CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Biden eleva sus apuestas con las vacunas y sugiere que EE.UU. vacunará a 1,5 millones de personas por día

Por Maegan Vazquez, Betsy Klein

(CNN) — El presidente Joe Biden dijo este lunes que espera que Estados Unidos pronto pueda vacunar a 1,5 millones de personas por día, elevando el listón en aproximadamente 500.000 vacunas más que su objetivo de 1 millón por día para sus primeros 100 días en el cargo. Dijo que Estados Unidos podría superar ese objetivo inicial en unas tres semanas.

«Estoy bastante seguro de que dentro de las próximas tres semanas estaremos en condiciones de vacunar personas en un rango de un millón por día o más», les dijo a periodistas, aclarando que se refería a 100 millones de dosis, no necesariamente 100 millones de personas, ya que algunas de las vacunas requieren más de una inyección.

Biden dijo que los factores clave para aumentar las vacunas son tener suficiente vacuna, tener suficientes jeringas y otros equipos necesarios y tener suficiente gente administrándolos. Dijo que su administración está trabajando para producir vacunadores adicionales, personas que puedan administrar la vacuna.

«Creo que, como dice el viejo refrán, con la gracia de Dios, la buena voluntad del vecino y el riachuelo vecino que no se desborde, creo que podemos llegar a 1,5 millones al día, en lugar de un millón al día», dijo Biden.

Poco después de la sesión informativa de Biden, un funcionario de la Casa Blanca le dijo a CNN que el objetivo oficial de la administración sigue siendo 100 millones de inyecciones de vacunas en sus primeros 100 días en el cargo.

publicidad
Esto sabemos de las vacunas y las variantes del covid-19 2:28

Este es un objetivo que la Casa Blanca todavía considera «ambicioso, pero alcanzable», dijo el funcionario, pero también anticipan que muchas cosas podrían salir mal dada la naturaleza sin precedentes de la pandemia. Sin embargo, el funcionario destacó que la esperanza ahora era superar esa meta original de 100 millones de inyecciones de vacunas en los primeros 100 días.

Al describir a Biden como «optimista», el funcionario también dijo que el presidente ha estado presionando a su fuerza de trabajo para el covid para que apunte a avanzar más allá de su objetivo inicial de 100 millones de dosis de vacunas en 100 días.

Fabricantes de vacunas contra el coronavirus piden más tiempo

El anuncio de Biden se produjo el mismo día en que los funcionarios de Pfizer y Moderna dijeron que llevará tiempo ampliar la fabricación de sus vacunas.

El Dr. Stephen Hoge, presidente de Moderna, dijo que los fabricantes de vacunas tienen la obligación de mantener la calidad y la consistencia a medida que aumentan la capacidad.

«Eso es lo frustrante de la ampliación», dijo Hoge.

El aumento de las vacunas no necesariamente trasladará el cronograma objetivo para obtener vacunas para cualquier persona que desee una en Estados Unidos.

Biden dijo que cree que cualquiera que quiera una vacuna podrá obtenerla en la primavera, una fecha límite similar a la establecida bajo la administración Trump.

El compromiso de Biden de aumentar las vacunas contra el coronavirus se encuentra entre una lista más amplia de esfuerzos discutidos en la Casa Blanca el lunes para abordar la pandemia de coronavirus.

Las primeras decisiones de Biden como presidente de EE.UU. 1:52

Así va la vacunación en algunos lugares de EE.UU.

Biden firmó una proclamación presidencial este lunes restableciendo las restricciones de viaje impuestas debido a la pandemia por covid-19 para quienes viajan a Estados Unidos desde el espacio Schengen, en Europa, así como el Reino Unido, Irlanda, Brasil y Sudáfrica.

Y hablando con los reporteros, Biden también hizo referencia a la importancia de crear un foro donde los estadounidenses «puedan presentarse, hacer fila y recibir su vacuna sin tener que hacer fila durante ocho horas, poder levantar el teléfono, llamar la farmacia y anotar su nombre en la lista».

Pero los nuevos esfuerzos se producen en medio de una confusión constante y preocupaciones urgentes en diferentes estados sobre el suministro y distribución de la vacuna contra el coronavirus del país.

El lunes temprano, el comisionado de Salud de la ciudad de Nueva York, David Chokshi, le dijo a CNN que la ciudad «no tiene dosis suficientes» de la vacuna contra el covid-19 para «poder satisfacer la demanda que sabemos que existe entre los neoyorquinos».

El gobernador republicano de Florida, Ron DeSantis, dijo que la capacidad de Florida supera con creces la cantidad de vacuna que les ha administrado el Gobierno federal. Y el gobernador republicano de Massachusetts, Charlie Baker, dijo de manera similar que el estado está «estableciendo la capacidad para administrar muchas más dosis, de las que actualmente estamos recibiendo o proyectando recibir del (Gobierno federal)».

Durante los últimos dos días, tanto la principal portavoz de Biden, la secretaria de Prensa de la Casa Blanca Jen Psaki, como la directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), la Dra. Rochelle Walensky, dijeron que no sabían cuáles son los niveles actuales de suministro de vacunas contra el coronavirus. Ambas culparon al gobierno de Trump por el problema.

Pero hablando con la prensa el lunes, Biden afirmó que su administración sí sabe cuántas vacunas contra el coronavirus están disponibles en Estados Unidos, sin embargo, no reveló cifras concretas.

«Somos optimistas de que tendremos suficientes vacunas. Y en muy poco tiempo. Como saben, asumimos el cargo sin saber cuántas vacunas estaban disponibles. Ahora que estamos aquí , hemos estado alrededor de una semana más o menos, ahora tenemos eso», dijo Biden. «Y hemos obtenido el compromiso de algunos de los productores de que, de hecho, producirán más vacunas en un período de tiempo relativamente corto y luego continuarán con eso en el futuro».

— MJ Lee de CNN contribuyó a este informe.