CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
George Floyd

Los cargos por los que declararon culpable a Derek Chauvin, explicados

Por Eric Levenson

(CNN)– El jurado en el juicio contra Derek Chauvin por la muerte de George Floyd declaró culpable al exagente de policía de todos los cargos por los que estaba acusado. Aquí te explicamos qué significa cada uno.

El cargo de homicidio no intencional en la comisión de delito grave sostiene que Chauvin causó la muerte de Floyd «sin intención» mientras cometía o intentaba cometer un delito de agresión en tercer grado. A su vez, la agresión en tercer grado se define como la imposición intencional de un daño corporal sustancial.

El cargo de homicidio no intencional con desprecio por la vida sostiene que Chauvin causó la muerte de Floyd al «perpetrar un acto eminentemente peligroso para los demás y al manifestar una mente depravada, sin tener en cuenta la vida humana».

El cargo de homicidio accidental sostiene que Chauvin causó la muerte de Floyd por «negligencia culposa por la que la persona crea un riesgo irrazonable y se arriesga conscientemente a causar la muerte o un gran daño corporal».

Testigos dicen sentirse culpables por la muerte de Floyd 3:06

Todos los cargos implicaron que los fiscales demostraran que las acciones de Chauvin no fueron objetivamente razonables y que fueron una causa sustancial de la muerte de Floyd. Sin embargo, los cargos difieren principalmente en cómo interpretan su intención y mentalidad durante la detención de Floyd.

publicidad

Chauvin se había declarado inocente de los tres cargos.

Los cargos se consideraron por separado, por lo que Floyd podía ser condenado por todos (como sucedió), algunos o ninguno. Chauvin podría enfrentarse a 40 años de prisión por homicidio no intencional en la comisión de delito grave, hasta 25 años por homicidio no intencional con desprecio por la vida y hasta 10 años por homicidio accidental.

Sin embargo, las sentencias reales serían mucho más bajas, ya que Chauvin no tiene condenas anteriores. Las directrices de sentencia de Minnesota recomiendan unos 12,5 años de prisión por cada cargo de homicidio no intencional y unos cuatro años por el cargo de homicidio accidental. El juez decidirá en última instancia la duración exacta y si se cumplen al mismo tiempo o de forma consecutiva. La sentencia se conocerá en ocho semanas.

La reacción de Van Jones al veredicto de Derek Chauvin 1:28

¿Qué tienen en común los cargos contra Derek Chauvin?

El elemento central de todos los cargos es la causalidad, es decir que Chauvin fue un factor causal sustancial en la muerte de Floyd.

Para probar ese punto, los fiscales presentaron el testimonio de cinco médicos que dijeron que Floyd murió por falta de oxígeno debido a que Chauvin sujetó a Floyd esposado en posición boca abajo, lo que se conoce como «asfixia posicional».

El Dr. Andrew Baker, médico forense del condado de Hennepin, que realizó la autopsia de Floyd, declaró que el sometimiento y la inmovilización por parte de la policía fue la causa principal de su muerte. Sin embargo, también enumeró la cardiopatía arteriosclerótica e hipertensiva de Floyd, la intoxicación por fentanilo y el consumo de metanfetamina como afecciones importantes.

Otros expertos médicos de la acusación fueron más contundentes.

Testigo del arresto de Floyd: Un hombre estaba siendo asesinado 4:02

«Una persona sana sometida a lo que el Sr. Floyd fue sometido habría muerto», dijo el Dr. Martin Tobin, neumólogo y médico de cuidados intensivos que explicó la fisiología de la respiración.

La defensa trató de socavar eso destacando el consumo de drogas de Floyd y sus problemas cardíacos subyacentes. Sugirió que murió durante la inmovilización, pero no a causa de las acciones de Chauvin.

El Dr. David Fowler, ex jefe médico forense de Maryland, testificó para la defensa que la causa de la muerte de Floyd debería haber sido clasificada como «indeterminada», diciendo que sus problemas cardíacos subyacentes fueron las causas principales.

«En mi opinión, el Sr. Floyd sufrió una arritmia cardíaca repentina, o arritmia cardíaca, debido a su aterosclerosis y a su enfermedad cardíaca hipertensiva… durante su contención y sometimiento por parte de la policía», dijo.

