CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Ejercicio y bienestar

Interactuar con perros puede afectar múltiples áreas del cerebro, según estudio

Por Melissa Velásquez Loaiza

(CNN) -- Si te relajas jugando con perros o viendo sus adorables videos en las redes sociales, podrías estar haciendo algo bueno para ti.

Interactuar con perros de esa manera puede fortalecer las ondas cerebrales de las personas asociadas con el descanso y la relajación, según un pequeño estudio publicado este miércoles en la revista PLOS One.

Múltiples estudios demostraron los beneficios emocionales, fisiológicos y cognitivos de las interacciones con animales, especialmente perros, como un aumento de la energía, emociones positivas aumentadas o un menor riesgo de pérdida de memoria. Es por eso que las intervenciones de salud asistidas por animales se están utilizando cada vez más en diversos campos, dijeron los autores del estudio.

perro cerebro bienestar

Jugar con tu perro puede no ser solo bueno para tu mascota, también podría beneficiar tu salud emocional, según un nuevo estudio. (Crédito: Goodboy Picture Company/E+/Getty Images)

Estudios anteriores a menudo tomaron "un enfoque holístico, comparando el estado de ánimo o los niveles de hormonas de las personas antes y después de pasar tiempo con un perro", dijo el primer autor del estudio, Onyoo Yoo, estudiante de doctorado en el departamento de bio y convergencia de sanación en la escuela de posgrado de la Universidad Konkuk en Seúl, por correo electrónico.

En este nuevo estudio, Yoo y colegas buscaron descubrir cómo se veía afectado el estado de ánimo por actividades específicas, en lugar de solo la interacción general con un perro, tanto midiendo objetivamente la actividad cerebral como preguntando a los participantes sobre sus emociones subjetivas.

El estudio involucró a 30 adultos sanos que tenían un promedio de unos 28 años y que fueron reclutados de salones de mascotas y una escuela de peluquería canina en Seongnam, Corea del Sur, entre mayo y junio de 2022.

publicidad

En una habitación sencilla y tranquila en una academia de peluquería local, cada participante realizó ocho actividades con un poodle estándar hembra de 4 años, bien entrenada, propiedad del autor principal del estudio. Las actividades incluyeron conocer, jugar, alimentar, masajear, acicalar, fotografiar, abrazar y pasear al perro.

Antes de que comenzaran las actividades, los participantes se sentaron y miraron la pared durante tres minutos para minimizar cualquier estimulación que pudiera contaminar los resultados. Los autores midieron las ondas cerebrales de los participantes, utilizando pruebas de electroencefalograma, o EEG, durante tres minutos durante cada actividad.

Un EEG es una prueba no invasiva que mide la actividad eléctrica en el cerebro utilizando pequeños discos de metal llamados electrodos, que se colocan en el cuero cabelludo. Estas pruebas proporcionan "una visión rápida y precisa de los procesos inconscientes que la auto-revelación no puede descubrir", dijo Yoo.

estudio bienestar perros

Un participante del estudio acaricia al caniche involucrado en la investigación. (Crédito: EurekAlert/PLoS One Journal/Konk)

Después de cada tarea, los autores dieron a los participantes un par de minutos para responder cuestionarios sobre sus estados emocionales. Todo el proceso duró alrededor de una hora.

Diferentes actividades tuvieron efectos variables en las ondas cerebrales de los participantes. Jugar y pasear con un perro aumentó la fuerza de las oscilaciones de la banda alfa, encontraron los autores, lo que generalmente indica estabilidad y relajación. La actividad de ondas alfa se relaciona con una mejora de la memoria y una reducción del estrés mental, según el estudio.

Acariciarlo, jugar y masajear suavemente al perro se relacionaron con una mayor oscilación de la banda beta, que se asocia con una mayor atención y concentración. Los participantes también se sintieron significativamente menos deprimidos, estresados y fatigados después de interactuar con el caniche.

Dado que gran parte de la investigación en este campo ha sido anecdótica o subjetiva, aunque no sorprendente, "es súper emocionante" que el nuevo estudio proporcione más información sobre exactamente cómo pueden estar ocurriendo los beneficios conocidos, dijo la Dra. Colleen Dell, profesora e investigadora en One Health & Wellness en la Universidad de Saskatchewan en Canadá, por correo electrónico.

"Estudiar el área de múltiples maneras, como el EEG y las escalas subjetivas, es realmente importante", dijo Dell, quien no estuvo involucrada en el estudio.

Cómo afecta al cerebro el contacto con los perros

Si bien no todos los participantes tenían mascotas propias, "su afecto por los animales probablemente motivó su disposición a participar en el experimento, potencialmente sesgando los resultados", dijo Yoo. "La terapia asistida por animales puede ser muy beneficiosa para las personas que disfrutan estar cerca de los animales".

Más allá de los cambios en la actividad cerebral observados en el estudio, "este estudio no fue diseñado para determinar qué mecanismos podrían vincular las interacciones con las mascotas a los cambios observados en la actividad cerebral", dijo la Dra. Tiffany Braley, profesora Holtom-Garrett de Neurología en la Universidad de Michigan, quien no estuvo involucrada en el estudio.

Sin embargo, la corteza prefrontal, una de las regiones examinadas en este estudio, "se cree que está involucrada en el procesamiento emocional y social, ofreciendo la posibilidad de que el vínculo emocional o social con los animales podría afectar la actividad en esta región", agregó Braley por correo electrónico. "Además, estudios anteriores han sugerido que la reducción de los niveles de cortisol y las elevaciones en la oxitocina pueden desempeñar un papel en los cambios fisiológicos asociados con las interacciones humanas-animales".

El estudio tuvo algunas debilidades, dijeron los expertos, como el bajo número de participantes del estudio y el hecho de que no tenían condiciones mentales, médicas o neurológicas, que podrían beneficiarse más de este tipo de intervenciones, dijo Braley. Además, el estudio no tenía un grupo de control para ver si las acciones, cuando se hacían con un humano en lugar de con un perro, tendrían beneficios similares.

"Será importante confirmar la validez de estos hallazgos en futuros estudios", dijo Yoo.

Cómo la investigación perruna a tu vida

Aunque se necesitan más estudios, si ya tienes un perro, ahora hay más evidencia que respalda el beneficio de las interacciones con tu mascota, dijeron los expertos.

La mayoría de estas actividades probablemente sean disfrutadas por tu perro, dijo Dell, pero presta atención a lo que no les gusta, algunos perros no les gusta que los abracen, por ejemplo.

Si quieres adoptar un perro, hay varias cosas que debes considerar. Necesitarías dinero extra para al menos suministros para mascotas, cuidado de la salud, juguetes, comida y cuidado de mascotas, todo lo cual puede sumar cientos o miles de dólares al año. Si adoptas un cachorro, necesitará que lo entrenes, y cualquier mascota nueva necesitaría adaptarse a un nuevo entorno independientemente de su edad. Luego está el tiempo de calidad que necesita un perro de manera regular.

Si no estás listo para una mascota pero aún quieres obtener los beneficios para la salud emocional, es posible que desees probar jugando con la mascota de un ser querido o visitar un refugio local o una tienda de mascotas que permita jugar con los perros aunque no vayas a adoptarlos. Hacerlo se anima especialmente en lugares con muchos cachorros ya que el tiempo de calidad ayuda a socializarlos.

Es importante reconocer el bienestar del perro, dijo Dell, "porque si el perro no está sano y feliz, entonces tampoco pueden participar plenamente en la intervención".