Cinco estadounidenses y un afgano son investigados por la quema de coranes

KABUL, Afganistán (CNN) — La reciente quema de copias del Corán en una base de la OTAN en Afganistán involucra a cinco soldados estadounidenses y un traductor local, de acuerdo con un funcionario de la OTAN familiarizado con las investigaciones.

Los libros quemados se encontraban entre varios materiales religiosos incautados y guardados en los centros de detención en el aeródromo de Bagram, la semana pasada.

Una multitud de afganos protestaron en las calles tras el incidente, lo que llevó a que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidiera disculpas a su homólogo afgano, Hamid Karzai, con el argumento de que la incineración fue un error involuntario.

El debate sobre la quema ha provocado una serie de protestas y ataques que han dejado al menos 39 personas muertas, entre ellas cuatro soldados estadounidenses. Cientos más han resultado heridos por los disturbios.

Un hombre vestido con un uniforme del Ejército Nacional Afgano mató a dos soldados estadounidenses la semana pasada en una base en el este de Afganistán.

Y el fin de semana pasado, dos altos funcionarios estadounidenses fueron asesinados adentro del Ministerio del Interior afgano, cuando un joven oficial de inteligencia disparó su arma sobre ellos.

Además, un atentado suicida con bomba este lunes en un aeródromo militar en el este de Afganistán mató a nueve personas e hirió a 12, dijo la policía afgana.

Las autoridades del país han sugerido que los ataques son una respuesta a la quema del Corán. Y tanto ellos como la OTAN investigan el incidente para tomar medidas.

"La investigación conjunta actual se ha completado", dijo el teniente coronel Jimmie Cummings, vocero de la Fuerza Internacional de Seguridad y Asistencia.

"Ahora está en revisión legal y luego el general John Allen tendrá que revisar y tomar una decisión sobre las investigaciones. Él estará buscando recomendaciones de los investigadoresde de Estados Unidos y Afganistán", agregó.