CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Enfermedades

Expertos bajan a 45 años la edad recomendada para iniciar las pruebas de detección del cáncer colorrectal

Por Lauren Mascarenhas

(CNN)– El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos bajó de 50 a 45 años la edad recomendada para empezar los exámenes de detección de cáncer de colon y recto.

El grupo de trabajo, que es el principal panel de orientación médica en Estados Unidos, publicó un borrador de la recomendación en octubre. La declaración de recomendación final, publicada el martes en la revista JAMA, dice que todos los adultos de 45 a 75 años deben ser examinados para detectar casos de cáncer colorrectal.

Esta recomendación se dirige a personas asintomáticas de riesgo medio sin diagnóstico previo de cáncer colorrectal, sin antecedentes de pólipos de colon o recto y sin antecedentes personales o familiares de trastornos genéticos que les hagan correr un mayor riesgo. El grupo de trabajo también recomendó el examen selectivo entre los adultos de 76 a 85 años de edad en función de la salud general del paciente, su historial de exámenes previos y sus preferencias.

Cáncer colorrectal, ahora más presente en adultos jóvenes 1:08

En su recomendación de 2016, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos (USPSTF, por sus siglas en inglés) sugirió comenzar las pruebas de detección a los 50 años.

«Creemos que con las pruebas de detección a partir de los 50 años, prevenimos unos 50 casos de cáncer colorrectal en una población de 1.000 personas y evitamos unas 25 muertes. Si bajamos a la edad de 45 años, evitaremos dos o tres casos más y quizá una muerte», declaró a CNN el Dr. Michael Barry, vicepresidente del grupo de trabajo. «Pensamos que era suficientemente considerable como para cambiar la recomendación y bajar a los 45 años».

Con la recomendación oficial, los servicios de detección de cáncer colorrectal para personas de 45 a 75 años estarán cubiertos por la mayoría de los planes de seguros privados, sin copago.

publicidad
Hubo más muertes por cáncer que por covid-19 en 2020 1:16

«La implicación es que, para muchas personas, habrá menos barreras para someterse a las pruebas de detección entre los 45 y los 49 años», dijo Barry, quien señaló que puede haber un lapso de tiempo antes de que la cobertura del seguro entre en vigor.

El cáncer colorrectal es la tercera causa de muerte por cáncer, y se prevé que unas 52.980 personas morirán por esta causa en Estados Unidos en 2021. Aunque la mayoría de los casos se diagnostican en personas de 65 a 74 años, la recomendación refleja una tendencia en los últimos años de casos entre personas más jóvenes.

Cambio de orientación impulsado por una tendencia preocupante

La recomendación final señala que el 10,5% de los nuevos casos de cáncer colorrectal se dan en personas menores de 50 años, y los casos entre adultos de entre 40 y 49 años aumentaron casi un 15% entre 2000-2002 y 2014-2016.

«Es un área importante de preocupación y abundan las teorías de investigación», dijo a CNN el doctor Benjamin Lebwohl, gastroenterólogo del NewYork-Presbyterian y del Centro Médico de la Universidad de Columbia. «Hasta cierto punto, puede estar impulsado en parte por la obesidad, pero hay muchas personas menores de 50 años que no son obesas y que están desarrollando cáncer colorrectal sin ningún factor de riesgo discernible».

Aunque los médicos aún no están seguros de por qué se producen más casos en el grupo de edad más joven, afirman que las pruebas de detección de cáncer en las personas a una edad más temprana salvarán vidas. Si los pólipos colorrectales se detectan con suficiente antelación, pueden extirparse antes de que se conviertan en cáncer.

 

Para fundamentar su decisión, el grupo de trabajo encargó una revisión de las pruebas de detección del cáncer colorrectal en Estados Unidos, que incluía 33 estudios sobre la eficacia, la precisión de las pruebas y los daños derivados de los exámenes.

También tuvo en cuenta un estudio de modelización, que estimó que los años de vida ganados gracias a la detección del cáncer colorrectal eran de 171 a 381 por cada 1.000 personas de 40 años. Los modelos mostraron que el número de años de vida adicionales ganados con las pruebas de detección después de los 75 años era relativamente pequeño. Los investigadores calcularon que reducir la edad de inicio de las pruebas de detección de 50 a 45 años podría suponer una ganancia de 22 a 27 años de vida adicionales, de 161 a 784 colonoscopias adicionales y de 0,1 a 2 complicaciones adicionales relacionadas con las pruebas de detección por cada 1.000 personas.

