Nota del editor: Paul Callan es analista legal de CNN, exfiscal de homicidios de Nueva York y actual abogado en la firma Edelman & Edelman PC de Nueva York, que se enfoca en casos de condenas por negligencia y derechos civiles. Síguelo en Twitter como @paulcallan. Las opiniones expresadas en este comentario son suyas.

(CNN) - El abogado de Stormy Daniels, Michael Avenatti, tiene un talento único para alborotar con la publicidad relacionada con la actriz porno, su polémica cliente. En una entrevista con Chris Cuomo de "New Day" de CNN, dijo que otras seis mujeres habían presentado testimonios de relaciones sexuales con el presidente Donald Trump y que su oficina estaba en las "primeras etapas de examinar esas historias". Avenatti también afirmó que dos de las mujeres tienen acuerdos de silencio.

Avenatti también le dijo a Cuomo que Stormy Daniels ha recibido amenazas físicas y que ella dará a conocer más detalles en una entrevista al programa "60 Minutes", a emitirse a fines de este mes. No obstante, Avenatti no precisó si quien amenazó a Daniels fue alguien cercano al presidente. Luego le dijo a CNN que no podía responder una pregunta sobre si él o Daniels presentaron una denuncia policial al respecto.

Si lo dicho por Avenatti es cierto, quizás sea hora de que el fiscal especial Robert Mueller se reúna con Stormy Daniels. Su investigación debe centrarse en posibles violaciones a las leyes electorales relacionadas con el pago de 130.000 dólares que se le dio a la actriz porno a cambio de su silencio.

LEE: Donald Trump pide consejos sobre el caso Stormy Daniels

La compra del silencio de Daniels, y tal vez del de otras mujeres, puede ser vista por el equipo de Mueller como contribuciones de campaña no reportadas si el pago se hizo para proteger la candidatura presidencial de Trump. Ello puede verse como un delito civil o criminal.

trump-stormy-mueller

Una amenaza de "daño físico" para evitar que un posible testigo dé información relevante a los investigadores criminales constituiría una clara obstrucción a la justicia y también podría violar otras leyes penales estatales y federales.

Michael Cohen, abogado personal del presidente, y quien se define como "un pitbull", admite haber creado una corporación en Delaware, Essential Consultants LLC, para pagar a la estrella pornográfica 130.000 dólares a cambio de que nunca hable de encuentros sexuales, algo que, afirma Cohen, el presidente "niega vehementemente".

Más extraño aún, el acuerdo en detalles insoportables requiere que la señora Daniels debe entregar al presidente "cada copia existente de todas... imágenes de video, imágenes fijas, mensajes de correo electrónico... o cualquier otro tipo de creación por DD" (el presidente). (ver la sección 3.1 del acuerdo de conciliación).

LEE: Stormy Daniels ofrece devolver dinero de 'acuerdo de silencio' para hablar libremente

Más tarde, el acuerdo define "información confidencial" como "toda la información intangible perteneciente a DD" (el presidente) ... incluyendo, entre otros, cualquiera de sus supuestas compañeras sexuales, presuntas acciones sexuales o presunta conducta sexual o temas relacionados". (Ver el punto 4.1 del acuerdo).

Para traducir el argot legal, parecería que el abogado personal del presidente buscaba el silencio de Stormy Daniels, así como copias y la no divulgación de imágenes, fotografías y videos del presidente involucrado en una conducta sexual que él dice que nunca existió.

Esto parece ser un gran negocio para la señora Daniels, quien, si le creemos al señor Cohen, recibió 130.000 dólares para entregar nada, ya que el presidente nunca tuvo una aventura con ella.

Sin embargo, ella ha contratado abogados para poner fin al acuerdo.

Ella bien puede creer que puede ganar mucho más de 130.000 dólares si comercializa la historia de una aventura con el presidente Donald Trump. Y, por supuesto, el cielo es el límite en cuanto a ingresos si tiene al señor Trump en un video.

El abogado Cohen agrega otro detalle curioso que indica que él ha pagado la tarifa completa de 130.000 dólares: dijo haber obtenido el dinero a través de una línea de crédito en el que puso su casa de garantía hipotecaria. Ni la campaña Trump ni la "Organización Trump" estuvieron involucradas, asegura.

LEE: ¿Por qué el escándalo de Stormy Daniels impactará la investigación sobre Rusia?

Probablemente, Cohen afirmará que no violó personalmente las leyes federales de campaña electoral porque actuaba como amigo personal de Donald Trump, protegiendo la reputación de su amigo, lo que imita la defensa exitosa en el juicio de John Edwards. "Friends of Edwards" ("Amigos de Edwards") había contribuido con casi un millón de dólares para ocultar a la amante embarazada del candidato, mientras Edwards buscaba ser candidato a la presidencia.

Edwards obtuvo una absolución parcial en el juicio —con el cargo de que violó las leyes de campaña— y los fiscales se negaron a procesar los cargos penales restantes sobre los que el jurado no había podido llegar a un veredicto.

Si Stormy Daniels revela en su entrevista a "60 Minutes" los detalles de sus supuestos encuentros sexuales con el presidente Trump, ella bien podría enfrentar una demanda por daños de hasta 20 millones de dólares bajo los términos de su acuerdo de confidencialidad con Essential Consultants LLC. Este acuerdo aún no ha sido declarado ilegal por tribunal alguno.

La verdadera pregunta, sin embargo, es si Robert Mueller considerará el acuerdo como una violación criminal de las leyes electorales de Estados Unidos. Si lo hace, el acuerdo de confidencialidad puede tener un impacto en el señor Trump similar al impacto que tuvo un vestido azul muy famoso en Bill Clinton.

LEE: El caso de Trump y la actriz porno: ¿por qué no despierta más interés?