a una mujer en su dormitorio antes de salir con el vehículo de ella, según la denuncia penal obtenida por CNN. La mujer también desistió de una orden de restricción temporal contra Blake.

CNN no suele identificar a las víctimas de agresión sexual.

La denuncia penal presentada el pasado 6 de julio enumeraba los cargos de agresión sexual en tercer grado, delito menor de invasión a propiedad privada y alteración del orden público. La orden de arresto contra Blake se presentó al día siguiente.

Horas antes este viernes, el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, dijo que «no podía imaginar» por qué Blake fue esposado en el hospital después del tiroteo.

«Yo no entendería personalmente por qué eso sería necesario», dijo Evers a los medios. «Espero que podamos encontrar una mejor manera de ayudarlo… en su recuperación. Eso parece contradictorio. Parece ser un mal tratamiento», añadió.

El Hospital Froedtert, donde Blake es tratado, difirió las preguntas de CNN al Departamento de Justicia de Wisconsin. La policía de Kenosha y la oficina del fiscal de distrito no respondieron de inmediato a la solicitud de comentarios.

«No hay explicación para eso», dijo el abogado de la familia Blake Benjamin Crump. «Sigue el patrón de indiferencia deliberada y fuerza excesiva».

Personas se reúnen para protestar por el tiroteo contra Jacob Blake en Kenosha, Wisconsin.

«Mi hijo está luchando por su vida»

Jacob Blake, bajo los efectos de fuertes medicinas, apretó la mano de su padre y lloró después de recuperar el conocimiento.

«¿Por qué me dispararon tantas veces?», le preguntó a Blake a su padre.

«Cariño, ellos no debían dispararte en primer lugar», respondió Jacob Blake sénior, según recordó durante una entrevista con CNN.

Los hijos de Blake, que tienen edades entre los 3 y los 8 años, vieron el tiroteo desde el interior de un automóvil al que estaba subiendo su padre cuando el policía abrió fuego. El niño mayor, que se suponía que iba a celebrar un cumpleaños el día en que le dispararon a su padre, también tiene preguntas.

«Papá, ¿por qué le dispararon a mi papá por la espalda?», dijo Jacob Blake sénior que el e el niño le preguntó. «¿Dónde está papá?».

Abogado: Hijos de Jacob Blake presenciaron los disparos 1:47

Jacob Blake sénior dijo que su hijo ha relatado lo que sucedió por pedazos. Crump afirmó que Blake tuvo varias cirugías y sufrió lesiones graves, incluidos daños en los intestinos y órganos internos, fragmentos de bala en la médula espinal y una vértebra rota.

«Mi hijo está luchando por su vida», dijo el papá de Blake. «Él está resistiendo».

Jacob Blake sénior también compartió que su hijo le toca los brazos, le acaricia la cara y le dice que lo ama. En un momento, hablaron sobre la parálisis de Blake y el joven dijo que quería un perro.

«Te conseguiremos un perro, cariño», respondió el padre.

El padre de Blake mencionó además una conversación que tuvo esta semana con el candidato presidencial demócrata Joe Biden y su compañera de fórmula Kamala Harris, y la comparó con «hablar con mi tío y una de mis hermanas».

«Fueron tan reconfortantes que casi olvidas cómo se estaba desarrollando la situación», dijo, refiriéndose a Biden y Harris, a quienes llamó presidente y vicepresidenta.

Y añadió: «El presidente Biden me contó sus propios problemas con su familia. Que se identifica con lo que estoy pasando. No tenía que seguir diciéndole nada. Él sabía. Se sentía como si él supiera. Se sentía como si ellos superan lo que está pasando. Y no actuaron como si tuvieran prisa por ir a ningún lado. Pasaron tiempo con nosotros».

Cuando se le preguntó si el presidente Donald Trump había intentado comunicarse con su familia, Jacob Blake sénior dijo: «Eso es negativo».

El padre de Blake, quien recordó la participación de su propio padre en el movimiento de derechos civiles, expresó su gratitud por la ola de protestas entre los atletas estadounidenses esta semana, desde la Asociación Nacional de Baloncesto hasta la Liga Nacional de Fútbol y las Grandes Ligas de Béisbol.

Pero expresó su rechazo a la violencia y los saqueos a raíz de la brutalidad policial y el racismo.

«Eso no va a hacer que mi hijo se levante de esa cama y camine», dijo. «Solo Dios podía levantarlo de la cama».

Una camiseta firmada por miembros de los Milwaukee Bucks hizo sonreír a Blake esta semana. Pero su padre no ha hablado con él sobre los disturbios y la violencia en las calles de Kenosha ni nada que pueda retrasar su recuperación.

