CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Joe Biden

Biden firmará decretos que incluyen medidas rumbo a elevar el salario mínimo de US$ 15 a empleados y contratistas federales

Por Tami Luhby

(CNN) — Se espera que el presidente Joe Biden firme dos decretos más el viernes, uno enfocado en aumentar el salario mínimo a US$ 15 para la fuerza laboral federal y el otro en expandir la asistencia para los estadounidenses que la necesitan, mientras continúa sus rápidos esfuerzos por revertir las políticas de su predecesor.

Uno está orientado a mejorar los trabajos de los empleados y contratistas federales, que fue uno de los compromisos de campaña del presidente. Pone en marcha otro decreto que planea firmar dentro de sus primeros 100 días que requiere que los contratistas federales paguen un salario mínimo de US$ 15 por hora y proporcionen una licencia paga de emergencia. También indica a las agencias que determinen qué trabajadores federales están ganando menos que ese mínimo y desarrollen recomendaciones para promover llevarlos hasta US$ 15 por hora.

Biden incluyó un llamado para aumentar el salario mínimo nacional por hora a US$ 15 como parte del paquete de ayuda de US$ 1,9 billones que describió la semana pasada antes de asumir el cargo. Actualmente es de US$ 7,25 la hora.

El segundo decreto busca brindar ayuda en una variedad de formas a aquellos que están sin trabajo o que luchan por comprar comida.

«El pueblo estadounidense no puede darse el lujo de esperar», dijo Brian Deese, director del Consejo Económico Nacional. Señaló que los datos de la Oficina del Censo muestran que casi 30 millones de personas no siempre tienen lo suficiente para comer. «Y muchos penden de un hilo. Necesitan ayuda, y estamos comprometidos a hacer todo lo posible para brindar esa ayuda lo más rápido posible».

Biden ha firmado una serie de decretos, acciones y memorandos desde que se juramentó el miércoles, incluidas medidas inmediatas para ayudar a los deudores de préstamos estudiantiles y a las personas que enfrentan el desalojo. El jueves, formalizó los pasos para controlar la pandemia de coronavirus.

publicidad

Se espera que Biden firme pedidos adicionales en los próximos días, según un documento de calendario enviado a los aliados de la administración y visto por CNN.

Su agenda de la próxima semana incluye pasos para reforzar los requisitos para que el gobierno compre bienes y servicios de empresas estadounidenses, un impulso para eliminar las cárceles privadas, restablecer el Consejo de Asesores de Ciencia y Tecnología del Presidente, rescindir la llamada política de la Ciudad de México que bloquea el financiamiento federal para organizaciones no gubernamentales que brindan servicios de aborto, y cambios en el procesamiento fronterizo y las políticas de refugiados, así como el establecimiento de un grupo de trabajo de reunificación familiar.

LEE: Biden presenta el plan para combatir el covid-19 basado en «ciencia, no política» y firma nuevos decretos

Restaurar las protecciones del servicio civil

El primer decreto del viernes también revocará tres decretos firmados por el entonces presidente Donald Trump en 2018 que facilitaron el despido de empleados federales y debilitaron sus sindicatos. Las medidas han sido objeto de litigio y arbitraje.

La acción de Biden instruye a las agencias a negociar sobre temas permisibles y no obligatorios en las negociaciones del contrato.

El decreto del viernes también elimina la nueva clasificación del Anexo F para ciertos empleados del servicio civil federal, que Trump creó en octubre por decreto. Los críticos dijeron que la medida de Trump politiza el servicio civil y podría llevar a que los funcionarios de carrera sean expulsados por razones políticas.

Ayudando a familias necesitadas

El segundo decreto requiere que el Departamento de Agricultura considere mejorar los beneficios de Pandemic-EBT en un 15%, lo que le daría a una familia con tres hijos más de US$ 100 en apoyo adicional cada dos meses. El programa, que forma parte de los paquetes de ayuda que el Congreso aprobó en marzo pasado, proporciona fondos a familias de bajos ingresos cuyas escuelas infantiles han cerrado para reemplazar las comidas gratuitas o de precio reducido que habrían recibido.

Además, el decreto ordena al departamento que considere permitir que los estados aumenten los beneficios de cupones para alimentos para aproximadamente 12 millones de estadounidenses que no recibieron un aumento antes en sus asignaciones de emergencia.

Y el presidente le está pidiendo a la agencia que considere la posibilidad de revisar su Thrifty Food Plan, que es la base para determinar los beneficios de los cupones de alimentos, para reflejar mejor el costo actual de una dieta básica saludable.

La inseguridad alimentaria se ha disparado durante la pandemia en medio de una pérdida masiva de empleos. El proyecto de ley de ayuda que los legisladores aprobaron en diciembre aumenta el beneficio máximo del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria, como se conoce formalmente a los cupones de alimentos, en un 15% hasta junio. La medida de alivio de Biden la extendería hasta septiembre.

LEE: El primer día completo de Biden en el cargo: el presidente firma decretos para enfrentar la pandemia del covid-19

Además, Biden le pedirá al Departamento del Tesoro que considere tomar una serie de acciones para tratar de llegar a los aproximadamente 8 millones de personas que pueden haber perdido sus pagos de estímulo porque normalmente no presentan impuestos.

Y el decreto ordena al Departamento de Trabajo que considere aclarar que los estadounidenses desempleados pueden negarse a aceptar trabajos que temen que pongan en peligro su salud y aún así calificar para los beneficios de desempleo.

Esto se ha convertido en un problema durante la pandemia porque algunas personas sin trabajo han tenido miedo de aceptar trabajos que creen que los expondrán al virus. Los estados han variado en cómo han manejado estas situaciones.

Katie Lobosco, Nikki Carvajal y Betsy Klein de CNN contribuyeron a este informe.