CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Colombia

Primera condena por la muerte de Javier Ordóñez en Colombia: 20 años de prisión a patrullero de la Policía Nacional

Por Florencia Trucco

(CNN Español) –– El patrullero de la Policía Nacional de Colombia Juan Camilo Lloreda Cubillos fue sentenciado a 20 años de prisión y una multa equivalente a 1.500 salarios mínimos mensuales (unos US$ 370.500) por la muerte de Javier Ordóñez, estudiante de derecho, el 9 de septiembre en el contexto de un operativo policial en Bogotá.

La Fiscalía General informó este martes en un comunicado que Lloreda Cubillos aceptó su responsabilidad en la muerte de Ordóñez. La entidad explicó que llegaron a un preacuerdo avalado por el Juzgado Octavo Penal Especializado de Bogotá para «obtener pronta y cumplida justicia». Según la Fiscalía, el policía admitió los delitos de homicidio y tortura agravados y colaborará con el «pleno esclarecimiento» del incidente.

CNN está intentando comunicarse con su abogado al respecto.

El comunicado de la Fiscalía añadió que Lloreda Cubillos se comprometió a realizar un acto público de perdón «como componente de reparación y muestra de arrepentimiento».

El caso de Javier Ordóñez

Ordóñez, de 43 años, falleció después de que agentes de la policía lo aprehendieran y lo sometieran en el suelo usando pistolas de electrochoques. En un video que se viralizó en redes sociales, se observa que le pedían poner las manos en la espalda, mientras él clamaba varias veces «por favor» que se detuvieran. Un hecho que en septiembre desató las protestas contra la brutalidad policial en Colombia.

publicidad

El comunicado señala que los elementos recabados indican que las unidades de la Policía realizaron un procedimiento frente a la residencia de Ordóñez y coordinaron su traslado hasta una sede policial en la localidad de Engativá. En ese momento se habrían presentado «actuaciones» que provocaron su muerte.

Según la Fiscalía, que cita un informe de necropsia de Medicina Legal, al parecer, hubo otras actuaciones que desencadenaron la muerte del estudiante de derecho.

Con respecto al otro patrullero supuestamente involucrado en la muerte, la Fiscalía lo acusó formalmente por los mismos delitos de «homicidio agravado y tortura agravada».

Fernando Ramos colaboró con este reporte.