CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Argentina

Argentina

Avanza investigación sobre la muerte de Maradona con nuevos testimonios y medidas de prueba

Por Emilia Delfino

(CNN Español) — La enfermera que asistía al astro del fútbol fue citada nuevamente a declarar como testigo. Agregó nuevos detalles sobre la asistencia a Diego Armando Maradona durante sus últimas horas y sus dichos activaron nuevas medidas de prueba. También declaró el enfermero del turno noche, quien dijo haberlo visto durmiendo, respirando con normalidad, alrededor de las 6.30 del miércoles. Te explicamos a continuación cómo sigue la investigación de los fiscales.

El equipo de fiscales a cargo de la investigación sobre la muerte de Diego Armando Maradona analiza nueva información aportada por los últimos testigos que declararon este jueves, informó a CNN una fuente judicial con acceso directo al expediente.

La enfermera que asistía al astro del fútbol durante la mañana del miércoles fue citada por segunda vez, luego de haber sido interrogada aquel día. La profesional agregó información que no había dicho ante los fiscales en su primera declaración, según el comunicado oficial de la fiscalía general de San Isidro.

Ante esta nueva información, una fuente judicial con acceso directo al expediente dijo a CNN que, por el momento, los datos incorporados no modifican la hipótesis de los fiscales sobre una muerte natural de Maradona ni sobre responsabilidades de terceros en su fallecimiento.

Vista aérea del entierro de Maradona en el cementerio Jardín de Paz Bella Vista (Crédito: EMILIANO LASALVIA/AFP via Getty Images)

La enfermera dijo que alrededor de las 7.30 am del miércoles 25 de noviembre escuchó movimientos en la habitación de Maradona, donde el exjugador dormía solo, según dijo, por lo que entendió que el astro se movilizó en la habitación.

publicidad

Durante su declaración, también afirmó que, tras la muerte de Maradona, su superior -el coordinador de los enfermeros- le dijo que apuntara en el libro en el que registraban la asistencia al paciente que la enfermera había intentado revisarlo cerca de las 9.30 am pero que Maradona no había accedido a ser atendido. Sin embargo, ante los fiscales, la enfermera aclaró que ese hecho registrado en el libro interno nunca sucedió, según confirmó la fuente judicial con acceso al expediente.

Los fiscales analizan ahora volver a citar al coordinador de enfermeros -que ya había declarado en el expediente- para contrastar esta versión sobre su supuesta indicación para completar el libro de controles realizados a Maradona, agregó la fuente citada a CNN.

Además, buscan analizar dicho libro de registros y seguir constatando los testimonios de los testigos con otras medidas de prueba, como el registro de ingresos y egresos al barrio privado, la historia clínica de Maradona y la información del caso con la que cuentan las distintas empresas de ambulancias que asistieron al lugar.

La fuente judicial con acceso al expediente informó que los fiscales buscan determinar con exactitud qué tipo de medicación le administraban los enfermeros por indicación de los médicos. Hasta el momento, la fiscalía entiende -dijo la fuente- que se trataría de psicofármacos que no estarían directamente relacionados con la condición cardíaca que padecía Maradona. Según los resultados de la autopsia informados oficialmente hasta el momento, Maradona sufrió un infarto con edema pulmonar.

maradona

Los aficionados lloran mientras el cortejo fúnebre de Maradona sale de la Casa Rosada hacia el cementerio en Buenos Aires el 26 de noviembre de 2020. (Crédito: Juan Mabromata / AFP/ Getty Images)

Las 12 del mediodía es la hora del deceso que conmueve a la Argentina, según determinaron los cinco médicos oficiales que revisaron el cuerpo del astro, confirmó la fiscalía general de San Isidro, que interviene en el caso.

La fuente con acceso al expediente sostuvo a CNN que el equipo encabezado por el fiscal general John Broyad busca reconstruir cómo se sucedieron los hechos de esa mañana, en especial entre las 11.30 -cuando los testigos que estaban en la casa con Maradona dicen haberse percatado de que no tenía signos vitales- y la llegada de la primera ambulancia, una hora después.

El último que vio con vida a Maradona

Según el comunicado de la fiscalía de este viernes, los fiscales tomaron declaración testimonial a un segundo enfermero, que trabajaba en la vivienda de Maradona durante el turno noche y que lo asistió durante la madrugada del día 25 de noviembre.

“A partir de sus dichos se pudo establecer que habría sido la última persona en verlo con vida aproximadamente a las 6:30 de la mañana, al momento de efectuarse el cambio de guardia. Allí refirió haberlo encontrado descansando en su cama, asegurando que estaba durmiendo y respirando normalmente”, dice el comunicado de la fiscalía general de San isidro.

Una primera versión oficial se había basado en el testimonio de un sobrino de Maradona que declaró haber sido el último en verlo y dialogar con él el martes por la noche, alrededor de las 23.

Las ambulancias

“Asimismo, se estableció que a las 12:17 horas (a confirmar mediante informe de la empresa prestataria del servicio de telefonía celular) el secretario personal de Maradona requirió servicio de asistencia médica, haciéndose presente una ambulancia de la empresa +VIDA a las 12:28 horas, conforme registros fílmicos del Barrio San Andrés obtenidos por la Fiscalía”, informó en el comunicado.

De acuerdo a esta información, la ambulancia tardó 11 minutos en llegar a la entrada del barrio privado. “Se observó luego el ingreso de distintas ambulancias de otras prestadoras de servicios médicos”, posteriores a la llegada de esa compañía.

“Se estableció también que a las 12:16 horas se generó un llamado al servicio de emergencias 911 requiriendo una ambulancia, por parte de Leopoldo Luque, contándose con la grabación de audio pertinente”, informó la fiscalía.

Como parte de otras medidas de prueba, los fiscales solicitaron “la remisión de la historia clínica y demás constancias médicas vinculadas a la atención de Maradona” y requirieron fijar fecha para la realización de las pericias complementarias de la autopsia que, por el momento, serían la semana próxima.

También solicitaron “los registros de las comunicaciones y las grabaciones respecto de los llamados de interés para la investigación” y se recibieron “registros de entrada y salida de visitas y empleados al Barrio San Andrés”. A esto buscan sumar las grabaciones de las cámaras de seguridad ubicadas en el ingreso y egreso al barrio, dice el comunicado.

Además de los dos enfermeros y su coordinador, en el caso ya declararon un sobrino de Maradona que permaneció con él durante las últimas semanas; un médico cirujano vecino, quien participó de las maniobras de reanimación; y el médico clínico de la prestadora médica que llegó primero al lugar, entre otros. También declararon otras personas que se encontraban en la casa al momento de la muerte: el asistente personal del astro, su psicólogo y su psiquiatra, un empleado de seguridad y una cocinera, según los comunicados y la confirmación de la fuente judicial con acceso al expediente.