Arizona quiere que los directores de escuela lleven armas
27 diciembre 2012
12:30 PM ET

Arizona quiere que los directores de escuela lleven armas

(CNN) — El procurador general de Arizona propone armar al director o a un empleado en cada escuela para defenderla contra ataques como el ocurrido recientemente en una escuela de Connecticut.

“La solución ideal sería tener un policía armado en cada escuela”, afirmó el procurador general Tom Horne en un comunicado de prensa. Pero los recortes en los presupuestos han limitado el número de escuelas en Arizona con oficiales en los campus, aseguró.

“La siguiente mejor solución”, según Horne, “es tener una persona en la escuela entrenada para manejar armas, para manejar situaciones de emergencia, y que tenga un arma de fuego en un lugar seguro”.

Un atacante equipado con un rifle semiautomático y otras dos armas mató el pasado 14 de diciembre a 26 personas, incluyendo 20 niños, en la escuela Sandy Hook de Newtown.

Horne comparó el programa adoptado por la Administración para la Aviación Federal luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001, que permitió a los pilotos armarse.

Una escuela sería invitada a enviar al director o a otra persona designada a entrenar en el uso de armas y sobre cómo manejar emergencias como la ocurrida en Newtown, según Horne, cuya oficina supervisaría el entrenamiento gratuito con la ayuda de la oficina del alguacil.

“El individuo designado (no más de uno por escuela) estaría autorizado a mantener el arma en resguardo en un lugar seguro, y tendría comunicación adecuada para ser alertada de una emergencia en cualquier parte de la escuela”, según el procurador.

Varios alguaciles de Arizona apoyan la medida, según Horne. La legislación que la permitiría sería presentada por los líderes republicanos en la Cámara de Representantes del estado, afirmó.

"Esta propuesta representa un justo medio entre dos extremos", dijo Horne. "Un extremo es permitir a todos los profesores llevar armas a la escuela, lo que podría crear más peligros que los que impediría. El otro extremo es no hacer nada, y todo el mundo se arrepentirá si un incidente prevenible como el de Newtown ocurre en el futuro".

Este planteamiento es precisamente lo contrario de lo que se proponía Barack Obama cuando aseguró que de plantean modificar la legislación sobre la tenencia de armas en EEUU.

Esta semana se han puesto en marcha varias medidas en favor del control de las armas como la desarrollada en la ciudad de los Ángeles, que cambiaba armas por vales de supermercado. La policía de la ciudad ha logrado sacar de la circulación más de 8.000 pistolas y rifles desde que puso en marcha esta iniciativa en 2009.