(CNN) - El exasesor de campaña de Trump, Roger Stone, negó un informe el martes de que les habría dicho a los asociados que estaba en contacto con el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, en 2016.

Una fuente anónima le dijo a The Washington Post que Stone mantuvo una conversación telefónica con Assange en la primavera de 2016. Antes de conocer públicamente las filtraciones de correo electrónico demócratas, Stone le dijo a la fuente que supo que WikiLeaks había recibido correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata y del director de campaña de la candidata demócrata Hillary Clinton, John Podesta.

Durante la campaña, Stone dijo en entrevistas y discursos que estaba en contacto con WikiLeaks, y publicó tuits en octubre de 2016 que aparentemente predijeron las filtraciones de Podesta. El informe del diario The Washington Post sugiere que, además de estas declaraciones públicas, Stone fue aún más sincero en las conversaciones privadas sobre los vínculos con WikiLeaks.

Sam Nunberg, el asesor de Trump que la semana pasada dijo que no cumpliría con la petición del fiscal especial Robert Mueller de entregar sus correos electrónicos relacionados con la campaña (más tarde se retractó), también le dijo al Post que Stone tenía contacto con Assange en 2016.

LEE: Trump afirma que Obama ordenó la investigación a Rusia para desacreditar la campaña

Roger Stone, exasesor de Donald Trump

En el programa Anderson Cooper 360 de CNN, el lunes por la noche, Nunberg dijo que Stone, a quien llamó su mentor, era "un sujeto" en la investigación del fiscal especial.

"Creo que es bastante obvio que me están preguntando sobre Roger Stone y Julian Assange", dijo Nunberg, y agregó: "Por lo menos, él es un sujeto".

Stone, quien sirvió poco tiempo como asesor de campaña de Trump al inicio de la misma, negó el contacto con Assange. Ello, pese a anteriores veces en que dijo públicamente que habló con él. En tanto, WikiLeaks ha dicho que nunca ha estado en contacto con Stone. No obstante, The Atlantic informó en febrero que Stone y WikiLeaks sí intercambiaron mensajes privados y directos por Twitter.

En noviembre, CNN informó que Stone estaba en contacto con Randy Credico, una figura de la radio de Nueva York, a quien Stone se refirió con un intermediario entre él y Assange, según fuentes cercanas al hecho. Stone insistió en que no había nada inapropiado en su acercamiento. Credico entrevistó a Assange y lo visitó en persona.

Stone dijo en su declaración del martes que "la confirmación de Credico de que WikiLeaks publicaría un material no específico fue de antes de su reunión y primer entrevista con Assange.

LEE: Judíos o minorías estarían tras interferencia en elecciones de Estados Unidos, dice Putin

Stone también tuiteó mensajes condenables antes de las filtraciones, incluyendo uno que decía "La explosión se acerca #Enciérrenlos" dos días antes de que WikiLeaks publicara una serie de correos electrónicos de Podesta.

Manu Raju, Jeremy Herb y Marshall Cohen de CNN contribuyeron a este informe.