Ola de calor en Pakistán deja más de 300 muertos

(CNN)– Más de  300 personas han muerto en una ola de calor de tres días que afecta a la mayor ciudad de Pakistán, Karachi, según medios locales.

Un portavoz del Ministerio de Salud en la provincia de Sindh dijo a CNN que 323 personas habían muerto en Karachi como resultado de la ola de calor.

El ministerio también dijo a CNN que el número de pacientes tratados en el hospital Jinnah, el más grande de la ciudad, es de 2.360.

Más personas, incapaces de llegar a un hospital, podrían haber muerto en su casa. Al menos una morgue de la ciudad está saturada, informó la afiliada de CNN Geo.tv.

La cantidad de muertes varían en los informes de los distintos medios locales.

El gobierno de la provincia de Sindh declaró el estado de emergencia en todos sus hospitales públicos, canceló las licencias de personal médico y está consiguiendo más suministros médicos.

Las temperaturas récord probablemente traerán más muertes antes de que bajen las temperaturas, lo que se prevé para más adelante esta semana.

La temperatura del sábado llegó a 44,8 grados, la más alta registrada en Pakistán en los últimos 15 años. El gobierno pakistaní dijo que la temperatura más alta registrada en Pakistán fue de 47,8º en mayo de 1938.

Las obligaciones Ramadán añaden presión

Los ciudadanos de este país predominantemente musulmán están celebrando el Ramadán, el mes sagrado cuando fieles musulmanes en todo el mundo ayunan desde el amanecer hasta la puesta del sol.

Esto significa que, en medio de estas altas temperaturas, los pakistaníes están sin agua y comida durante el día.

Para empeorar las cosas, Karachi está lidiando con frecuentes cortes de energía, ya que las redes eléctricas no son capaces de seguir el ritmo de la demanda en una ciudad de 20 millones de habitantes.

 

El mes pasado, una ola de calor azotó la India, causando la muerte de más de 1.000 personas en una semana.

Sophia Saifi reportó desde Islamabad; Ralph Ellis escribió desde Atlanta.

Hombres armados atacan autobús en Pakistán y matan a 42 personas

(CNN)– Hombres armados atacaron este miércoles un autobús en la ciudad pakistaní de Karachi, matando a 42 personas y dejaron heridas a otras 20.

El autobús transportaba a hombres, mujeres y niños de la comunidad musulmana ismaelita, dijo Ahmed Chinoy, un mando de la policía en Karachi, la ciudad más grande y poblada de Pakistán.

Los seis atacantes utilizaron pistolas para disparar a las personas en el autobús, dijo la policía.La mayoría de las víctimas recibió disparos en la cabeza.

Tras el ataque, el autobús -lleno de agujeros de bala por un lado- fue llevado hasta el aparcamiento de un hospital local.

Los miembros de la comunidad ismaelita son una vertiente del chiismo. Los chiitas son víctimas de regulares ataques sectarios en el mayoritariamente sunita Pakistán.

A diferencia de algunos otros otros chiitas, los ismaelitas no habían sido objetivos de los militantes pakistaníes previamente.

"Este es el primer incidente de este tipo hacia la comunidad ismaelita", dijo Zohra Yusuf, presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Pakistán. "Nada en esta escala nunca se había visto antes".

El grupo militante Jundallah reclamó la autoría del ataque, dijo Ahmad Marwat, un portavoz del grupo.

 

Dos embajadores mueren en accidente de helicóptero en Pakistán

(CNN) - Los embajadores de Noruega y Filipinas en Pakistán, y las esposas de los embajadores de Indonesia y Malasia para ese mismo país están entre las víctimas del accidente del helicóptero militar que cayó a tierra este viernes.

La aeronave se estrelló en un colegio en la parte norte de Pakistán, según reporta la oficina de Asuntos Exteriores de ese país. En el accidente también murieron los dos pilotos. Entre los heridos se encuentran los embajadores de Holanda y Polonia.

Dos pilotos paquistaníes y cuatro extranjeros murieron en el accidente, dijo el vocero militar Asim Bajwal en su cuenta de Twitter. Trece personas sobrevivieron, según comunicaron fuentes oficiales.

Bajwal tuiteó que el helicóptero que tuvo un “aterrizaje forzoso”, era uno de los tres que estaban llevando visitantes al Valle de Naltar en Paquistán. Las otras dos aeronaves aterrizaron a salvo.

El Primer Ministro Nawaz Sharif dijo que pidió a los cuerpos de rescate ofrecer el mejor tratamiento médico a los sobrevivientes.

“El Primer Ministro ha extendido sentidas condolencias por el triste fallecimiento de los embajadores y las esposas de dos de ellos en el accidente del helicóptero”, dijo su oficina en un comunicado. “También expresó preocupación por quienes resultaron heridos y rezó por su pronta recuperación”.

Los talibanes se adjudicaron la responsabilidad del siniestro, pero el vocero militar Bajwal afirmó que se trató de un asunto técnico.

Un testigo dijo que había visto cómo se estrelló el helicóptero en el edificio del colegio, a lo que le siguió un incendio. La aeronave se vino abajo en Naltar, en la región de Gilgit de Pakistán.

El helicóptero hacia parte de un viaje que llevaba a diplomáticos y sus familias en un tour de cuatro días por la región para intentar promover el turismo. Naltar es una zona famosa por sus paisajes de montañas y lagos.