En segundo lugar, todos los cargos contra Derek Chauvin suponen que hizo un uso excesivo e irrazonable de la fuerza, en contra de su formación policial.

Para demostrarlo, un puñado de supervisores policiales y expertos en el uso de la fuerza criticaron que Chauvin se arrodillara sobre Floyd, que no se resistió y estuvo inconsciente durante varios minutos de la contención.

En particular, el jefe de la policía de Minneapolis, Medaria Arradondo, rechazó categóricamente que Chauvin se arrodillara sobre el cuello de Floyd, afirmando que «de ninguna manera, ni forma, es algo que está en las políticas. No forma parte de nuestro entrenamiento, y ciertamente no forma parte de nuestra ética o nuestros valores». Afirmó que Chauvin violó las políticas de desescalada, el uso objetivamente razonable de la fuerza y la obligación de prestar ayuda.

La defensa, por su parte, había argumentado que las acciones de Chauvin parecían horribles para los transeúntes, pero que estaban dentro de su formación profesional. La defensa describió el poner la rodilla en el cuello y la espalda de Chauvin como una técnica habitual de control en el suelo.

Barry Brodd, un experto en el uso de la fuerza que testificó para la defensa, dijo que Chauvin estaba justificado al arrodillarse sobre Floyd durante más de nueve minutos y que no usó la fuerza mortal.

«Consideré que Derek Chauvin estaba justificado y actuaba con una razonabilidad objetiva, siguiendo la política del Departamento de Policía de Minneapolis y las normas actuales de aplicación de la ley en sus interacciones con el Sr. Floyd», dijo Brodd, un antiguo agente de policía.

¿En qué difieren los cargos?

Cada uno de los tres cargos interpreta la intención de Chauvin el pasado mes de mayo de una manera ligeramente diferente.

El cargo de homicidio no intencional en la comisión de delito grave sucede cuando una persona comete un delito subyacente y alguien muere involuntariamente. Este cargo implica que el jurado encontró que Chauvin tenía la intención de agredir a Floyd e infligirle un daño corporal sustancial.

El cargo de homicidio no intencional con desprecio por la vida alega que Chauvin tenía una «mente depravada, sin consideración por la vida humana». La esencia de la mente depravada es la «imprudencia extrema», según Richard Frase, profesor de Derecho Penal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Minnesota.

El cargo se utiliza generalmente en casos en los que una persona conduce un vehículo en sentido contrario o dispara un arma contra una multitud. Este cargo de homicidio fue desestimado por el juez el año pasado, pero se reinstauró en marzo tras un caso de apelación relacionado con la condena por asesinato del expolicía de Minneapolis Mohamed Noor.

Por último, el cargo de homicidio accidental contra Derek Chauvin depende de la «negligencia culpable», que se ha interpretado como una negligencia grave combinada con imprudencia.

Chauvin se acogió a su derecho a la Quinta Enmienda para no declarar en su propia defensa. Por tanto, para entenderlo, los jurados dependieron de la totalidad de las pruebas, incluidos los videos de Chauvin sobre Floyd, así como sus comentarios posteriores para defender sus acciones.

Por ejemplo, en una refutación de los argumentos de cierre de la defensa, el abogado de la acusación Jerry Blackwell dijo al jurado que se fijara en el lenguaje corporal de Chauvin.

«Esta no era una cara de miedo, preocupación o inquietud», dijo.

La defensa también ha argumentado que Chauvin se comportó como lo hizo porque estaba distraído por una multitud hostil de transeúntes. Es posible que Chauvin no haya actuado exactamente como estaba entrenado, según esta teoría, pero la hostilidad de la multitud no ofrece una explicación delictiva del porqué.

Sin embargo, los transeúntes declararon que nadie amenazó a los agentes y que solo levantaron la voz porque Floyd parecía estar en un estado cada vez más grave. Además, un sargento del Departamento de Policía de Los Ángeles y experto en uso de la fuerza de la acusación declaró que no cree que Chauvin estuviera distraído porque estaba interactuando directamente con lo que decía Floyd.