(CNN) - El presidente de EE.UU., Donald Trump, ofreció una visión optimista este miércoles de sus conversaciones planeadas con el líder norcoreano Kim Jong Un, insistiendo en que está posicionado para lograr lo que sus predecesores no pudieron.

MIRA: El director de la CIA Mike Pompeo se reunió en secreto con el líder de Corea del Norte Kim Jong Un

Aún así, dijo que estaría dispuesto a levantarse y abandonar la tan anticipada cumbre en caso de que la reunión no cumpliera con sus expectativas.

"Si no creemos que va a tener éxito, no lo tendremos", dijo el presidente, junto a su homólogo japonés en la propiedad frente al mar de en Mar-a-Lago. "Si la reunión cuando estoy allí no es fructífera, abandonaré respetuosamente la reunión".

"Me gusta siempre ser flexible", dijo Trump. "Seguiremos siendo flexibles aquí".

Trump también sostuvo que su posición negociadora con Pyongyang sigue siendo más fuerte que nunca.

"Nunca hemos estado en una posición como esta con ese régimen, ya sea padre, abuelo o hijo", dijo.

MIRA: ¿Qué cambió en las relaciones de Corea del Norte con el mundo?

Trump, quien inesperadamente estuvo de acuerdo con empezar conversaciones con Kim el mes pasado, siguió adelante con sus planes, a pesar de las preocupaciones de aliados regionales como el primer ministro japonés Shinzo Abe, quien llegó a la Florida esta semana para advertir a Trump que las conversaciones anteriores con Corea del Norte fracasaron.

Los dos hombres hablaron sobre el asunto este martes junto a los principales asesores de seguridad nacional. Las conversaciones de este miércoles se centraron en el comercio, incluida la posibilidad de eximir a Japón de los nuevos aranceles estadounidenses a las importaciones de acero y aluminio.

En el medio, Trump y Abe disfrutaron de una ronda de golf de casi cinco horas en el cercano Trump International Golf Club.

Ambos hombres mostraron exhibiciones de bonhomía durante su extenso tiempo juntos. Abe rutinariamente se refirió al presidente como "Donald", mientras que Trump expuso sobre la amistad que ha desarrollado con el líder japonés. Pasearon por el césped del croquet Mar-a-Lago con sus esposas antes de la cena del martes.

Pero las tensiones eran visibles. Durante las declaraciones antes de las conversaciones comerciales de este miércoles, Trump emitió una severa advertencia sobre prácticas económicas injustas y prometió defender a los trabajadores estadounidenses. Y prestó poca atención a las advertencias de Abe sobre Corea del Norte, indicando que los preparativos para las conversaciones avanzan rápidamente.