CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Bebida

Estadounidenses mayores de 30 han bebido más alcohol durante la pandemia, muestra un estudio

Por Lauren Mascarenhas

(CNN) — Los estadounidenses mayores de 30 años han bebido más durante la pandemia de coronavirus que en esta misma época el año pasado, y eso podría tener consecuencias en su salud física y mental, dijeron investigadores el martes.

La frecuencia general de consumo de alcohol aumentó cerca de un 14% desde 2019, informaron investigadores en la revista JAMA Network Open. Ese aumento se traduce en un promedio de un día adicional de consumo de alcohol por mes para el 75% de los adultos.

El sociólogo de RAND Corporation Michael Pollard y sus colegas analizaron una muestra representativa a nivel nacional de 1.540 personas de entre 30 y 80 años. Los participantes completaron una encuesta sobre sus hábitos de bebida entre el 29 de abril y el 9 de junio de 2019 y luego nuevamente entre el 28 de mayo y el 16 de junio de 2020.

Los resultados de la encuesta sobre consumo de alcohol

Los voluntarios informaron que bebieron alcohol más días a la semana. También informaron aumentos en la cantidad de bebidas que tomaron, el número de días de consumo excesivo de alcohol y el número de problemas relacionados con el alcohol en los últimos 30 días entre 2019 y 2020.

La frecuencia de consumo de alcohol aumentó en un 17% entre las mujeres, un 19% entre las personas de 30 a 59 años y un 10% entre las personas blancas.

publicidad

El consumo excesivo de alcohol entre las mujeres aumentó en un 41%. Esto significa aproximadamente un día adicional de consumo excesivo de alcohol en una de cada cinco mujeres. Cerca de una de cada 10 mujeres, o el 39%, informó un aumento en los problemas relacionados con el alcohol, según los investigadores.

«En momentos de confinamiento durante la pandemia de covid-19, el consumo de alcohol puede exacerbar la vulnerabilidad de la salud, las conductas de riesgo, los problemas de salud mental y la violencia», dijo la Organización Mundial de la Salud en abril.

Los investigadores dicen que es importante estar atento a si los aumentos en el consumo de alcohol persisten durante la pandemia y si habrá consecuencias para la salud física y mental como resultado.

Una combinación peligrosa

El aumento en el consumo de alcohol entre los adultos no es necesariamente una sorpresa. El Dr. George Koob, director del Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo, dijo que Estados Unidos ha visto aumentos similares en el consumo de alcohol durante otros momentos de crisis, como después de los ataques terroristas del 11 de septiembre y algunos huracanes recientes.

Sin embargo, el aumento del consumo de alcohol durante esta crisis podría ser especialmente peligroso. Los expertos dicen que en realidad puede aumentar el riesgo de propagación de covid-19 y enfermedades graves.

No es solo que el alcohol se consume a menudo en entornos abarrotados, como bares y fiestas, dijo Koob, sino que reduce las inhibiciones de una persona. Esto hace que sea más probable que las personas permitan un contacto cercano y hablen más, aumentando la probabilidad de que puedan propagar el virus.

El consumo excesivo de alcohol se ha relacionado con un sistema inmunológico debilitado y también con otros efectos negativos para la salud.

«Aproximadamente la mitad de las personas que tienen síndrome de dificultad respiratoria aguda son personas que han abusado del alcohol», dijo Koob. «Nos preocupa que si bebes en exceso, eso podría provocarte, si contraes el virus, un problema respiratorio más grave», explicó.

Problemas por consumo de sustancias podrían estar en aumento

La importancia de cuidar la salud mental durante la pandemia 4:42

A los expertos también les preocupan los trastornos por consumo de sustancias. El aumento de los niveles de consumo y venta de alcohol indica que podría haber un aumento en estos problemas.

«Todo apunta al hecho de que los trastornos por uso de sustancias, y específicamente los trastornos por consumo de alcohol, están en aumento», dijo el Dr. Paul Earley, presidente de la Sociedad Estadounidense de Medicina de Adicciones.

Earley dijo que el mayor aislamiento, el estrés y la incertidumbre provocados por la pandemia de coronavirus han creado la «tormenta perfecta» para los trastornos por uso de sustancias.

«Está muy claro que cuando las personas están bajo más estrés, responden al estrés con un aumento en el consumo de alcohol», dijo.

Earley agregó que aquellos que actualmente están tratando de dejar de beber o se están recuperando de un trastorno por consumo de sustancias pueden ser particularmente vulnerables a una recaída en este momento, especialmente en ausencia de un apoyo en persona.

«La forma más común en que las personas se curan es a través de la calidez de la interacción social», dijo Earley, y agregó que la pandemia, por su propia naturaleza, ha obligado a muchos a aislarse.

Koob señaló que aproximadamente dos tercios de las personas que tienen un trastorno por consumo de alcohol recaen durante períodos de estrés. Además el estrés puede provocar un aumento en el consumo de alcohol incluso en aquellos que nunca antes han tenido un problema con él.

«Este es el tipo de cosas que podrían empujar a personas que normalmente no tendrían un problema en el límite», dijo Earley.

Buscar ayuda ante aumento del consumo de alcohol

Los expertos dicen que puede ser difícil para las personas reconocer que tienen un problema de uso de sustancias.

«El alcoholismo es la única enfermedad que te dice que no la tienes», dijo Earley. «No puedes asumir que cuando comiences a beber más, sabrás cuándo estás en problemas y cuándo no», advirtió.

Earley dijo que si una persona bebe más de lo planeado, siente la necesidad de ocultar su consumo o experimenta sentimientos de culpa o vergüenza, puede ser el momento de buscar ayuda.

Encontrar formas saludables de lidiar con el estrés puede ayudar a prevenir los problemas vinculados al uso de sustancias. Koob sugirió tomar descansos regulares del trabajo, hacer ejercicio, mantener un horario regular y dormir lo suficiente.

Para quienes buscan ayuda, se encuentran disponibles opciones de telesalud y soporte virtual. Comunicarse con familiares y amigos, dicen los expertos, es un buen primer paso.