«Sin complicaciones, bebé», le dijo a su hijo esta semana. «Sin complicaciones».

«Te tengo, papá”, respondió Blake.

Investigadores emiten su primera versión de los hechos

Testigos grabaron el tiroteo en un video de celular y compartieron las imágenes ampliamente en las redes sociales, lo que convirtió a la ciudad de Kenosha en el escenario de protestas nocturnas contra la brutalidad policial.

El policía de Kenosha Rusten Sheskey le disparó a Blake en la espalda el domingo mientras el hombre negro intentaba ingresar a un vehículo con sus tres hijos mirando desde el asiento trasero.

«En su mente, él solo quería sacar a sus hijos de peligro, pero antes de que pudiera sacarlos del auto dijo que solo estaba contando tiros», relató el padre de Blake. «Dijo que los estaba contando. Supongo que perdió el conocimiento alrededor del número cuatro o cinco».

Este viernes, la Asociación de Policía Profesional de Kenosha discrepó sobre la narrativa pública presentada en el caso Blake. En un comunicado, la asociación señaló que había una orden de arresto contra Blake y que él puso a un agente en una llave de cabeza. Blake también tenía un cuchillo, según el comunicado, y se negó a dejarlo cuando la policía se lo ordenó.

Los funcionarios locales no han discutido muchos detalles sobre el tiroteo a Blake, pero han abordado las protestas nocturnas en Kenosha, especialmente después de que dos personas murieran y una tercera resultara herida. Un joven de 17 años fue arrestado el miércoles y enfrenta múltiples cargos de homicidio por las muertes y lesiones a raíz de los disparos.

Este miércoles, los investigadores estatales entregaron su primera versión de los hechos del domingo, pero con grandes vacíos en la línea de tiempo.

El incidente comenzó cuando una mujer llamó a la policía y dijo que «su novio estaba presente y se suponía que no debía estar en ese lugar», dijo la División de Investigación Criminal (DCI, por sus siglas en inglés) del Departamento de Justicia de Wisconsin.

Protestas demandan justicia para Jacob Blake 3:45

En una llamada policial, un despachador nombra a Blake, dice que «se supone que no debe estar allí» y añade que él tomó las llaves de la denunciante y se negó a irse. El despachador explica más adelante que no tiene más detalles porque la persona que llama «no coopera».

Aproximadamente cinco minutos después del reporte inicial, un despachador recibió informes de disparos, dijo la policía.

Los policías intentaron arrestar a Blake y usaron una pistola eléctrica en un intento fallido por detenerlo, indicó la DCI. El hombre caminó alrededor de su vehículo, «abrió la puerta del lado del conductor y se inclinó hacia adelante», añadió la agencia.

El policía Sheskey ha estado en el departamento durante siete años. Ningún otro agente disparó su arma.

Blake admitió que tenía un cuchillo en su poder, y las autoridades dijeron que recuperaron un cuchillo del piso del lado del conductor de su vehículo, según la agencia.

Los investigadores estatales no indicaron por qué la policía se movió para arrestar a Blake, si él blandió o amenazó con usar el cuchillo, o por qué Sheskey disparó tantas veces contra la espalda de Blake. No menciona a sus hijos en el vehículo ni a otros miembros de la familia que se encuentran a pocos metros de distancia.

Sheskey y otro agente fueron puestos en licencia administrativa.

Este viernes, el Departamento de Justicia de Wisconsin emitió una declaración que identifica a dos policías adicionales involucrados en el incidente como Vincent Arenas y Brittany Meronek, de la Policía de Kenosha.

NBA: voces de protesta por el caso de Jacob Blake 0:59

Arenas ––quien también usó su pistola eléctrica en un intento fallido de detener a Blake, dice el comunicado–– ha estado en el Departamento de Policía de Kenosha desde febrero de 2019, después de haber trabajado anteriormente en la Policía del Capitolio de EE.UU. en Washington. Meronek se unió al departamento en enero, según el comunicado.

Los videos del incidente muestran una lucha entre Blake y la policía. Luego él camina por la parte delantera de un auto tipo SUV e intenta entrar por la puerta del lado del conductor. Se ve a un oficial tirando de la camiseta sin mangas de Blake y se escuchan siete disparos.

Sus abogados le dijeron a CNN que Blake no tenía un arma en el auto.

«No puedo hablar directamente de lo que tenía, pero lo que puedo decir es que sus tres hijos estaban en el auto», dijo Patrick Salvi Jr. a CNN. «Eso estaba en su mente. Eso es lo más importante para él en su vida: su familia y sus hijos».

Casey Tolan, Brad Parks, Sara Sidner y Raja Razek, todos de CNN, contribuyeron a este informe.