Niegan la libertad condicional a "Kim Dotcom", el fundador de Megaupload

(CNN) — Un tribunal de Nueva Zelandia negó este martes la libertad condicional a Kim Schmitz, el fundador del sitio de almacenamiento Megaupload, quien deberá permanecer bajo custodia hasta el 22 de febrero, cuando se celebrará su próxima audiencia.

Schmitz, mejor conocido por pseudónimo en internet "Kim Dotcom", enfrenta una posible extradición a Estados Unidos, donde sería juzgado por violación a los derechos de propiedad intelectual por su responsabilidad al frente de Megaupload, que permitía descargas de materiales protegidos.

La justicia estadounidense podría castigar a Schmitz hasta con 50 años de cárcel.

Las autoridades de Estados Unidos desconectaron Megaupload la semana pasada y anunciaron cargos contra "Dotcom" y otras seis personas relacionadas con el sitio, a quienes acusaron de operar una “empresa del crimen organizado internacional responsable del pirateo masivo en línea de obras protegidas en todo el mundo”.

El golpe provocó la ira y reacción de Anonymous, que conctraatacó varios sitios del gobierno de EE.UU. y los dejó fuera de linea.

Cuatro de los acusados, incluyendo a Dotcom, fueron arrestados en Nueva Zelandia a solicitud del gobierno estadounidense. La policía de Nueva Zelandia detuvo a Dotcom el viernes en un cateo en su mansión en el área de Auckland, la ciudad más grande de Nueva Zelandia.

En una audiencia abarrotada, el abogado de Schmitz, Paul Davison, aseguró este martes que su cliente era inocente y merecía recibir la libertad condicional.

“El señor Dotcom niega enfáticamente cualquier conducta criminal o mala acción, y niega la existencia de cualquier megaconspiración”, dijo a la corte Davison.

Los fiscales neozelandeses, actuando de parte de las autoridades estadounidenses, argumentaron que la solicitud de libertad condicional de Dotcom debía ser negada debido a que representa un riesgo “extremo” de escape. Schmitz es residente de Nueva Zelandia y Hong Kong.

Los usuarios de Megaupload —ubicado en el lugar 72 de los sitios con mayor tráfico mundial antes de ser clausurado— podían compartir y descargar archivos, muchos de ellos sin autorización legal, de acuerdo con las autoridades de Estados Unidos.

La operación de Megaupload había generado más de 175 millones de dólares en ganancias ilegales a través de publicidad, pagos y membresías, según Estados Unidos. Las autoridades decomisaron servidores y nombres de dominios de la compañía y congelaron 50 millones de dólares en bienes.

El abogado de Schmitz aseguró esta semana que, sin acceso a sus bienes o documentos de viaje, Dotcom no tiene la capacidad de escapar. Además, agregó que su cliente desea permanecer en Nueva Zelandia con su esposa embarazada y sus hijos.

El abogado criticó la “agresiva” aproximación de la policía y las autoridades al acusar y detener a Dotcom, asegurando que ha “amplificado la naturaleza y gravedad de la ofensa de su acusado más allá de cualquier realidad”.

El proceso de Schmitz ocurre en medio de debates en Estados Unidos para combatir la piratería en internet con medidas como las iniciativas legales SOPA y PIPA, que opositores han calificado de censura.