Comenzar las pruebas de detección a los 45 años «proporciona un equilibrio eficaz entre la carga de colonoscopias y los años de vida ganados», afirma la investigación.

Impacto desproporcionado en los adultos negros

El USPSTF se une ahora a grupos como la Sociedad Estadounidense del Cáncer que recomiendan el umbral de edad más bajo para el cribado de los adultos con un riesgo medio de cáncer colorrectal. La Sociedad Estadounidense del Cáncer hizo el cambio de 50 a 45 años en 2018. En 2017, el Grupo de Trabajo Multisociedades de Estados Unidos sobre el Cáncer Colorrectal recomendó que el cribado comenzara a los 45 años en los estadounidenses negros y a los 50 en otros grupos.

Esto se debe a que los estadounidenses de raza negra son más propensos a contraer y morir de cáncer colorrectal. En su nueva recomendación, el grupo de trabajo citó las tasas de cáncer colorrectal de 2013 a 2017 que muestran 43,6 casos por cada 100.000 adultos negros, en comparación con 37,8 casos por cada 100.000 adultos blancos.

El USPSTF dijo que no pudo hacer una recomendación separada y específica sobre las pruebas de detección del cáncer colorrectal en adultos negros debido a la evidencia limitada.

«Nadie sabe la respuesta definitiva a por qué los estadounidenses negros parecen sufrir una cantidad excesivamente mayor de casos de cáncer colorrectal», dijo a CNN el doctor Carl Crawford, gastroenterólogo del NewYork-Presbyterian y del Weill Cornell Medicine. «No está claro si la razón de esto es que las tasas de revisión son más bajas, el seguimiento después de la revisión o el tipo de tratamientos que reciben estos pacientes».

Crawford dijo que es necesario investigar más sobre estas disparidades.

«Puede que no sean solo factores genéticos», dijo. «Puede haber más cuestiones ambientales o de acceso al sistema de salud que realmente no hemos sido capaces de identificar».

«Es una bomba de tiempo con una mecha de 10 años»

Barry dijo que espera que la nueva guía impulse la realización de pruebas de detección para todos los grupos y edades incluidos en la recomendación. El grupo de trabajo señaló que, en 2018, el 31% de los adultos elegibles no se habían mantenido al día con las pruebas de detección de cáncer colorrectal. Eso fue antes de que cantidades de personas omitieran los exámenes de cáncer, junto con otras medidas de atención preventiva, durante la pandemia de coronavirus.

Otro daño del covid-19: menos detecciones de cáncer (junio de 2020) 4:36

«Creo que el retraso en las pruebas de detección debido al covid-19 es una bomba de tiempo con una mecha de 10 años», dijo el Dr. Michael Zinner, CEO y director médico ejecutivo del Instituto del Cáncer de Miami de Baptist Health.

«Durante el punto máximo de la pandemia, nos enteramos de que las pruebas de colonoscopia se habían reducido en un 85% con respecto a los valores de referencia del año anterior», señaló. «Cuando esto se modela a lo largo del tiempo, la modelización dice que en 10 años podríamos predecir 4.000 muertes adicionales por cáncer de colon».

Los médicos instan a los pacientes a que se pongan al día con las revisiones que se han perdido, especialmente ahora que cada vez más estadounidenses se vacunan contra el coronavirus.

«Tengo pacientes que se ponen en contacto conmigo y me piden que programe su colonoscopia para una fecha dos semanas después de la segunda dosis de su vacuna», dijo Lebwohl. «Tienen mucha intención de hacerlo».

Existen varias opciones de pruebas de detección del cáncer colorrectal, como las colonoscopias y las pruebas fecales.

«En base a la evidencia, hay muchas pruebas disponibles que pueden detectar eficazmente el cáncer colorrectal, y la prueba correcta es precisamente la que se hace», dijo en un comunicado Martha Kubik, miembro del USPSTF, profesora y directora de la Escuela de Enfermería en la Facultad de Salud y Servicios Humanos de la Universidad George Mason.

–Jacqueline Howard de CNN contribuyó con este reportaje.